Asesinato del alcalde de Villarcayo.

acta de entregaHoy se cumplen 80 años del asesesinato del que fue alcalde de Villarcayo y diputado a Cortes ELISEO CUADRAO.

El 3 de agosto de 1936 es entregado al Jefe del grupo de Falange Española para su traslado a Pamplona con una orden del Gobernador Civil de Burgos, Fidel  Dávila. Tal conducción no llegó a su destino,  fueron fusilados en el camino, presumiblemente en el alto de la  Brújula junto a la carretera N-I.

Lo podéis leer en: Asesinato de Eliseo Cuadrao. La saca.

Publicado en E) Preguntas para responder, H)Lugares del horror, J) Personas | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Veraneando, se va el tiempo volando.

Toca un receso veraniego a este blog, y como dice el refrán es un tiempo breve, al revés que el invierno, que se hace eterno. Aprovechamos esta entrada para solicitaros vuestra colaboración: por un lado difundiendo y por otro ayudándonos a recopilar información.

Como siempre, os sugerimos aprovechando estos días sin stress y  de vuelta al pueblo, que habléis con vuestros mayores. ¡Qué hagáis memoria con ellos y ellas! Hacer memoria es un trabajo en común, colectivo.

foto robada en radio Valdivielso

Magnífica foto de estío en Las Merindades, tomada a Radio Valdivielso.

En lo primero que os pedimos ayuda, es en una pequeña idea de hemeroteca. Después del verano, tenemos intención en ir publicando, mes a mes, lo que tenemos de prensa de la época sobre la zona (poca cosa, pero…). El objetivo es ir poniendo las teselas del mosaico de Las Merindades para conocer los años treinta,  ¿Por qué llega la República? ¿Qué factores en nuestra comarca de Las Merindades nos pueden lleva a la guerra civil? ¿Qué ocurrió para justificar el levantamiento? Qué reflejo tiene en Las Merindades ese momento clave de la historia de España donde no solamente se establece por primera vez un régimen plenamente democrático, si no que de manera firme se intentó caminar hacia un País más libre, igualitario y fraterno.

Empezaríamos en septiembre por enero de 1930, en octubre febrero de 1930, y así sucesivamente…. con  los recortes de presa sobre Las Merindades, de momento se han mirado los siguientes periódicos: El Liberal, Diario de Burgos, Gaceta del Norte y Noticiero Bilbaíno.  La dificultad  reside en que realmente los pobres no tenemos historia, de los pequeños aparecen pocos reflejos en la prensa. Pero recoger información que haya nos va a ayudar a ver que Las Merindades no era una comarca fuera del mundo, si no que estaba profundamente imbricada con su tiempo, a pesar de los caciques y la iglesia.

ALGUNAS OTRAS TAREAS :

De tiempo anterior tememos un guión para la época franquista y por otro lado el listado de las personas represaliadas o muertas de los pueblos, para ir completando sus biografías.
EL FRANQUISMO DE 1940 A 1950 EN LAS MERINDADES.

Son unos cuantos los municipios de Las Merindades de los que carecemos de información sobre los alcaldes y concejales de los años 30 y que agradeceríamos una ayuda. Si tuvieséis un rato se trataría de mirar en los archivos del Ayuntamiento: los libros de actas, saber u otras documentaciones de interés sobre la época nos faltan de conseguir  información:  Alfoz de Bricia, Alfoz de Santa Gadea, Los Altos, Berberana, Cillaperlata, Frías,, Jurisdicción de San Zadornil, Medina de Pomar, Merindad de Cuesta Urria, Merindad de Valdivielso, Partido de la Sierra en Tobalina, Trespaderne, Valle de Manzanedo, Valle de Tobalina, y Valle de Valdebezana. ¿Puedes ayudarnos? ALCALDES DE LA REPÚBLICA EN LAS MERINDADES

Hace tiempo, escribimos una serie de propuestas para colaborar y actuar. TOMA PARTIDO, HAZ ALGO!

Os dejamos recogiendo la cosecha  y nos vemos en septiembre.

Publicado en Propuestas para impulsar | Etiquetado , , , | Deja un comentario

LA “GUERRILLA AZAÑA” y AHEDO DE LAS PUEBLAS

LA “GUERRILLA AZAÑA” (1937-1941) Y SU FINAL EN AHEDO DE LAS PUEBLAS

A primeros de Julio de 1941 la Guerrilla Azaña fue aniquilada en Valdeporres. Hasta bien entrados los años cincuenta no se estructuró otra oposición al franquismo, durante los años cuarenta el movimiento guerrillero fue el intento más serio de oposición al Franquismo; quizás el único.  En los alrededores de las Merindades  tuvieron incidencia  varias  partidas: Los Carabeos, el Cariñoso,  el Joselón,  el Machado, el Gitano, o la del Vasco.

BEJES FIGURA 1Tras la caída de Santander, en  el sur de Reinosa en los montes que comparten Burgos, Palencia y Cantabria. Se formó un grupo de fieles a la República, que decidieron echarse al monte. Su zona de actuación fue casi siempre la de Reinosa, con bases en la Sierra de Híjar y en la Sierra del Cordel.  También batieron la parte norte de la provincia de Burgos (zona de Villarcayo), desde sus bases de la Sierra del Escudo.

Liderados por Juan Gil del Amo, hijo del practicante de los Carabeos, un médico rural, desde la caída de Santander en 1937 estos guerrilleros se habían convertido en un quebradero de cabeza para las autoridades. Este grupo tuvo un par de peculiaridades: por un lado, sus líderes tenían una doble militancia, políticamente en Izquierda Republicana y sindicalmente en la CNT; y por otro, por primera vez utilizaron el concepto guerrilla, eran la Guerrilla Azaña. En cada golpe conseguían un botín: comida, armas, dinero, era lo de menos, ya que lo que de verdad conseguían era asustar y menoscabar la autoridad de las fuerzas de orden público. Llegó a tener más de 20 miembros.

En 1940 se produjo una orden de aniquilar a la  partida de guerrilleros: los principales municipios de las tres provincias vieron incrementado el censo de guardias civiles, con la orden de acabar «con los del monte». Se  puso en marcha un plan sistemático de acción consistente en el aumento y distribución táctica de los efectivos policiales por las comarcas con presencia guerrillera, la división estratégica de las mismas en zonas de operaciones, y las detenciones de familiares y apoyos sociales de los guerrilleros. Teniendo que desplazar su refugio hacia los bosques del Monte Hijedo, desde allí dirigieron sus acciones hacia Valderredible y las comarcas próximas de Burgos y Palencia. Provocando igualmente la realización de atracos para abastecerse, algunos de los cuales incluso afectaron a establecimientos que habían sido regentados por fusilados por el franquismo, lo que nos da prueba de la descoordinación y la actuación desesperada. En la primavera de 1941 la Guerrilla Azaña estaba activa. La ofensiva obtuvo resultados: varios familiares y enlaces de los guerrilleros fueron detenidos, lo que obligó a éstos a exponerse, realizando asaltos a plena luz. Este grupo se dejó sentir en tierras burgalesas en junio de 1941, realizando un atraco en Cigüenza (Villarcayo) con un importe de 36.000 pesetas; el secuestro atraco en Cigüenza (Villarcayo) con un importe de 36.000 pesetas; el secuestro de un vecino de Bilbao que se hallaba tomando baños de sol en Santelices (Valdeporres); y varios atracos más en Quintanas de Valdelucio y en Bricia.

En la madrugada del 1 de julio de 1941, diez guerrilleros de la “Guerrilla Azaña”, volvieron a Valdeporres y penetraron en los pueblos de Pedrosa y Santelices, asaltando varias casas y apoderándose de 18.000 pesetas y de diversas alhajas, tras dejar a los vecinos encerrados y durante horas ambas localidades estuvieron bajo su poder. Entre ellos se encontraba el alcalde y jefe local de Falange de Valdeporres, Venancio Guerra Sáez, que consiguió escapar del encierro, reunir a 14 falangistas y alertar al Gobierno Civil de Burgos. La guardia civil con números de Villarcayo, Quisicedo, Espinosa, Villasana, Soncillo y Cilleruelo, congregó a 34 hombres armados que salieron en persecución de los guerrilleros.

Unas  horas más tarde (2 de julio) una partida de agentes recibió el chivatazo de una niña que cuidaba el ganado, escondidos cerca de Ahedo de las Pueblas (Valdeporres). Cinco de sus miembros murieron abatidos: el líder Juan Gil del Amo y los guerrilleros Manuel “Manolo” de Santander,; Florentino Albillo picado de Vergaño “Teruel”, Joaquín “Quino” de Reinosa; y  el quinto, llamado Vicente Gómez Gómez “El Perro”, de Bolmir (Campoo de Enmedio), al parecer se suicidó al verse acorralado cuando descendía de un tren de viajeros de la línea de La Robla para unirse al grupo.

 

En la operación fueron detenidos otros 4 guerrilleros: Gregorio Rodríguez Ramos de Celada Marlantes; Ursicinio Gutiérrez Allende “Turrupi” de Matamorosa; Antonio Elvira de Hoyos “El chivu de Lantueno” de Reinosa y Ceferino Albillo Picado “Teruel” de San Felices de Castillería. Todos ellos fueron conducidos a Burgos, siendo juzgados sumarísimamente, condenados a muerte y ejecutados el 8 de julio de 1941. Al parecer el único guerrillero que pudo escapar de aquella redada fue Santiago Fernández “El Ramplín”, que logró huir herido hasta las montañas de Campoo, reintegrándose a la guerrilla palentina. El grupo siguió actuando desde sus bases de la Sierra del Escudo por toda la zona, desde Bricia hasta Espinosa.

Ese verano de  1941 el ayuntamiento de Villarcayo felicita al mando teniente del puesto de la Guardia Civil de Medina: Félix Arce que ha llevado a cabo la captura y desaparición de la “Banda de Bandoleros” que merodeaban la comarca a mano armada, cometiendo atracos y perturbando la tranquilidad y sosiego de los pueblos.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Hay historias que se olvidan y otras no. Esta placa permanece, sin ninguna explicaión, en la fachada del antiguo Ayuntamiento de Valdeporres.

GUERRILLEROS ABATIDOS EN AHEDO LAS PUEBLAS

ALBILLO PICADO, Florentino “Teruel”. Natural de Vergaño (San Cebrián de Mudá, Palencia). Hermano de Ceferino Albillo. Miembro de la primera guerrilla campurriana o Guerrilla Azaña. Murió el 1 de julio de 1941 en Ahedo de las Pueblas (Merindad de Valdeporres, Burgos), en un enfrentamiento con la Guardia Civil que se saldó con la muerte de cinco guerrilleros y la detención de otros cuatro. consecuencia de “una refriega con la fuerza pública” (RCMV; COS, pp. 250-251; y GUTIÉRREZ FLORES, pp. 213-214 (libro Campoo). enterrado en el cementerio de Ahedo (Registro Civil de Valdeporres, defunciones, tomo 18, folio 158 vuelta, nº 306).

Gil del Amo, juan (“El hijo del practicante de Carabeos”): nacido en Los Carabeos (Valdeprado del Río, Cantabria) hacia 1912, vecino de Los Carabeos, soltero, labrador, secretario local de Izquierda Republicana (IR) y después dirigente de la “Guerrilla Azaña”, que operaba en la comarca cántabra de Campoo y zonas limítrofes de Burgos y Palencia. Finalmente los miembros de la “Guerrilla Azaña”fueron rodeados en Ahedo de las Pueblas el 1 de julio de 1941 a las 15 horas, resultando muertos Gil del Amo y 4 de sus compañeros, mientras otros 4 fueron detenidos y ejecutados en Burgos el día 8de ese mes (RCMV; COS, pp. 300-301;GUTIÉRREZ FLORES, pp. 210-214 y 419(libro Campoo) y 345 (libro Cantabria); y SAIZ VIADERO, p. 171). Tenía 29 años.

… …, Joaquín (“apodado El Quino”): natural de Reinosa, falleció en Ahedo de las Pueblas el 1 de julio de 1947 a las 15 horas a consecuencia de “una refriega con la fuerza pública”, enterrado en el cementerio de Ahedo (Registro Civil de Valdeporres, defunciones, tomo 18, folio 159, nº 307). (RCMV; COS, p. 315; y GUTIÉRREZ FLORES, pp. 213-214 (libro Campoo).

… …, Manuel (“apodado Manolo”): natural de Santander, miembro de la “Guerrilla Azaña”, falleció en Ahedo de las Pueblas el 1 de julio de 1941 a las 15 horas a consecuencia de “una refriega con la fuerza pública”, enterrado en el cementerio de Ahedo (Registro Civil de Valdeporres, defunciones, tomo 18, folio 158, nº 305). (RCMV; COS, p. 332; y GUTIÉRREZ FLORES, pp. 213-214 (libro Campoo).

