Los jíbaros del pensamiento

No solo docentes, sino depuraron también las bibliotecas.

El próximo 23 de abril se celebra el día del libro, queremos a provechar la efemérides para explicar que no siempre fue así, que hubo un tiempo en que los libros se quemaron.

quema de libros II Reich taringiaLa represión tiene mil caras, no sólo en la represión física –violencia, fusilamientos, cárceles o exilio– que se ejerce sobre las personas, sino también en la represión cultural y social, ambas están profundamente relacionadas. Donde se depuran libros, se depuran hombres o donde se queman libros, se fusilan hombres. Y así presumían de mantener la “salud pública”.

Para algunos sectores conservadores, maestros, libros y prensa eran los arietes que derruían el idílico paraíso rural. De ahí que fueran habituales, ya en aquellos primeros días, las piras de libros por toda la geografía sublevada. Así también depuraron los libros y las bibliotecas. A posteriori de las primeras acciones más o menos espontáneas, las autoridades irían adoptando algunas medidas generales para con libros, bibliotecas y periódicos. Como la Orden de 4 septiembre de 1936, en su artículo 2º, y último, responsabilizaba a los Inspectores de enseñanza de que las obras usadas en las escuelas respondiesen «a los sanos principios de la Religión y de la Moral cristiana, y que exalten con sus ejemplos el patriotismo de la niñez», que era «un caso de salud pública hacer desaparecer» las obras de carácter marxista o comunista con que el Ministerio de Instrucción Pública había «inundado las Escuelas». Y para que no quedasen «ni vestigios de las mismas» ordenaba a los Gobernadores Civiles, Alcaldes y Delegados Gubernativos que procedieran «urgente y rigurosamente» a su incautación y destrucción. Para todo ello se organizaron Comisiones de depuración de bibliotecas.

misiones pedagogicasAsí los libros fueron expurgados, se cerraron bibliotecas, hubo censura, saqueos. Con Criterios sectarios donde sufrieron especial saña las bibliotecas enviadas por el patronato de las Misiones Pedagógicas. No importaba el título, el simple sello de Misiones Pedagógicas era suficiente para la hoguera.

A finales de diciembre de 1936 apareció la Orden que la Presidencia de la Junta Técnica del Estado dictó sobre libros y bibliotecas. No obstante, la Junta Técnica estableció como receptores de los libros prohibidos a las bibliotecas universitarias, provinciales o archivos de Hacienda, encomendando a sus responsables la conservación y vigilancia de este material.

Nueve meses después el Gobierno de Burgos legisló sobre el escrutinio a que debían ser sometidas las bibliotecas. La norma encargaba a los Gobernadores Civiles la formación del inventario no sólo de las bibliotecas públicas, populares y escolares de la provincia, sino también de cualquier centro que dispusiera de libros para cualquier clase de lectores (casinos, sociedades recreativas, colegios, academias).

Un resumen de todo aquello lo podemos encontrar en estas páginas: El proceso de depuración de los fondos de las bibliotecas escolares
question-cloud¿? De las Merindades poco sabemos, y como es habitual os llamamos a que nos envíeis, si es que sabéis algo. Si conocéis que pasó con los libros, qué libros se leían… todo aquel dato que nos pueda ayudar a conocer un poco mejor nuestro pasado. ¿Qué fue de aquellos libros? ¿Qué fue de aquellas bibliotecas?

De lo poco que sabemos sobre el destino de los libros en Las Merindades, es de Villarcayo. Por el libro Villarcayo. Capital de la Comarca Merindades de López Rojo sabemos que los libros del local de Izquierda Republicana no los quemaron, fueron subastados y los adquirió Felipe Peña Bascones en la subasta de los bienes del Casino Republicano hecha el 31 de octubre de 1936.

Publicado en E) Preguntas para responder, I) Represión, exilio y prisiones | Etiquetado , | 1 comentario

PAULINO LAFUENTE RIANCHO de Quintaentello.

Jesús Pablo Domínguez Varona y Aiyoa Arroia Lafuente han escrito estas líneas sobre este hombre comprometido con su mundo y su tiempo que fue Paulino Lafuente. Paulio, que era de Quintanaetello (Valdebezana), también llevó un tiempo preso en el penal de Vadenoceda. Os dejamos con sus palabras:

LA GUERRA CIVIL. 1937-39. ANDANZAS POR LOS FRENTES DE GUERRA.

PAULINO LAFUENTE de QuintaentelloPaulino Lafuente Riancho tenía 19 años