Gómez Gómez, Vicente (“El Perro”): nacido en Bolmir (Campoo de Enmedio), hijo de Julián Gómez González y Cecilia Gómez García; casado en Reinosa en 1930, era miembro de la primera guerrilla campurriana liderada por Juan Gil del Amo (“Guerrilla Azaña”), se suicidó al verse acorralado cuando casi todos sus compañeros fueron muertos o apresados en Ahedo de las Pueblas (Merindad de Valdeporres, Burgos) el 1 de julio de 1941 a las 15 horas, falleció a consecuencia de “una refriega con la fuerza pública” (Registro Civil de Valdeporres, defunciones, tomo 18, folio 167 vuelta, nº 323; COS, p. 302; y GUTIÉRREZ FLORES, pp. 213-214 y 406 (libro Campoo) y 322 (libro Cantabria) y Sangre Anarquista

GUERRILLEROS DETENIDOS EN AHEDO LAS PUEBLAS Y EJECUTADOS EL 8 DE JULIO EN BURGOS

ejecutados

Publicado en D) Guerra incivil | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Antonio Sanjuán Cañete, un militar de altura.

Tenemos el   placer de presentaros un trabajo de un familiar del militar republicano Antonio Sanjuán Cañete, que fue teniente coronel de la 55 división de ejército montañes. Os dejamos con este trabajo de José María López-Dafonte Sanjuán

La República de abril abrió un capítulo importante dentro de la historia política y social de España, su corte democrático y pacifista, con sus virtudes y sus defectos  colisionaba con los acontecimientos políticos y económicos que se habían desarrollado a escala internacional. De otro lado, a Franco y a la casta privilegiada les parecía poco su hundimiento, por lo  tanto hicieron hincapié en un régimen de terror “sin garantía alguna de defensa: depurar, purgar, expurgar, liquidar, destruir…fue el léxico en que se fundamentó el Nuevo Estado”.

El apetito de destrucción de Franco “no se sació con los muertos de la Guerra Civil, trató como delincuentes criminales a los perdedores y los hizo merecedores del delito de “reos de rebelión” a través de la Ley de Responsabilidades Políticas de 19 de febrero de 1939, acusándolos de “oponerse al triunfo del Movimiento Nacional”. De la misma manera en marzo de 1940 se reforzó la anterior con la Ley de Represión del Comunismo y la Masonería, y es que “Rusia es culpable” como decía el Cuñadísimo. Asimismo, los hacedores de la santa cruzada estaban convencidos de que la masonería y el espectro anarquista “movidos por ocultos resortes internacionales, eran los causantes de las desdichas históricas de España”.

En noviembre de 1943 se creaba en cada región militar un juzgado especial que debía ocuparse de la ley de represión de la masonería y el comunismo.

Como consecuencia de estos planteamientos, Antonio Sanjuán Cañete será perseguido por el régimen de terror impuesto por los vencedores.

Antonio María Rosendo José Pastor Gervasio Sanjuán y Cañete nace el diecinueve de junio de 1892, al igual que sus hermanos Edmundo y Julio en la casa número treinta y uno de la calle Dolores de Ferrol. Es hijo de Edmundo Sanjuán Armesto(natural de Monforte de Lemos y maquinista de la Armada) y de Dolores Cañete Seoane (natural de San Fernando).

Dolores Cañete Seoane, madre de los hermanos Sanjuán-Cañete

Dolores Cañete Seoane, madre de los hermanos Sanjuán-Cañete

Nieto por  línea paterna de José María Sanjuán Bas, oficial de aduanas, retirado, de sesenta y nueve años, natural de Vivero, y de Pastora Armesto, difunta, natural de Monforte de Lemos; y por  línea materna, de Antonio Cañete Martínez, natural de San Fernando, de sesenta y nueve años, de profesión contramaestre, y de Josefa Seoane, difunta y natural de San Fernando. Tres años después de la muerte de su madre en 1896, su padre se casará con Rosa, hermana de la anterior.

El matrimonio Sanjuán- Cañete tendrá tres hijos, como se dice antes. En una ciudad de corte militar como Ferrol, en aquellos tiempos, no es de extrañar que los tres hermanos  decidiesenser militares.

Su hermano mayor Julio (1883-1967) se presentará en Madrid,en mayo de 1900 al Cuerpo de Administración Militar y al de Infantería el mes siguiente. No se sabe la razón por la cual cambió la milicia por el teatro. Posteriormente  también se dedicará alcine. Trabajó  en la compañía de titulardel teatro de la Comedia de Madrid y en los más destacados elencos.

Realizó numerosas giras, trabajando sobre todo en Buenos Aires. Al concluir la Guerra Civil pasó a formar parte de la compañía integrada por Manuel González, Concha Catalá, Antonio Vico y Carmen Carbonell en la que apuntaló su fama. Más tarde intervino en la compañía de Fernando Fernán-Gómez  y Alberto Closas. Su último éxito en el mundo de la farándula fue Una muchachita de Valladolid.Como actorde cine intervendrá en cerca de 30 películas.

Edmundo (1888-1948), el mediano, con fecha1 de  septiembre de 1907 se convertirá en Guardiamarina (R.O. de 26.VII.1907). Fue jefe del Estado Mayor de la Defensa Móvil Marítima de Cataluña. Su carrera militar finalizará en el campo de internamiento de  Argeles –sur- Mer, y más tarde, por rebelión militar es condenado a 15 años de prisión. En la actualidad está rehabilitado a Capitán de Navío. Fue uno de los cerebros de la Marina  de Guerra Auxiliar de Euzkadi.

Si nos centramos en Antonio, estudia en el colegio de Ferrol, de Manuel Comellas Coímbra, al igual que el dictador Francisco Franco Bahamonde.

De pie, Antonio Sanjuán, con su hermano EdmundoIngresa en el Cuerpo de Caballería en 1916. Sirve en el Regimiento de Cazadores de Galicia (A Coruña) con el grado de teniente y en 1922 está destinado en  Pamplona. Dos años más tarde se detecta su presencia en Melilla. Su interés y su conocimiento del entorno geofísico e histórico navarro le harán escribir La frontera de los Pirineos Occidentales, libro dedicado a su amigo Pío Baroja y premiado en abril de 1934 con la Cruz de primera clase del Mérito Militar, con distintivo blanco, pensionada. Fue Presidente de la Federación de Montaña en 1928.

Boda de Antonio SanjuánSe casa con Resurrección Juaristi Acevedo, hija del prestigioso médico Victoriano Juaristi Sagarzazu. El matrimonio tendrá un solo hijo, Julio. Este último se convertirá al igual que su abuelo en un reconocido profesional de la medicina.

Al producirse la sublevación en julio de 1936, presta servicios en el Centro de movilización  nº 1 de Madrid con el grado de mayor. A principios del mes siguiente es nombrado por Indalecio Prieto, comandante militar de la provincia de Guipúzcoa. De esta manera los hermanos Sanjuán Cañete tendrán, en teoría,  el poder naval y terrestre en una de las dos provincias vascas en guerra contra las tropas del general Mola.

Edmundo, hermano de Antonio Sanjuán, delegado marítimo de Guipúzcoa

Edmundo, hermano de Antonio Sanjuán, delegado marítimo de Guipúzcoa

En una inspección a una posición que lleva a cabo con el comandante de ingenieros Alberto Montaud, este último pregunta al que parecía ser el jefe del grupo: ¿Quién manda aquí? La respuesta no fue precisamente según las ordenanzas castrenses: “¡Aquí no manda ni Dios, somos de la CNT!”

La autoridad del “jefe militar de la República” en Guipúzcoa era muy relativa: de un lado, los anarquistas se habían apoderado de buena parte de las armas, dándose la circunstancia que en los frentes escaseaban; de otro, tanto los primeros como los comunistas minaban la autoridad de Antonio Sanjuán. Dice al respecto el militar gallego:” (..) Los comunistas eran más disciplinados, aunque no obedecían más órdenes que las de su partido. Los anarquistas ni eso (…) y los nacionalistas vascos hacían vida aparte (…)”[ SANJUÁN CAÑETE, A. : ¿ Por qué la tragedia de 1936? Madrid, editorial Mediterráneo].

En Fuenterrabía, a finales de agosto de 1936,salva de una muerte segura al conde de Romanones, personaje tan ligado a la monarquía de Alfonso XIII.Sanjuán se pondrá en contacto con el embajador de Francia en España al objeto de proporcionar un pasaporte o un documento  a Álvaro Figueroa y Torres para que pueda atravesar la frontera. Después lo conducirá en su coche oficial a Francia, a través del puente de Hendaya.

Perdida casi “toda Guipúzcoa a fines de septiembre  y la frontera de Irún-Behobia desde tres semanas antes”, a instancias de Indalecio Prieto vuela desde Santander hasta Madrid. Fruto de la entrevista que mantiene con el ministro de Marina y Aire, consigue para el Norte, alimentos, la escuadra y la escuadrilla de hidros que estaban en Barcelona. Enterado el Presidente de la República Manuel Azaña de su presencia en Madrid le pide que redacte un informe de lo sucedido en Guipúzcoa. De igual manera se reúne con el Jefe del Gobierno y  ministro de la Guerra, Largo Caballero: “ (…) no lo conocía, y de la entrevista saqué una penosa impresión(…) Me contestó el ministro que nada podía hacer (…)” [Ibid.,p.127]. También en la capital se reúne con José Antonio Aguirre, coincidiendo con la aprobación del Estatuto del País Vasco por las Cortes en Madrid.  A los comunistas y anarquistas no les sentó nada bien que  Sanjuán no consultase con ellos su visita a la capital.

Sanjuán tenía el convencimiento que conla constitución del gobierno de Euzkadi (octubre de 1936), Indalecio Prieto aseguraba la participación de los vascos en el bando de la República. Es designado por José Antonio Aguirre, Jefe de la Caballería de los Ejércitos del Norte. Sin embargo, la decisión del Lendakariera un tanto controvertida ya que carecía de autoridad en Santander y en Asturias.  Sanjuán Cañete delega en el capitán de Caballería Gutiérrez Sol la organización del escuadrón de Euzkadi. Este último será una de las pocas unidades del gobierno de Aguirre que gozará de una auténtica disciplina.

Antonio Sanjuán Cañete

Antonio Sanjuán Cañete

El ministro Largo Caballero ascenderá al mayor Antonio Sanjuán Cañete “del Cuartel General del Ejército de Operaciones del Norte, a teniente coronel, con antigüedad de 19 de julio de 1936 y efectos administrativos a partir del primero de octubre siguiente” (Vid. Diario Oficial del Ministerio de la Guerra nº 98, Valencia 23 de abril de 1937, número 69, página 169). Sin embargo, más tarde, “el régimen franquista lo convertirá en representante de Comercio”.

Antonio Sanjuán  es autor de varios libros y de numerosos artículos. Realizará toda la campaña del Norte desde Guipúzcoa hasta Asturias. Su sobrino, Pedro Sanjuán Maristany le acompañará, en buena parte de su trayectoria militar, como soldado del ejército popular y más tarde como sargento de Intendencia.

Sanjuán Cañete fue siempre un curioso humanista en busca de la verdad de la gente y del mundo que tenía a su alrededor: fue miembro de una logia masónica de Madrid, cuyo nombre se desconoce. Perteneció también a logia Atlántida de Cartagena (grado 2º)con el nombre simbólico de Avinareta , apelativo de un personaje de la novela de su amigo Pío Baroja, El aprendiz de conspirador. Pasa después al Triángulo Atlante nº 16, de igual manera se relaciona con la logia Hércules, las dos últimas de Ferrol.

Mantiene relación epistolar con el masón Epifanio García González (nacido en La Coruña y cuñado de Benjamín Balboa,también masón, radiotelegrafista de la Armada, inmortalizado por Daniel Sueiro en su libro La Flota es Roja), Venerable de la logia Atlántida (Krisnamaruti). Así, a principios de 1931 le escribe una carta en donde le llama “Venerable maestro”, al mismo tiempo que añade: “(…) Sería para míun gran consuelo recibir sus consejos y autorizada opinión (…) se despide su respetuoso discípulo (…)”.García González será compañero de cautiverio de su hermano Edmundo en el campo de concentración francés de Argelés-sur-Mer.

Al final de la guerra es condenado a cadena perpetua, el ferrolano Antonio Sanjuán Cañete es internado en las cárceles de San Rafael (Córdoba), Ciudad Rodrigo y en el fuerte de Guadalupe (Fuenterrabía). En todas ellas recibirá un trato de favor, merced al largo brazo de la familia de su esposa.  Va a ser indultado en 1943 gracias también a las amistades de su suegro, no obstante el Tribunal Especial para la Represión de la Masonería y Comunismo se le echará encima.

Centro Documental de la Memoria Histórica de Salamanca 2

Escrito de puño y letra de Julio Sanjuán Cañeteal Juzgado de Represión del Comunismo y la Masonería.

Así este último someterá y humillará a Antonio Sanjuán, a ceremonias que recuerdan las mejores épocas de la inquisición española. En febrero de 1951 ante don José Utrera Molina, con innumerables títulos eclesiásticos, entre  ellos el de “Canciller Secretario de Cámara y Gobierno del Obispado de Madrid-Alcalá” hará Profesión de Fe y abjuración de sus errores:

Yo, teniendo ante mí los Santos Evangelios , que toco con mis manos, y sabiendo que ninguno puede salvarse fuera de la Fe que profesa, cree, predica y enseña la Santa Iglesia Católica, Apostólica, Romana ,contra la cual me pesa de haber gravemente errado…prometo creer en los siete Sacramentos, El Purgatorio, que hay un solo Dios…”

Centro documental de la Memoria Histórica de SalamancaEn el mes de octubre  será condenado por el Tribunal Especial para la Represión de la Masonería y Comunismo (Juzgado Especial de Madrid) presidido por el general Enrique Cánovas a doce años y un día de reclusión menor, además de la separación definitiva de todo cargo público e inhabilitación perpetua.

En abril de 1956 después de numerosas vicisitudes recupera la libertad a los 64 años. En su nueva profesión de representante de Comercio, contará con el apoyo constante de su familia.

Yo conocí a mi tío abuelo Julio Sanjuán. Cuando vino a Ferrol en un año que no recuerdo, paseamos por la calle Real y mismo enfrente del Casino, echó una mirada entre  melancólica y picarona a las chicas de su edad.

Su esquela rezaba de esta manera: Excmo. Sr. Antonio Sanjuán Cañete. Falleció en Madrid el 5 de noviembre de 1976 a los ochenta y cuatro años de edad. Su esposa, Resu Juaristi.Su hijo, Julio;hija política;Mercedes Arias López del Arco; nietos, Mercedes, Julio, Antonio, Emilio y Genma; nietos políticos, Fernando Gutiérrez Rexach (…).

José María López-Dafonte Sanjuán,  Licenciado en Historia

  1. Fuentes y bibliografía
  FUENTES DOCUMENTALES.
  •         Registro Civil de Ferrol.
  •         Centro Documental de la Memoria Histórica. Salamanca.
  •         Archivo Privado José María López-Dafonte Sanjuán.
             PRENSA
  •    GALICIANA. Hemeroteca digital de Galicia.
  •  El Ideal Gallego. A Coruña:num.1197(15/02/1921) a num.2438 (31/10/1925).
  •         El pueblo Gallego.Vigo.núm.s/n (27/01/1928) a núm./n. (18/03/1936).
  •  Gaceta de Galicia.Santiago.num.84 (09/05/1916) a num.15 (19.1.1917).
  •  El progreso.Pontevedra.num.1966 (30/06/1916).
  •  El regional.Lugo.num9583 (30/08/1912).
  •  La Voz de la Verdad.Lugo.num.876 (03/07/1913).
  •  HEMOROTECA digital de la Biblioteca Nacional
  •  Guía Oficial de España.
  •  1914,1915,1916,1918,1919,1920,1921,1925.1926,1927,1928,1930,1935.
  •  La Correspondencia militar.num.6.798 (22/5/1900) a núm. 6.810 (6/6/1900).
  •  El Día.Madrid.19/02/1905.
  •  El Heraldo de Madrid.17/5/1910.
  •  La Correspondencia de España.num.19.125 (23/06/1910).
  •  El Sol. Madrid. 11.4.1934.
  •  La Época.Madrid.num.20.040 (12.11.1929).
  • Biblioteca virtual de la Prensa histórica.
  •  Heraldo Alavés, 29.05.1928.
     PUBLICACIONES OFICIALES
  •  Diario Oficial del Ministerio de la Guerra: 1910, 1914, 1920, 1923, 1928,1936.
  • Diario Oficial del Ministerio de Defensa Nacional: 1937.
  • Gaceta de Madrid: 1929, 1933,1934,1936.
 BIBLIOGRAFÍA
MARTORELL, M., JULIÁ, S., Manual de historia política y social de España (1808-2011).Barcelona, UNED Editorial, 2012.
PARDO SAN GIL, J., Crónica de la guerra civil en el Cantábrico. Las fuerzas navales republicanas 1936-1939.San Sebastián, Editorial Terxtoa, 2004.
ROMAÑA ARTEAGA, J.M., Historia de la guerra naval en Euzkadi. Vizcaya, Amigos del Libro Vasco.1984, 6 tomos.
SANJUÁN CAÑETE A., ¿Por qué la tragedia de 1936?Madrid, Editorial Mediterráneo, 1974.
SUÁREZ, J.M., Guerra  Civil e Represión en Ferrol e comarca. Ferrol, Concello de Ferrol.2002.
SUEIRO, D., La  Flota es Roja. Papel clave del Radiotelegrafista Benjamín Balboa en julio de 1936. Guadalajara, Ediciones Silente,2009.
TUSELL, J., Historia de España en el Siglo XX. III.La Dictadura de Franco. Madrid, Santillana,1988.
VALÍN FERNÁNDEZ, A, Galicia y la Masonería en el siglo XX .Sada- A Coruña, Ediciós do Castro.1980.
VALÍN FERNÁNDEZ, A., La Masonería y La Coruña. Vigo, Ediciós Xerais, 1984.
Publicado en D) Guerra incivil | Etiquetado , , , | 1 Comentario

DE MILICIAS A BATALLONES: La columna Villarías en el invierno del 36

COLUMNA VILLARIAS V

EL EJÉRCITO POPULAR: LA 1ª DIVISIÓN SANTANDERINA

Según va avanzando la guerra, se  comenzaron a dotar a los grupos que formaban una estructura más eficaz y racional, más adecuada para las operaciones militares, inicialmente las unidades menores se fueron agrupando en batallones de milicias mandadas por un comandante.  Los batallones estaban compuestos por unos 600 soldados al mando de un comandante y divididos en 4 compañías de fusileros, al mando de otros tantos capitanes, más una sección de ametralladoras y la plana mayor. Plana mayor es que era el  equipo que ejerce el mando táctico, una unidad independiente de menor entidad que aquella a la que dirige y  está formada por el oficial al mando, el conjunto de oficiales y personal auxiliar que le apoyan, el conjunto del material que emplean (transportes, alimentación, servicios sanitarios, enlace y transmisiones, máquinas), y una pequeña cantidad de soldados armados que actúan como escolta. Tenía por función  dirigir las unidades a las que controlan, transferir a cada unidad las órdenes recibidas del mando superior, e informar del transcurso de los acontecimientos.

La historia de dos muchachos de nuestra tierra, Abilio y Daniel,  nos llevó a intentar entresacar la  de dos batallones  montañeses que pelearon en la Columna de Villarías y que estuvieron formados  por  ciudadanos de las Merindades, el 124 y el 130. Los  dos jóvenes en cuestión idealistas,  amantes de las libertades  pero no de las guerras,  acabaron enrolados en el ejército republicano para defender la libertad, los dos pasaron gran parte de su tiempo de guerra en el Valle de Mena, finalmente Abilio Bañuelos fue ejecutado a garrote vil y Daniel Gómez  murió en un lugar incierto durante la retirada por Asturias.

Pretendemos recoger las historias de la COLUMNA VILLARIAS y otras, para ello hemos preparado esto rápidos apuntes. Esperamos vuestros comentarios (merinmemo@gmail.com).  El objetivo de este blog es el recoger la memoria de aquellos y aquellas ciudadanos que sufrieron la represión franquista. Para lo que os  agradecemos las aportaciones, por email o como comentario, con las que vamos completando las entradas: ASESINAD@S y REPRESIÓN PUEBLO A PUEBLO

Bercedo elliberacolumnavillarias126-9-36

Villarías rodeado de algunos trabajadores del campo en Bercedo. Septiembre de 1936.

Los batallones del ejército montañés fueron moviéndose de frente según los diferentes momentos de aquellos 13 meses, de la Columna Villarías o de la división 52 al mando de Villarías formaron parte en algún momento los siguientes batallones:

  • 103 al mando de Augusto Fuentes Preciado. En diciembre 36 en la llanura de Montija, los nacionales deshicieron los batallones 102 y 103, luego fue destinado al cerco de Oviedo y terminaron en el Escudo en agosto del 37
  • 111 otro de los que se denominaban Lenin, al menos el 111, 112, 116 y 127. Estaban en agosto del en Villasante
  • Bon 117 (¿Estuvo en la 54 de Navamuel?) al mando de Eduardo Camons Portilla, orginario de Arnuero, afiliado al PSOE y presidente del sindicato de camareros.
  • 119 (¿Estuvo en la 54 de Navamuel?) al mando de Alvaro Bustamante,
  • 120. Mandado por Cecilio San Emeterio en el mirador sobre Espinosa, las Machorras y Estacas de Trueba.
  • Bon 121 También estuvieron en Potes, en San Glorio, incluso  Asturias, en agosto 37 estaba en las Machorras
  • Bon 124 al mando de Secundino Rodríguez de la Fuente (FO) Introducción al Batallón 124
  • Bon 125 de la CNT (llmado ¿Euzkadi?)al mando de Olivares y de Olegario Elizondo Guerra
  • 126
  • Bon 128 al mando de Comandante Enrique Barro Sabatell y Comisario José San Emeterio Martínez que llevaron la batalla del Mirador de Espinosa y en Bárcenas
  • Bon 130, mandado por Martín Cillero Aspiazu y Eulogio Bezanilla Estuvieron a las ordenes de Villarías en el ayuntamiento de Mena, el Batallón estaba en Irus, hacía guardia en Ordunte, en el Polvorín de Arceo en la iglesia. Después de Santander pelearon en Pajares, Villamanín,…
  • Bon 134
  • Bon 137 de Arsenio Cieza  en el Portillo de la Sía

LA ORGANIZACIÓN OCTUBRE DE 1936

Asentada la guerra en octubre y  sobre la base de las unidades y cuadros militares que habían permanecido leales, el gobierno republicano reorganizó las fuerzas armadas, refundiendo las milicias en unidades regulares. El impulso definitivo lo da  Largo Caballero y  se forman las milicias unificadas, dirigidas por un comité central de guerra: Ejército Popular Regular.

El 6 de octubre de 1936 se implantó el Comisariado General de Guerra con la misión de ejercer un control político-social sobre los soldados, milicianos y demás fuerzas armadas al servicio de la República. Un decreto del 16 de octubre de  se publicó  la orden por la que el Ministro de la Guerra (posteriormente llamado de Defensa), Francisco Largo Caballero , asumía el mando de todas las fuerzas armadas y organizadas como Jefe superior de las mismas.  La orden contemplaba también la integración de las milicias en el Ejército regular; proceso que se completaría en febrero de 1937.

Así el 14 noviembre de 1936, las fuerzas republicanas de Asturias, Cantabria y Vizcaya quedaron agrupadas en el Ejército del Norte. Para su mando el general Francisco Llano de la Encomienda. A mediados de noviembre se encarga de la defensa de  Santander al II Cuerpo de Ejército, como parte del Ejército del Norte, al mando del teniente coronel García Vayas. Bruno Alonso pasó de Director General de la Guerra a inspector de las fuerzas montañesas. El 20 de noviembre con la militarización se numeran los batallones, t los voluntarios que estaban combatiendo dejaron de ser milicianos para convertirse en soldados de la República. En el Ejercito del Norte los batallones vascos se numeraban empezando a contar desde el 1, los montañeses desde el 101 y los asturianos desde el 201. En Cantabria al  principio del invierno eran unos 20 y en julio llegaron a ser 44, para finales de año unos 19.000 hombres se encargan de la defensa del frente de Santander, encuadrados en diferentes unidades militarizadas. Según el orden de batalla del Ejército Popular: Noviembre de 1936 en el TEATRO DE OPERACIONES DEL NORTE, el frente de Santander se organiza así:

  • I Sector Columna número 1 (Noceco-Los Tornos), comandante G. Villarías.
  • II Sector Columna número 2 (Ontaneda-Las Llamas), comandante J.Bueno.
  • III Sector Columna número 3 (Soncillo), capitán E. Fernández Navamuel.
  • IV Sector Columna de Potes, comandante militar de Potes. Arturo Llarch/Victoriano Martín

En el sector de Los Tornos se concentran un número importante de jóvenes de todas Las Merindades que en principio tienen que huir de sus hogares. Y por otro lado  se concentran republicanos de diferentes familias como los del  Batallón Pi i Margall estaba formado por milicianos de Vanguardia Federal. Al convertirse en soldados de la República, la militarización no puso fin a la diversidad política del bando republicano, se les permitió elegir las unidades en las que deseaban encuadrarse, aunque en Cantabria se encargaron especialmente que las unidades fueran muy mixtas ideológicamente. Todos los voluntarios no estaban politizados,  bastantes lo hacían por la paga de dos duros diarios  que era bastante dinero. Se llamaron a las quintas hasta la de 1939 (nacidos en 1918). La columna publicó una revista de ámbito reducido a la unidad militar bajo el nombre de Libertad, de la que solamente conocemos su título.

avanzadilla elliberatornos13-9-36Durante este tiempo el frente sigue tenso en la zona son de destacar el ataque sobre Loma de Montija el 10 0ctubre de 1936, el ataque sobre Soncillo y Quisicedo el 24 de noviembre de 1936 al parecer como medida de distracción que permitió al Tercio Chico al mando de  Antonio Cuadra Corrales, conquistaron el 24 los pueblos de Torres de Arriba y Torres de Abajo. Pero la que más destaca es la Batalla de Montija.

En estas fechas de finales de año y para  aliviar la presión sobre Madrid e intentar romper el frente franquista en Burgos y Álava se organizó en todo el frente Norte una ofensiva que debía acabar en Miranda de Ebro en este sector. Se fijó la fecha para el 29 de noviembre, Según la orden de operaciones, por parte burgalesa-santanderina, sus fuerzas actuarían agrupadas en dos columnas. La Primera, al mando del comandante José Gállego Aragüés, avanzaría desde el puerto de Los Tornos por Villasante, Medina de Pomar y Trespaderne hasta Miranda. La Segunda, dirigida por el comandante Cesar Puig García, debía descender desde el puerto del Escudo, encaminarse también hacia Miranda de Ebro

En la zona de Villarías siendo inviable la ofensiva por las Peñas, el ataque se llevó por la llanura de Montija en dirección Medina y Villarcayo. Por tierras de Montija aquel ataque fue  suicida, las tropas republicanas no consiguieron avanzar y fueron cientos de bajas. No había defensa, siendo fácilmente desbaratado desde La Peña de Losa y Bedón. Estas dos posiciones fueron  claves para el control del Cabrío y El Crucero. Los batallones que participaron (los montañeses 101, 102, 103, 109,110, 116, y el vasco 26  el Karl Liebknecht) fueron diezmados. El 6 de diciembre  se reanudaron en torno a Espinosa  intentando avanzar sobre Quintana de los Prados, Quintanilla del Rebollar y Quisicedo de nuevo eran fuertemente batidos con ametralladoras desde La Cabra, Iglesia de Montecillo y la Peñas de Villasante.

La operación en su conjunto fue un gran fracaso  después de ella  el frente norte se queda paralizado, invernando. En la zona de Los Tornos después del desastroso asalto de diciembre de 1936 de  Montija que se convirtió en una escabechina, a partir de ese momento se dio una notoria  falta de actividad, y la desesperación que ello condujo, lo convirtió en un destino cómodo y desesperante para muchos. Villarías se quejo a menudo la falta de oportunidades para que sus milicias fueran más activas y ofensivas. La falta de éxito en el aspecto  guerrero, no le quita ni un ápice de valor al sacrificio que supuso para los jóvenes que se vieron en la tesitura de luchar.

Bercedo elliberacolumnavillarias226-9-36

Milicianos ayudando en la faena de trilla en Bercedo. Septiembre de 1936.

En el plano militar poco más ocurre, excepto a principios de enero se lanzó un ataque sobre Espinosa, el que se tomó el Mirador (La Herbosa). En el político el avance es importante, en Santander se va reorganizando la República y el 8 de febrero se crea el Consejo Interprovincial de Santander, Palencia y Burgos sustituye a la Junta de Defensa de Santander. El Consejo Interprovincial de Santander, Palencia y Burgos fue un órgano de gobierno constituido y cuyo ámbito de actuación comprendía Cantabria, así como los territorios libres de Palencia y Burgos bajo control republicano.

el  villarias 30-1-37

BIBLIOGRAFIA

  • República, Guerra Civil y Posguerra en Espinosa de los Monteros, y las Merindades de Montija, Sotoscueva y Valdeporres (1931-1950)” de Fernando Obregón Goyarrola
  • Una efímera autonomía (El consejo interprovincial de Santander, Palencia y Burgos) de Miguel Solla Gutiérrez
  • La República sitiada: Trece meses de Guerra Civil en Cantabria Miguel Ángel Solla Gutiérrez
  • Guerra civil en Cantabria y pueblos de Castilla de Jesús Gutiérrez Flores
  • Cuatro derroteros militares de la Guerra Civil en Cantabria de Jesús Gutiérrez Flores
  • Capital de la cruzada. Burgos durante la guerra civil de Luis Castro

1.-Columna Villarías y División 52

2.- Batallón 124

3.-Batallón 130

  • Introducción
  • Milicianos

4.-Otros

Publicado en D) Guerra incivil | Etiquetado , , , , , , | 1 Comentario

ALGUNOS MANDOS DEL EJÉRCITO POPULAR EN SANTANDER

COLUMNA VILLARIAS IV

Fueron muchos los ciudadanos implicados en la defensa de la Libertad republicana, en esta lista señalamos (y os relatamos lo poco que sabemos sobre ellos)  unos cuantos de los que llevaron el mando en el ejército “montañes” junto con Gregorio Villarías.

Contábamos en la anterior entrada que al principio el 27 de julio de 1936  funciona una especie de mando militar o  Comité de Guerra de Santander compuesto por: García Vayas,  Motta,  Puig, Rodríguez Somoza, Leiza, González, González Malo, de la Colina y Juez. Algunos de sus protagonistas de aquellos primeros momentos os los señalamos aquí.

 Pretendemos recoger las historias de la COLUMNA VILLARIAS y otras, para ello hemos preparado esto rápidos apuntes. Esperamos vuestros comentarios.  El objetivo de este blog es el recoger la memoria de aquellos y aquellas ciudadanos que sufrieron la represión franquista. Para lo que os  agradecemos las aportaciones, por email o como comentario, con las que vamos completando las entradas: ASESINAD@S y REPRESIÓN PUEBLO A PUEBLO

GCE_GF12_SD_CiutatJEMNorte

Foto del estado mayor del ejército del Norte, identificamos a Francisco Ciutat de Miguel en el centro y Gregorio Villarías López con chapela, el tercero por la izquierda. El del chubasquero negro debe ser el asesor soviético Lavedan (sic) El primero por la izquierda pudiera ser Manuel Uribe-Echevarría Beldarraín , Jefe de la Sección de Cartografía del Ejército de Euzkadi.El segundo por la izquierda, pudiera ser Julián Cañamero Pérez Gil ¿Nos podíais ayudar a identificar a otras personas? ¿Conocéis el lugar? merinmemo@gmail.com

 

BrunoAlonsoALONSO GONZÁLEZ, BRUNO. El artífice más destacado del socialismo en Cantabria. Nació en (Castillo Siete Villas, Arnuero 1887-México 1977. Fue elegido diputado por Santander en las tres elecciones. Al conocerse las primeras noticias de la sublevación militar el 18 de julio de 1936 se encontraba en Madrid, apresurándose a partir hacia Santander, tuvo un destacado protagonismo en la organización de la resistencia a la sublevación militar en Santander y formó parte del Comité de Guerra constituido por el Frente Popular. Posteriormente fue nombrado Comisario de Guerra en la Junta de Defensa de Santander creada en septiembre de 1936. En diciembre de ese mismo año Indalecio Prieto le nombró Comisario General de la Flota Republicana, por lo que se trasladó a Cartagena, donde hubo de hacer frente a la difícil situación de la Armada, consiguiendo restablecer la disciplina. Al acabar la guerra partió al exilio, refugiándose en Orán, para en octubre de 1942 embarcar rumbo a México a bordo del vapor “Nyassa”.  Fundación Bruno Alonso

CIUTATDEMIGUELFRANCISCO.CIUTAT DE MIGUEL, FRANCISCO.
Al producirse el alzamiento militar tenía 26 años, era teniente de Infantería. . A finales de agosto de 1936, el doctor Giral le encargó “…crear, organizar y dirigir el Ejército del Norte”, como jefe del Estado Mayor. Unos tres meses después, cumplida su misión, fue destinado para el mando de aquel Ejército el general Llano de la Encomienda a cuyas órdenes pasó como jefe de su Estado Mayor (14-11-1936). Siguieron diez meses de dramáticas e ininterrumpidas luchas en el País Vasco, Cantabria y Asturias. Perdido el frente Norte, el general Vicente Rojo le incorporó al Estado Mayor del Ejército de Maniobra. En abril de 1939 fue nombrado teniente coronel y desempeñó el cargo de jefe del Estado Mayor de Levante. Tras el fin de la Guerra Civil tuvo que exiliarse a la URSS, donde el gobierno de la URSS le encargaría misiones de apoyo.

DELACOLINABLANCOJENARO.DE LA COLINA BLANCO,  JENARO. Nacido en Santander 1906-03-17. Tipógrafo  por la Federación Local de Sindicatos (CNT). Consejero de Instrucción Pública (Jenaro de la Colina) del Comité de guerra Santander  Se exilió en México y regresó a pasar sus últimos días a Santander Secretaría de Estado de Cultura – Movimientos Migratorios …

GAMIRULIBARRIMARIANO2GAMIR ULIBARRI,  MARIANO (18771962) Militar republicano que estuvo al mando del Ejército del Norte durante la Batalla de Santander. Asciende a general de brigada en 1933. En primavera de 1937 Prieto le encomienda el mando del Ejército Vasco para evitar la caída de Bilbao, y terminar con los enfrentamientos Agirre-Llano de la Encomienda. El 1 de junio se crea el ejército de Asturias y Santander  al mando de Llano y el Cuerpo del Ejecito Vasco al mando de Gamir. Estuvo al mando del Ejército del Norte en la batalla de Santander. Cesado ‘de facto’ para dirigir nuevas operaciones militares, se le envió a la inspección de Enseñanza Militar y tomó  parte del grupo de militares españoles que organizó la salida de las Brigadas Internacionales en 1938. En el final de la guerra huyó a Francia donde residió hasta 1955, año en que regresó a España por no tener ya condenas pendientes. Murió en Cuenca en 1962.

GONZÁLEZ LÓPEZ CIPRIANO. Socialista, era el alcalde de Santander desde febrero de 1937 hasta agosto,  formó parte del Comité de guerra Santander, falleció en el exilio de Argentina en el año 1989. Escapó a Francia  en un barco pesquero con dirección a junto con otros el Frente Popular, entre los que se encontraba Feliciano Leiza Pedraja Ambos acabaron exiliados en Argentina.

GONZÁLEZ MALO, JESÚS  (Santander 1900 – Nueva York  1965)  Sindicalista de la UGT /CNT y del   Comité de guerra Santander Presidente del Sindicato de Trabajadores del Puerto de Santander, integrado en la Federación Obrera Montañesa (UGT). Al producirse el golpe de Estado del 18 de julio de 1936 estuvo encargado de la organización militar de los obreros de Santander. Posteriormente fue director del secretariado de Milicias del Comité de Defensa y encargado de las Milicias de Retaguardia, cargos de los que dimitió en noviembre de 1936 al oponerse a la integración de las Milicias en el Ejército Republicano. También se enfrentó a la Federación Obrera Montañesa al proponer la creación de un Consejo Provincial de Economía. Como consecuencia de este enfrentamiento en febrero de 1937 el Sindicato de Trabajadores del Puerto abandonó la   UGT pasándose al anarquismo. Desde esa fecha Jesús González colaboró con el gobierno de la provincia siendo el encargado de organizar la evacuación de Santander en  agosto de 1937. Al finalizar la guerra civil se exilió en Francia y de allí marchó a Estados Unidos en 1940, fijando su residencia en Nueva York. Escribió el libro La incorporación de las masas y el manuscrito en inglés The Roots and transcendente of spanish anarchism.

marianojuezJUEZ SÁNCHEZ MARIANO un maquinista naval de 26 años, miembro del PCE y del Comité de guerra de Santander en septiembre es el responsable de Marina, al constituirse el Consejo Interprovincial se encargará de Ganadería. Al principio del golpe el 21 a la tarde con 20 hombres sofoca la rebelión en Potes. Es nombrado teniente maquinista naval.

LEIZA PEDRAJA, Manuel “FELICIANO” (Santander 1900 — Buenos Aires 1966) Empleado y contable.  Trabajó como contable en la Casa Novo de Santander. Miembro de la Asociación de Empleados de Oficinas y Técnicos de la UGT, siendo presidente de la misma y afiliado a la AS de Santander. Fue elegido concejal del ayuntamiento por Santander en las elecciones municipales del 12 de abril de 1931, ejerciendo cargo hasta 1937, salvo el período de octubre de 1934 a enero de 1936, por su participación en  octubre de 1934. Durante la guerra civil representó a la UGT en el Comité de Guerra constituido el 27 de julio de 1936. En septiembre fue nombrado Director General de Comercio de la Junta de Defensa de Santander y al disolverse ésta, en febrero de 1937, pasó a formar parte del Consejo Interprovincial de Santander, Palencia y Burgos como Consejero de Interior primero y, desde abril como Consejero de Comercio. Tras la caída de Santander en agosto de 1937 se trasladó a la zona republicana de Cataluña. Exiliado en Francia y en Bélgica, se estableció en Bruselas hasta que obtuvo un permiso para trasladarse a trabajar en el campo en Paraguay. Por motivos de trabajo viajó a Buenos Aires, fue nombrado gerente de Nestlé en Tucumán (Argentina) y posteriormente en Buenos Aires.

LLANODELAENCOMIENDAFRANCISCOLLANO DE LA ENCOMIENDA, FRANCISCO. Nace en Ceuta en 1879. General de brigada del Arma de Infantería que en el mes de julio de 1936 estaba al mando de la IV División Orgánica (Cataluña), con cabecera en Barcelona. Republicano convencido al producirse el golpe militar permaneció fiel al Gobierno. Fue nombrado, el 6 de noviembre de 1936,  jefe del Ejército del Norte. El ejército del que formaban parte las tropas vascas, mandadas por José Antonio Aguirre, lo que produjo fricciones, hasta el punto de que Llano de la Encomienda telegrafió a Largo Caballero, entonces presidente, “Ruego a S. E. me indique si existe o no el ejército para cuyo mando tuve el honor de ser designado…”, todo lo cual acabó con la derrota republicana. A primeros de abril del 37 reorganiza el II Cuerpo del Ejército. El 1 de Junio 37 se crea el ejército de Asturias y Santander, el ejército vasco lo manda Gamir.  Con los mismos o parecidos resultados actuó también en Gijón, donde permaneció hasta el último momento de la resistencia republicana, huyendo por mar a Francia. Tras la ocupación de Cataluña fue destinado a la zona Centro, donde permaneció hasta el final de la guerra. Al finalizar la contienda buscó refugio en Francia y después en México, donde falleció

LOPEZ PIÑEIRO  LUIS 1937 Teniente Coronel de Estado Mayor durante la existencia del XV Cuerpo en el Frente Norte. Escribió  sobre Nociones de topografía, cartografía y astronomía, prácticas aplicadas a las necesidades militares.

LOZANO TORRADO, JULIO Sargento de Santoña. Destinado a Los Tornos. Estuvo en el 113 de la 7 BM. Agregado al estado mayor del XV C.E. Consiguió pasar a Asturias, luego detenido en Santander, 31-10-38 fusilado en Santoña.

MOTTA RUIZ JOSE Era comandante retirado. Participa en el Comité de guerra Santander como Comandante de intendencia.

PUIG GARCÍA CESAR. Nacido en Madrid 1896. Jefe de la guardia de asalto, era capitán. En Santander existían tres compañías. Participa en el  Comité de guerra Santander. En 1939 es nombrado teniente coronel del Cuerpo de Seguridad. Exilio en Cuba

RODRÍGUEZSOMOZADOMINGORODRÍGUEZ SOMOZA, DOMINGO (Castromonte (Valladolid) 1885).   Alférez de Infantería (Viene fotoDomingo Rodríguez Somoza) El primer deportista vallisoletano en unos Juegos Olímpicos formó parte del equipo de tiro que participó en Amberes 1920. Luchó en la Guerra de Marruecos durante dos años (1921-1923. Fue instructor de tiro hasta su retirada del Ejército en 1931 con rango de Teniente. Militó Izquierda Republicana, formando parte en el Comité de Guerra de Santander. Pasó a Francia para reincorporarse a la República en Valencia, siendo detenido en los últimos días en Alicante. Juzgado por un tribunal militar fue condenado a muerte y le fue conmutada la pena.

SAN EMETERIO LATORRE CECILIO (CILIO) chofer, socialista Voluntario en las Machorras y Estacas de Trueba. dirigió el Bon. 120.  La 14 Brigada Mixta se organizó el 14 de abril de 1937 como brigada de choque, a su mando del mayor de milicias. Se suicidó en el Mar Cantábrico ¿La Coruña? el 23-10-1937, depues de haber sido apresado en Gijón.

 

BIBLIOGRAFIA

  • República, Guerra Civil y Posguerra en Espinosa de los Monteros, y las Merindades de Montija, Sotoscueva y Valdeporres (1931-1950)” de Fernando Obregón Goyarrola
  • Una efímera autonomía (El consejo interprovincial de Santander, Palencia y Burgos) de Miguel Solla Gutiérrez
  • La República sitiada: Trece meses de Guerra Civil en Cantabria Miguel Ángel Solla Gutiérrez
  • Guerra civil en Cantabria y pueblos de Castilla de Jesús Gutiérrez Flores
  • Cuatro derroteros militares de la Guerra Civil en Cantabria de Jesús Gutiérrez Flores
  • Capital de la cruzada. Burgos durante la guerra civil de Luis Castro

 

 1.-Columna Villarías y División 52

2.- Batallón 124

3.-Batallón 130

  • Introducción
  • Milicianos

4.-Otros

 

delacolinafamilia

Familia De la Colina-Gurría: Jenaro, Concha, los niños Raúl (sentado) y José (de pie) Santander, 1937

Publicado en D) Guerra incivil | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

DE COLUMNAS A MILICIAS: La columna Villarías en verano del 36

COLUMNA VILLARÍAS III

Trascurridos los primeros días de euforia de la mayoría de los milicianos y constatados los avances de las fuerzas rebeldes, los combatientes y sus responsables políticos comenzaron a apreciar con mayor nitidez la verdadera naturaleza del conflicto. Los voluntariosos milicianos empezaron a sufrir en sus carnes toda la dureza de la guerra.  Las experiencias recogidas hasta octubre de 1936 demostraban la escasa eficacia de las milicias, esto explica la reorganización del ejército republicano y la militarización impulsada por el Gobierno de Largo Caballero en Octubre.

Pretendemos recoger las historias de la COLUMNA VILLARIAS y otras, para ello hemos preparado esto rápidos apuntes. Esperamos vuestros comentarios.  El objetivo de este blog es el recoger la memoria de aquellos y aquellas ciudadanos que sufrieron la represión franquista. Para lo que os  agradecemos las aportaciones, por email o como comentario, con las que vamos completando las entradas: ASESINAD@S y REPRESIÓN PUEBLO A PUEBLO

elliberatornos18-9-36El 5 agosto 36, ya se está comenzado a organizar el Ejercito Popular, el de Arnuero y diputado socialista Bruno Alonso González es el  jefe, en su condición de delgado de la guerra.  El Jefe de operaciones era el navarro (Estella 1889) José García Vargas que en el regimiento Santoña fue clave al fracaso de la sublevación de 1936, durante la guerra alcanzó el grado de teniente coronel y se destacó en la dirección de la guerra en Santander como jefe del XV Cuerpo del Ejército.

Las pequeñas columnas iníciales que voluntarios del Frente Popular de La Montaña organizaron, apenas se movieron de sus posiciones iníciales.  Esas darían lugar a  sectores que pronto acabarán constituyendo las divisiones del Ejército en Santander. Al principio contaban con unos 800 voluntarios divididos en columnas. Desde la comisaría de defensa militar dirigida por Bruno Alonso a mediados de agosto establecieron una distribución geográfica de las columnas según Miguel Ángel Sola en La República sitiada:

  • Columna 1 : El Escudo
  • Columna 2: San Glorio
  • Columna 3: Estacas de Trueba
  • Columna 4: Piedras Luengas
  • Columna 5: Portillo de la Sía
  • Columna 6: Los Tornos

La  situada en el  puerto de Tornos, con 300 hombres al mando del diputado Gregorio Villarías López. En esta columna que se asentó en el valle de Mena  fueron mandos en este periodo el teniente Gerardo Ayuso Martínez y el socialista Cecilio San Emeterio. Cubría los accesos de Santander y Bilbao desde Villarcayo y Medina.

Otra situada en el Portillo de la Sía, al mando del jornalero santanderino  Ceferino Cieza Solana, del PCE y UGT (Fusilado en Derio el 16-9-38). En Las Machorras (Estacas de Trueba) se estableció una columna que recibía suministro desde la Vega de Pas por los puertos de Estacas de Trueba y La Sía, ya que la carretera del Portillo de Lunada no estaba terminada. Entre otros lugares ocupaban La Marruya (1395 metros en la divisoria), Peña Haza, La Osea. Estaba el monte atrincherado.

Más al occidente la columna del puerto del Escudo con 100 hombres, tenía su puesto de mando en Ontaneda, cubriendo las comunicaciones con Burgos-Santander y se adentraba hasta Soncillo y Cabañas de Virtus. Estaba mandada por el capitán José Bueno Quejo, nacido en Vitoria que junto a García Vargas, Villarías y otros desbarató la conspiración en Santoña, luego será jefe de la División 53 (Fusilado en Córdoba 27-1-41).  La cuarta columna estaba en Mataporquera (Arija-Reinosa) con 200 hombres al mando del aviador de Torrelavega Eloy Fernández Navamuel (Exiliado en Venezuela),  defendía los accesos desde el Pozazal y se adentraba hasta casi  Aguilar de Campoo, después  se le confió el mando de la 3ª División (luego, 54).  La última columna al Oeste, estaba en  Potes (Picos de Europa) con 150 hombres   cubría los puertos de Picos de Europa de San Glorio y Piedras Luengas, que pasó a ser mandada también  por Navamuel (quizás inicialmente mandada por capitán Cesar Puig García del comité de guerra de Santander). Aparte de  las fuerzas que cubrían el frente actuaban varias pequeñas columnas  al mando de Antonio Cuadra,  Antonio Berna Salido, Francisco Bravo, Manuel Barba y Joaquín Mas. Estas serán la base del Ejército Popular de Santander.

Como consecuencia de la traición de los militares y el desbarajuste de ejército leal en del 18 de julio, la composición básica de tropas leales que se formaron fueron las milicias, conjuntos de personas de izquierdas armadas y a la que se unieron los restos de los cuerpos de seguridad del Estado, Guardia Civil, Guardia de Asalto, carabineros etc. Estas formaron las COLUMNAS, una unidad de combate dotada de flexibilidad y movilidad. Azaña advertía el problema en medio del entusiasmo: “Formar columnas de paisanos sin instrucción, sin armamento ni disciplina, resaltar su espíritu político, copiar en ellas la fisonomía y la jerarquía de los partidos y pretender que funcionen como ejército es enorme dislate (…) Si un ranchero impide que su batallón se subleve o el buzo de un acorazado logra que la oficialidad no se pase al enemigo, déseles un premio, pero no me hagan coronel al ranchero ni almirante al buzo. No sabrán serlo. Perderemos el batallón y el barco” (La velada de Benicarló, 1937). La disparidad de efectivos y de calidad resultaba grande, se daban casos de columnas de milicianos que se tomaban la guerra como un juego marchando al frente de día como quien iba de excursión.

Consolidación de las milicias

A finales de agosto el capitán Francisco Ciutat de Miguel  es enviado a Santander con el objetivo de organizar y dirigir el ejército del Norte hasta que se encontrase un jefe de mayor categoría. Hasta entonces la provincia de Santander había desarrollado su propia política militar.

aBC CMUE DE GUERRAAl principio el 27 de julio de 1936. funciona una especie de mando militar o  comité de Guerra de Santander compuesto por: el  Comandante José García Vayas,  Comandante de intendencia José Motta, Jefe de la guardia de asalto capitán Cesar Puig, Teniente retirado Domingo Rodríguez Somoza, los socialistas Feliciano Leiza, Cipriano González, el sindicalista  Jesús González Malo, el anarquista Jenaro de la Colina y el comunista Mariano Juez. A finales de septiembre (ABC 6-10-36) la comisaría general de la guerra fue incorporada a la dirección general de la guerra de la Junta de defensa de la provincia de Santander, cuya dirección continuó  desempeñando Bruno Alonso.

el libera espinosa 8-8-36

Mientras se siguen produciendo los enfrentamientos, aunque ya con el frente muy establecido.  A finales de agosto 27 al 29 de agosto ofensiva desde Balmaseda y a través de los puertos hasta el Escudo, en cumplimiento de las medidas tomadas por el Comité de Guerra, las fuerzas que operan en el puerto de la  (Ola) Sía, sobre Espinosa de los Monteros y en la parte de Reinosa sobre Barruelo de Santullán han realizado, en el día de ayer, importantes operaciones que han tenido un brillante resultado. Han alcanzado una profundidad de catorce kilómetros. Los leales montañeses conquistan varios pueblos en Burgos. Esta operación será una acción conjunta desde Santander y desde Euskadi. En ese ataque la columna Villarías arremete en Espinosa,  Soncillo y en sector Quinconces-Castrobarto con algún apoyo aéreo pero no consigue romper las líneas enemigas.  Será la batalla de Noceco por la brigada Villarías en el intento inicial de tomar Villarcayo.

el libera colum villarias 4-8-36

El 29 de agosto de 1936 se produce un nuevo ataque sobre Espinosa por parte de la columna Villarías. Los hombres de Villarías se van acuartelando e la zona de Mena y Montija: en las escuelas de Villanueva, en Paradores, en Villasana, van preparando las defensas por ejemplo el monte Villasuso lo llenaron de trincheras y nidos de ametralladoras.

 

BIBLIOGRAFIA

  • República, Guerra Civil y Posguerra en Espinosa de los Monteros, y las Merindades de Montija, Sotoscueva y Valdeporres (1931-1950)” de Fernando Obregón Goyarrola
  • Una efímera autonomía (El consejo interprovincial de Santander, Palencia y Burgos) de Miguel Solla Gutiérrez
  • La República sitiada: Trece meses de Guerra Civil en Cantabria Miguel Ángel Solla Gutiérrez
  • Guerra civil en Cantabria y pueblos de Castilla de Jesús Gutiérrez Flores
  • Cuatro derroteros militares de la Guerra Civil en Cantabria de Jesús Gutiérrez Flores
  • Capital de la cruzada. Burgos durante la guerra civil de Luis Castro

 

 1.-Columna Villarías y División 52

2.- Batallón 124

3.-Batallón 130

  • Introducción
  • Milicianos

4.-Otros

Publicado en D) Guerra incivil | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

SURGIMIENTO DE LA COLUMNA VILLARIAS

COLUMNA VILLARIAS II. Verano de 1936

La columna de Villarías luego la división 52, entre otras,  defendió la legalidad republicana de una pequeña franja burgalesa frente al fascio, triunfante en el resto de la provincia de Burgos. En esta columna fue clave Gregorio Villarías, durante la guerra alcanzó el rango de mayor de milicias y el mando de una de las tres divisiones del Ejército de Santander. Desde comienzos de 1937 la 1º  División (luego reenumerada como 52 División Abril 1937) se formó con las Brigadas Santanderinas 1, 2 y 3 al mando del Mayor Gregorio Villarías López.

Pretendemos recoger la historia de la COLUMNA VILLARIAS y otras, para ello hemos preparado esto rápidos apuntes. Esperamos que vuestros comentarios los enriquezcan. El objetivo de este blog es el recoger la memoria de aquellos y aquellas ciudadanos que sufrieron la represión franquista. Para lo que os  agradecemos las aportaciones, por email o como comentario, con las que vamos completando las entradas: ASESINAD@S y REPRESIÓN PUEBLO A PUEBLO

LOS Tornos 1936

El 19 de julio de 1936, ante la rebelión militar,  los ciudadanos de las organizaciones de izquierda se lanzaron a la calle y tomaron las armas en defensa de la República, o por lo menos, en contra de los sublevados.   Al estallar la rebelión militar, desde Santoña, Gregorio Villarías colaborará junto al comandante José García Vayas, su hermano Leoncio Villarías y el alcalde de Santoña Epifanio Azofra, en la desarticulación de la trama golpista en la localidad, que fue la clave a su vez para el mantenimiento de la provincia santanderina dentro del territorio leal al Gobierno de la República.

En un clima de confusión y desorden se inician las operaciones militares.  Las columnas se organizan casi el mismo 20, recibiendo sus órdenes el 21 (las fechas son aprox.) por fuerzas populares e institutos armados. Mediada la semana, en Santander y toda su provincia era completa la normalidad, hasta el extremo de que el jueves, día 22, una columna de milicias armadas, Guardia Civil, Carabineros, Asalto, regimiento de Valencia, soldados y otros,  saliendo de Santander a Torrelavega y Reinosa, llegando al puerto del Escudo y regresando a Santander por la tarde.  Los voluntarios del Frente Popular organizados pequeñas columnas  se dirigieron a ocupar los pasos de la cordillera y  apenas se movieron de sus posiciones en trece meses. En los grupos ejercía el mando algún personaje con la suficiente autoridad moral sobre sus componentes, y todos eran poco conscientes de que se había iniciado una tremenda guerra civil.

Desde Santoña, una vez  sofocada la rebelión, se organiza una columna cívico-militar, de milicianos, guardias civiles y soldados, que será conocida como la Columna Villarías que pasa a ocupar los pasos de montaña, fundamentalmente  de la zona de los Tornos y se enfrentó con los rebeldes en las zonas limítrofes del norte de Burgos, con centro de operaciones en la localidad montijana de Noceco.  El 21 de Julio a las 12:30 salieron hacia Los Tornos una compañía compuesta por civiles y militares en una caravana de 20 automóviles. A las 2 de la tarde estaban en Lanestosa, a las 5 horas del 21 de julio tomaban posiciones en el alto de Los Tornos.

Fueron momentos de confusión es posible que el 20 de  julio la villa de Villarcayo estuviera a manos del Frente Popular, pero a la tarde se presenta la Guardia Civil de Medina, acabando con la legalidad.  En Espinosa la situación fue tensa.

Fernando Obregón señala que después de cruzar el puerto de Los Tornos las fuerzas de Villarías pasaron el Cabrio y descendieron a Villasana de Mena donde disuadieron a la Guardia Civil de secundar el alzamiento. Al parecer, también intentaron avanzar a Villarcayo y Medina, pero los choques con rebeldes establecieron la línea de frente cerca del Crucero, donde hoy está la ITV. También trataron de avanzar a Espinosa pero fueron detenidos a la altura de Quintana de los Prados.

En esos días se van produciendo diversas escaramuzas por ambos bandos. El 24 de julio, día de Santiago,  avance derechista hasta la estación de Bercedo. Son detenidos dos importantes miembros de la Columna Villarías Francisco Camps Gordón capitán de carabineros en el puesto de Castro de 43 años, fusilado el 28 de julio de 1936en Burgos, y el teniente alcalde socialista de Castro Eugenio Cotillo Fernández desaparecido.

A los 15 de día de comenzar la guerra se produce la incursión sobre Castrobarto. Después de está el frente se mantuvo consolidado y tranquilo, a pesar de las propuestas de Villarías. Los milicianos subieron por la  peña por La Magdalena y avanzando en Traslaloma hasta Castrobarto. El domingo 2 de agosto un centenar de milicianos asaltaron Castrobarto llevándose varios detenidos como el alcalde, el cura y el médico.

Las hostilidades continúan, así lo contaba algo exageradamente un diario de la zona leal: “El 5 de agosto Santander está dominada totalmente la provincia, sino que, además, una columna ha bajado el puerto de los Tornos y rebasando Espinosa de los Monteros, sobre la línea del ferrocarril de La Robla, avanza sobre Villarcayo y Medina de Pomar, importantes poblaciones burgalesas. Esto por el sureste. Al suroeste, otra columna que ha avanzado por Valderredibia ha entrado en tierras palentinas por Brañosera, Porquera y Orbe, en dirección a Barruelo de Santullán, todos ellos sobre el ferrocarril de La Robla…”

A principios de agosto en Gregorio Villarías López se acantona finalmente en Villasana. En todo el tiempo las pequeñas operaciones van a ser continuas por parte republicana. Las gentes de Gregorio Villarías se encuentran sobre Espinosa de los Monteros  y realizan continuamente asaltos como el 12 agosto del 36, intentan hacerse con Espinosa, otra vez.

Villarias en creacion

Texto escrito en el primer ejemplar de la revista de las milicia republicanas en diciembre de 1936

 

BIBLIOGRAFIA

·        República, Guerra Civil y Posguerra en Espinosa de los Monteros, y las Merindades de Montija, Sotoscueva y Valdeporres (1931-1950)” de Fernando Obregón Goyarrola
·        Una efímera autonomía (El consejo interprovincial de Santander, Palencia y Burgos) de Miguel Solla Gutiérrez
·        La República sitiada: Trece meses de Guerra Civil en Cantabria Miguel Ángel Solla Gutiérrez
·        Guerra civil en Cantabria y pueblos de Castilla de Jesús Gutiérrez Flores
·        Cuatro derroteros militares de la Guerra Civil en Cantabria de Jesús Gutiérrez Flores

1.-Columna Villarías y División 52

2.- Batallón 124

3.-Batallón 130

  • Introducción
  • Milicianos

4.-Otros

 

 

Publicado en D) Guerra incivil | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

La Columna Villarias

COLUMNA VILLARIAS I

Hace 80  años, durante los trece meses que duró el frente en nuestra tierra, desde Espinosa a Mena un grupo de ciudadanos se organizó para defender las libertades. De los primeros que se levantaron para defender el régimen democrático fue la Columna Villarías.  Es innegable el cariño y la admiración que profesamos desde estas páginas a Gregorio Villarías. Uno de los descubrimientos personales que hemos hecho con el blog han sido dos ciudadanos destacados y amigos entre ellos: Gregorio Villarías y Eliseo Cuadrao. Ellos fueron en los años treinta por valor propio, y no por la fuerza, actores claves de la vida social y política de las Merindades. Personajes clave en los años 30 en la defensa y generación del régimen democrático en España.

Pretendemos recoger las historias de la COLUMNA VILLARIAS y otras, para ello hemos preparado esto rápidos apuntes. Esperamos que vuestros comentarios los enriquezcan. El objetivo de este blog es el recoger la memoria de aquellos y aquellas ciudadanos que sufrieron la represión franquista. Para lo que os  agradecemos las aportaciones, por email o como comentario, con las que vamos completando las entradas: ASESINAD@S y REPRESIÓN PUEBLO A PUEBLO

villasana de Mena

Estando Villarías en Bercedo el 27 de noviembre de 1936 escribió en el primer número de la revistas de los milicianos de izquierda republicana Creación sobre los “viejos” camaradas de Los Tornos, aquellos 120 ciudadanos que desde Santoña subieron el puerto con escopetas,  navajas y alma de roca: “Ellos son el mayor orgullo de mi vida y para ellos queremos todos los homenajes”, sean estas líneas también  nuestro homenaje para aquellos ciudadanos.

La historiografía sobre la guerra civil no se ha ocupado mucho sobre frentes pequeños como el frente norte, pero menos aún sobre las milicias que estuvieron implicadas en él, así que para aficionados como nosotros son una laguna importante. Más todavía  donde las ideologías derechistas han campado a sus anchas, 40 años donde solamente han existido los falangistas, el resto fueron despreciables o rojos.

El  golpe de estado hizo huir primero a los jóvenes demócratas en un primer e inmediato exilio, el norte en manos de la República hizo del monte su refugio,  luego obligó a luchar con las armas a muchos ciudadanos. Mucha juventud de las Merindades acabó luchando en las filas del ejército montañés para defender las libertades en un acto de  humanidad y entrega ¡Que ese sacrificio por defender y preservar la libertad sea recordado! La Columna Villarías fue el puntal civil de defensa de la democracia.

La editorial Labor publicó en 1937 el “Manual del Miliciano”, un libro para lograr que la lucha por la libertad fuera efectiva, en sus últimas páginas dedicadas a la moral del miliciano nos hablaba de aspectos que fueron los que caracterizaron a la columna Villarías.

EL PUEBLO EN ARMAS. Nuestro país ha procurado a la historia del mundo una nueva manifestación elocuente de que cuando las instituciones tradicionales se derrumban, por culpa de sus elementos directivos, es el pueblo con su vitalidad inagotable quien sabe alzar una nueva y firme muralla para atajar todos los males…. (…/…) Nada importó que al lado de los insurrectos estuvieran la técnica y la organización militar…El pueblo se alzó, contra el atropello fascista con una celeridad insospechada… creó en breves días el instrumento de su liberación: las milicias populares.

ESPONTANIEDAD DEL EJÉRCITO POPULAR. (…/…) Todos esos milicianos del pueblo habían sido violentamente arrancados de un ambiente de paz y de trabajo, y forzados por el alzamiento fascista a vivir en la fiebre de la guerra, a sentir el azote de las grandes calamidades de la Historia. Estos ciudadanos cuyo espíritu pacifista había plasmado en la Constitución española de 1931 una condena rotunda de la guerra….

¿QUÉ ES LA GUERRA PARA EL MILICIANOS? Estos hombres no pueden sentir la guerra con el torcido criterio que tiene el ejército de militares profesionales insubordinados contra España. (…/…) Para el pueblo  la guerra es un hecho transitorio, y ningún esfuerzo ni sacrificio habrá de ahorrarse para lograr que sea en breve y que podamos ahuyentarla de modo definitivo.

 

Cuenta Fernando Obregón en su libro República, Guerra Civil y Posguerra en Espinosa de los Monteros, y las Merindades de Montija, Sotoscueva y Valdeporres (1931-1950)” que en el frente burgalés se distinguió por el trato humanitario que dio a los prisioneros enemigos y por haber evitado algunas muertes, a pesar de las atrocidades cometidas en la inmediata zona sublevada (matanzas de Espinosa, Loma de Montija, etc…). Villarías estuvo en todo momento al mando de las fuerzas republicanas del frente oriental burgalés, que se conocían popularmente como “Columna Villarías”, y que posteriormente quedaron regularizadas como División 52ª del Ejército Popular de la República. Villarías ostentó el mando de la misma como mayor de milicias, cubriendo el frente comprendido entre las Estacas de Trueba y el Puerto de Angulo, en los confines con Álava.   A pesar de su responsabilidad y de ser uno de los principales mandos del Ejército de Santander, en Montija todavía se recuerda a Villarías como un hombre campechano y, sobre todo, protector de la población civil:  “Yo tenía 12 años, aquí la guerra se pasó bastante bien porque las tropas no mataron a nadie, aquí estaban las tropas republicanas de Villarías, me recuerdo de él, era muy alto, iba vestido con unos pantalones de cuero y eso, pero hablaba con cualquier chaval, con todo el mundo”

villarias 7-8-36 2

BIBLIOGRAFIA

·        República, Guerra Civil y Posguerra en Espinosa de los Monteros, y las Merindades de Montija, Sotoscueva y Valdeporres (1931-1950)” de Fernando Obregón Goyarrola
·        Una efímera autonomía (El consejo interprovincial de Santander, Palencia y Burgos) de Miguel Solla Gutiérrez
·        La República sitiada: Trece meses de Guerra Civil en Cantabria Miguel Ángel Solla Gutiérrez
·        Guerra civil en Cantabria y pueblos de Castilla de Jesús Gutiérrez Flores
·        Cuatro derroteros militares de la Guerra Civil en Cantabria de Jesús Gutiérrez Flores

1.-Columna Villarías y División 52

2.- Batallón 124

3.-Batallón 130

  • Introducción
  • Milicianos

4.-Otros

 

Publicado en D) Guerra incivil | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

ALCALDES Y CONCEJALES 1930-1940 DE VILLARCAYO

Los municipios en la República fueron el instrumento de aplicación de gran parte las nuevas leyes que se basaban en la igualdad, libertad y fraternidad, la República era un estado integral. En aquellos tiempos las obligaciones básicas del ayuntamiento eran la educación, la beneficencia, el cementerio, mantenimiento de calles, abastecimiento de agua, y cuando lo había alumbrado. La hacienda procedía en parte de la participación en impuestos estatales que recaudaban ellos mismos y del principal era el impuesto de consumos (comer, beber y arder).

villar plaza mayor 2 1933

La Villarcayo de esta época no incluye la Merindad de Castilla La Vieja, aunque sí Bocos que había sido recientemente anexionada. A fin de que nos hagamos una idea, la Merindad de Sotoscueva en 1930 tiene 2.714 habitantes y la Villa la mitad: 1.488. Desde principios de siglo la población aumentó un 30%, pero el avance fue mucho mayor en los años de la República. Eran varios los siglos que llevaba de cabeza de partido y su importancia administrativa no se podía negar, de hecho era uno de los pocos lugares del norte de Burgos donde las burguesía y las profesiones liberales van haciendo su aparición. También era punto de encuentro, de mercado, pero todavía los servicios generaban pocos puestos de trabajo, así que su población era pequeña.

Conocer lo ocurrido en aquellos años en las Merindades, pasa por saber quiénes gestionares el poder aquellos años en nuestra tierra.  Para ello hicimos hace tiempo una petición de información a los municipios, que ahora volvemos a realizar, pero comenzamos a publicar algunos  datos: AYUNTAMIENTOS 30-39 nos falta de conseguir  información.:  Alfoz de Bricia, Alfoz de Santa Gadea, Los Altos, Berberana, Cillaperlata, Frías,, Jurisdicción de San Zadornil, Medina de Pomar, Merindad de Cuesta Urria, Merindad de Valdivielso, Partido de la Sierra en Tobalina, Trespaderne, Valle de Manzanedo, Valle de Tobalina, y Valle de Valdebezana. ¿Puedes ayudarnos?

Igualmente que otras ocasiones, os proponemos que nos ayudéis a ir recopilando la historia, completando las informaciones que aparecen (una pequeña biografía: fecha de nacimiento, de qué pueblo era, matrimonio, hijos, profesión… y foto), introduciéndolas como comentario en la entrada directamente o escribiendo al  Correo: merinmemo@gmail.com  Así mismo os agradeceríamos nos ayudaseis con los ayuntamientos que no nos han contestado.

AYUNTAMIENTO DE VILLARCAYO

El golpe de estado de Primo de Rivera septiembre de 1923 resolvió la crisis con la que vivía España a favor de los privilegiados y de la oligarquía, el régimen monárquico de la Restauración que presentaba signos de descomposición se situaría al borde del abismo, solo le faltaba el empujón que le dio Primo de Rivera. El nuevo régimen militar suspendió los ayuntamientos, uno de los argumentos del golpe fue el renovar la vida municipal nido de caciquismo, de esa manera  Calvo Sotelo redacto el Estatuto Municipal.

Sin apoyos sociales, el 27 enero 1930, Primo de Rivera presentó su dimisión. Un elemento clave fue crash de la bolsa de Nueva York, en 1929,  los problemas económicos se extendieron por el mundo. El descontento social, con la vuelta de los movimientos huelguísticos, vino a acrecentar la oposición a la dictadura que abarcaba un amplio espectro: algunos liberales y conservadores; republicanos, socialistas, anarquistas, intelectuales, movimiento estudiantil… Los últimos meses de Alfonso XII fueron un intento de regresar a la fracasada Restauración, el general Berenguer intentó recuperar las instituciones constitucionales anteriores al golpe.

La corporación De Villarcayo que existía los últimos días de la dictadura de Primo de Rivera, a fecha de  23-01-1930  el alcalde era Emilio Andino Sedano,  y los Concejales:

  • Joaquín Fernández Villarán
  • Juan de Pereda Pereda
  • Antonio Gómez Aragón
  • Emilio Varona Pereda
  • Doroteo Rubio Martínez
  • Francisco Martínez Alonso

Tras la dictadura de Primo de Rivera El año 1930 va a ser un año importante en el cambio de las hegemonías en España, en el que desparece lo anterior y se proyecta lo nuevo. Hemos visto que Primo termina dimitiendo en enero de 1930 y todo desemboca en las decisivas elecciones municipales de 1931. Lo viejo trató de prorrogarse, acudió a la fórmula de renovar las instituciones locales dando entrada a concejales elegidos antes del golpe de Primo de Rivera. No dio resultado, Los poderes del régimen enseguida se dieron cuenta que el combate era monarquía o república. Los mismos monárquicos veían a esta agotada por su complicidad con la dictadura. El médico anarquista alavés Isaac Puente en noviembre de 1930: “Los movimientos revolucionarios que vivimos son más de subversión ideológica, de quiebra de valores, que de insurgencia política y de rebelión. El grupo Yesca con la canción “Reprobación de Berenguer” recoge el sentir de aquel tiempo: https://www.youtube.com/watch?v=BUcmoxBWdQw&list=UUvV_yz9fxyHC8URqHiZGU3w&index=24

Finalizada la dictadura de Primo de Rivera, en febrero y marzo de 1930, Berenguer  pretendió impulsar la reintegración jurídica de 1876, como queriendo dar marcha atrás de lo generado por la dictadura se forman (no se eligen) nuevos ayuntamientos. La mitad de los concejales los que mayor número de votos sacaron entre los años 1917 y 1922 (las últimas elecciones había sido el 5 de febrero de 1922) y la otra mitad los cinco mayores contribuyentes. Algún comentarista de la época les llamó  “los pobres y los ricos”. El proceso fue lento y complicado por la negativa de muchos de los demócratas a ser nombrados por ese procedimiento que consideraron una farsa. Esta sustitución   repentina, improvisada y conflictiva marco todavía más el periodo por la inexperiencia y provisionalidad que aumentaron en toda España aún más la inestabilidad política del momento. La  política española cambio en 1930 respecto a décadas anteriores, se utilizaba un lenguaje nuevo, salía a la opinión pública organizaciones políticas. La participación política cobró un gran protagonismo. Anteriormente al golpe de Primo de Rivera el sistema electoral era una renovación por mitades cada dos años y divididas en circunscripciones de pequeño tamaño.

A fecha del 26-02-1930, el alcalde de Villarcayo era Alcalde  Remigio Andino Baranda, y los concejales:

Como mayores contribuyentes:

  • José Uriarte Gómez
  • Julio Andino Pérez
  • Agustín López Sánchez
  • Remigio Andino Baranda

En concepto de ex concejales

  • Emilio Andino Sedano(segundo teniente alcalde)
  • Ildefonso Colón Cobo
  • Juan de Pereda Pereda
  • Antonio Gómez Aragón (primer teniente alcalde)

Juan Pereda (1)Posteriormente constituido el ayuntamiento en abril el gobernador civil nombra alcaldes recayendo la alcaldía  a partir del 16 de abril de 1930 en Juan Pereda. Y el Ayuntamiento queda así constituido:

  • Remigio Andino Baranda(primer teniente alcalde)
  • Agustín López Sánchez (segundo teniente alcalde)
  • Antonio Gómez Aragón
  • Florentino Cuesta Antuñano
  • Emilio Andino Sedano
  • José Uriarte Gómez
  • Julio Andino Pérez

A raíz de la dimisión de Berenguer el 14 de febrero de el  nuevo Gobierno de concentración amplia de monárquicos de Aznar pretendía la restauración de la monarquía constitucional, con bases similares a las de 1923, la vieja política. Así anunció elecciones municipales para el 12 de abril. El Comité Revolucionario encarcelado aceptó participar en  las nuevas elecciones por su carácter administrativo y no afectar a su campaña de boicot. La campaña de las elecciones del 12 de abril se desarrollaría en España con una elevada intensidad, en consonancia con el grado de politización y confrontación política, la elección municipal es transformada en decisoria de la forma de gobierno por el previo, creciente y frontal rechazo popular a la Monarquía. La campaña fue intensa.

El  Ayuntamiento republicano.  Un primer momento de los municipios son las elecciones del 12 de abril de 1931, domingo,  se celebraron las primeras elecciones municipales Tras ellas se marcha el rey y se proclama la República. España vive un momento de esperanza con el triunfo del domingo,  12 de abril de 1931en las capitales de las candidaturas republicanas, en las elecciones municipales. “Ministro gobernación ordena que se constituya inmediatamente ese ayuntamiento acatando resultado sufragio día doce conforme ley municipal 1877, salvo que se hubiesen formulado o se formulasen protestas por coacciones o falseamiento elección, en cuyo caso quedará en suspenso constitución. De todo ello se me dará oportuna cuenta”.  En Villarcayo las Elecciones Municipales como en muchos otros lugares, el 12 de abril de 1931 fueron repetidas el 31 de mayo siguiente al haberse producido alguna denuncia de irregularidad (que desconocemos) en aquellas.   Era un sistema de elección parecido al actual pero con alguna diferencia. Se votaba una lista pero dentro de la misma se podía votar a un candidato sí y a otro no

En Villarcayo se presentaban las candidaturas: Derechas, Liberales e Independiente. Aunque los republicanos no han logrado ser propuestos para el acto de proclamación y el resultado fue (según EL CASTELLANO 18-4-31):

  • Juan Pereda 183 liberal
  • Juan Cuevas Serna 149 conservador
  • Remigio Andino Baranda 135 conservador
  • Francisco Martínez Alonso, 133 conservador
  • Enrique Bienes Merchán 126, albista
  • Ángel López García 126, demócrata
  • Julio López Linares 123, demócrata
  • Joaquín Cuevas Mozuelos 113 conservador
  • Eusebio Varona Pereda 111 conservador
  • Emilio Andino Sedano 38 Unión Monárquica
  • Valeriano Andino González 37 republicano
  • Cándido Mardones Baranda 30 republicano
  • Ignacio Juez Ayestarán 20 republicano
  • Hilario Rueda Martínez 18 republicano

Según el Acta municipal del  20 de abril de 1931 el alcalde que se nombra con  ocho votos es Juan Pereda Pereda. El resto del Ayuntamiento quedó así

  • Primer teniente: Remigio Andino Baranda conservador monárquico
  • Segundo teniente; Juan Cuevas Serna conservador monárquico
  • Síndico Julio López-Linares Brizuela, demócrata republicano socialista
  • Interventor; Francisco Martínez Alonso, conservador
  • Concejales: Enrique Bienes Merchán, albista, Ángel López García, socialistas, Joaquín Cuevas Mozuelos conservador Eusebio Varona Pereda conservador

Las elecciones se protestaron y el 31 de mayo, domingo se celebraron elecciones municipales en los lugares donde habían sido fallidas o impugnadas pasó en el Valle de Mena o Medina de Pomar, y también en Villarcayo. Las miles de protestas por fraude promovieron las repeticiones electorales del 31 de mayo. El 31 de mayo triunfaron las candidaturas republicanas. Hasta triunfaron en Pamplona los republicanos. La repetición de las elecciones facilitó la adaptación a la nueva situación y en triunfo de las candidaturas republicanas.

Las elecciones en Villarcayo son impugnadas y se tienen que repetir el 31 de mayo, mientras tanto se nombra una comisión Gestora Francisco Gallo Sarabia (alcalde), Avelino Alonso de Porres López-Linares y Valeriano Andino González. Se celebra la repetición en los lugares donde habían sido fallidas o impugnadas el domingo 31 de mayo, En Villarcayo hay tres candidaturas: Radical socialista, Unión Republicana y Derechas. 10 puestos, 13 republicanos, y 15 “apolíticos”. Se produce un gran triunfo de los Radical Socialistas Según EL CASTELLANO 10-6-31 En estas fechas de Mayo el  PRRS además de en Villarcayo triunfa en Castilla La Vieja, en Valdivielso y en Manzanedo. El   resultado fue Electores 289, votos 256,

  • Eliseo Cuadrado García 154 (Republicano socialistas)
  • Ángel López García 147, (Republicano socialistas)
  • Julio López-Linares  Brizuela 143, (Republicano socialistas)
  • Paulino López Martínez 143 (Republicano socialistas)
  • José Rodríguez Izquierdo 141
  • Juan Pereda Pereda 135 (Republicano socialistas)
  • Juan Cuevas Serna 117  (republicanos de derecha)
  • Joaquín Fernández Villarán 114 (republicanos de derecha)
  • Sixto Melo Pisón 108 (republicanos de derecha)
  • Eusebio Varona Pereda 102 (republicanos de derecha)
  • Francisco Gallo Varona 101 (republicanos de derecha)
  • Martin Martínez Hoyos 101. (republicanos de derecha)

Definitivamente la corporación queda así Según el Acta municipal del  12 de junio de 1931 el alcalde que se nombra con  siete votos es Juan Pereda Pereda. El resto del Ayuntamiento quedó así

  • Juan Pereda (por 7 votos)
  • Primer teniente: Eliseo Cuadrado García (seis votos contra tres)
  • Segundo teniente; Ángel López García, (seis votos contra tres)
  • Síndico José Rodríguez Izquierdo
  • Concejales: Paulino López Martínez (Republicano socialistas), Julio López Linares Brizuela, (Republicano socialistas), Joaquín Fernández Villarán (republicanos de derecha), Juan Cuevas Serna (republicanos de derecha), Sixto Melo Pisón (republicanos de derecha)

Durante este primer periodo dejan de ser concejales: Joaquín Fernández Villarán, Sixto Melo Pisón y Juan Pereda Pereda. Así a petición del Ayuntamiento el 6 de enero de 1933 posesión de tres concejales nombrados por el gobernador para completar las vacantes de

  • Ignacio García Fernández
  • Benedicto Fernández Ruiz
  • Abundio Ruiz Presa

 

ELISEO CUADRAOEl 20 de noviembre de 1931 Renuncia de Juan Pereda, resulta elegido con 5 votos Eliseo Cuadrao García  frente a 3 de Ángel López García. El primer teniente alcalde Ángel López y el segundo Paulino López. En este periodo en muchos momentos el alcalde en funciones fue Alcalde en funciones Ángel López, por ejemplo desde el 20 junio 1932 al 28-11-32. Cuadrao no va ser continuamente alcalde de Villarcayo, en 1933 le sustituye primeramente Ángel López García (en la foto de la izquierda) tras la dimisión de este a finales de año  José Rodríguez Izquierdo. 

Con posterioridad  el 15 de octubre de 1934 un delegado del gobierno procedió el 15 de octubre a destituir al ayuntamiento electo por una comisión gestora. Se puso alcalde al médico Minervino del Río (El doctor de Río que poseía una clínica en Villarcayo). Con la victoria del Frente Popular, regresa el ayuntamiento elector y volverá a ser el alcalde  Ángel López García.

Las elecciones de 1933 En Villarcayo no se hicieron, pero si en muchos pueblos de las Merindades. En los municipios que en 1931 habían elegido la corporación sin votación, sólo se había presentado una candidatura (casi siempre monárquica), por el artículo 29, se celebraron el 23 de abril de 1933, esta repetición se realizó en 192 pueblos de Burgos. Un gran año electoral para las derechas, estas elecciones municipales del “artículo 29”fueron el marco en el que las mujeres pudieron votar por primera vez, pero también el presagio de la victoria de las derechas en octubre de 1933. Se hicieron al menos en: en Merindad de Valdivielso, Junta de La cerca, Junta de Traslaloma, Merindad de Montija, Partido de la Sierra de Tobalina, Cillaperlata,  Barcina de los montes,  Terminón,  Cornudilla y Valle de Zamanzas.

La gestora de derechas 1934 .  En noviembre de 1933 se produce la crisis de la República transformadora, a consecuencia del desgaste, de los problemas generales del País y de las diferencias del bloque republicano. La deriva a la división fue imparable y sus consecuencias previsibles desde la municipales de Abril. Todos pusieron su grano de arena para producir la ruptura republicana, primero con los republicanos radicales y en septiembre de 1933 del PRRS por la relación con los socialistas. La amplia derrota de las izquierdas en las elecciones de 1933 fue el detonante de una reflexión de la izquierda, en los próximos meses probarán nuevos caminos como son la unión (Izquierda Republicana y el Frente Popular) y la Revolución (en Octubre), con resultados diversos.

La revolución de octubre del 34 no tuvo repercusión relevante en Burgos, pero fue excusa por parte del Gobierno para suspender los ayuntamientos de izquierda, unos 35 de la provincia, que fueron sustituidos por comisiones gestoras de conservadores nombradas por el Gobernador Civil, haciendo uso el Gobernador Civil de la provincia de la facultad conferida para cesar Corporaciones y sustituirlas por Gestoras Municipales políticamente afines.  Entre ellos el de Sotoscueva, Manzanedo, Arija, Espinosa, Villarcayo…

Este cambio venía siendo anunciado en EL LIBERAL 13 septiembre 1934 comentaba “ En Villarcayo desde hace días circula el rumor que van a ser sustituidos los concejales de la corporación por concejales gubernativos. Han facilitado estos nombres: Emilio Andino Sedano (fue alcalde en la época dictatorial), Florentino Cuesta Antuñano y Martín Martínez Hoyos. El ayuntamiento republicano elegido en 1931, es suspendido por orden gubernativa, junto con otros 35 de  la provincia, siendo sustituidos por comisiones gestoras de conservadores nombradas por el Gobernador Civil. La coyuntura de octubre del 34 no tuvo repercusión en Burgos, el campo burgalés estaba repartido entre los propietarios, en consecuencia la paz social, pero fue excusa.

El 15 de octubre de 1934 un delegado del gobierno procedió el 15 de octubre a destituir al ayuntamiento electo por una comisión gestora sólo no fue destituido de los de elección popular Sr. Juan Cuevas Serna.. Se eligió alcalde al médico Minervino del Río Paz, ( ya fue alcalde en la época dictatorial), concejales:

  • Emilio Andino Sedano (primer teniente alcalde)
  • Juan Cuevas Serna (segundo teniente alcalde)
  • Avelino Alonso de Porres
  • Santiago Pereda Varona
  • Segundo Presa Fernández
  • Andrés Urbano Bienes
  • Emeterio Pérez Uriarte
  • Eusebio Varona Pereda

Reposición de los ayuntamientos 1936.  La represión de octubre exacerbada, como el fracaso de Jaca fraguó la unidad y las respuesta de la Izquierda, la brutalidad del castigo en octubre de 1934 fraguó la unión de las izquierdas e incrementó el número de republicanos, posibilitando ganar las elecciones. La vuelta a los ayuntamientos a raíz de la victoria del Frente Popular en febrero del 36 el nuevo gobernador civil repuso los ayuntamientos de izquierdas que aun habiendo ganado en 1931, habían sido cesados en 1934. gracias a la Ley Decreto emanada de la Presidencia del Consejo  de Ministros de fecha 21 de febrero, que amnistiaba a los concejales afectados por la suspensión.  El nuevo gobierno municipal iba a sufrir algunos cambios, e iba a vivir un periodo corto pero intenso..

El acta de reposición es del 21 de febrero siete días después de la victoria del Frente Popular se volvía a reponer la corporación elegida el 14 de abril democráticamente. El alcalde volvía a ser Eliseo Cuadrado García, y los concejales:

  • Ángel López García
  • Paulino López Martínez
  • Julio López Linares Brizuela
  • Ignacio García Fernández
  • Benedicto Fernández Ruiz
  • Abundio Ruiz Presa

ANGEL LOPEZ 2En Villarcayo el 1 de Junio de 1936 se produce la  renuncia al cargo de Eliseo Cuadrao, días después se nombran concejales interinos Luis Cuadrao García, Mariano García Torre  y Francisco Barrigas Panizo nombrados concejales el 15 de junio de 1936,. Se elige alcalde con siete votos a Argel López García, teniente alcalde Luis Cuadrado y segundo teniente alcalde Francisco Barrigas Panizo

Tras el golpe de estado, Villarcayo queda en territorio rebelde a la República, y uno de los primeros pasos del nuevo estado franquista es la depuración del Ayuntamiento. Llega la orden de buscar concejales entre los de derechas de las elecciones del 12 de abril de 1931. Uno de los primeros pasos del nuevo estado es la depuración del Ayuntamiento. Comenzó una auténtica caza de brujas. Los cargos de responsabilidad fueron ocupados por personas adictas al régimen. Es tal la confianza por el poder de las tropas allí asentadas que en principio reponen a los concejales electos el 14 de abril, excepto a  Remigio Andino fallecido, Ángel López y Julio López-Linares del Frente Popular.  El 21 de julio de 1936 el alcalde es Enrique Bienes Merchán y los concejales:

  • Juan Pereda Teniente alcalde
  • Francisco Martínez Alonso segundo
  • Juan Cuevas Serna 149 síndico
  • Joaquín Cuevas
  • Eusebio Varona ¿?
  • Como ejemplo de la gestión de estos ediles es la propuesta del concejal Pereda el cambio de nombre de la calle libertad se la llama Calvo Sotelo el 8 de agosto. A partir del 28 de  agosto  la calle 18 de septiembre de 1834  (la carlistada) se llamará Doctor Albiñana.

Una vez casi desaparecido el frente y asentado el régimen en la sesión del 4 de agosto de 1937 se nombra Nuevo ayuntamiento, el alcalde fue Emilio Andino Sedano y los concejales:

  • Amadeo Fernández Mota
  • José Andino Pérez
  • Felipe Peña Bascones
  • Indalecio Sainz Peña
  • Francisco Martínez Alonso
  • Gregorio LLarena García

Así pues, son estas las personas que protagonizaron la política institucional en Villarcayo en los tiempos de la segunda República y en los años 30, un paso más para conocer nuestra historia, aunque todavía nos falte acercarnos a los protagonistas más profundamente.

BeFunky_villarca.jpg

Publicado en G) En tiempo de la República | Etiquetado , , , | Deja un comentario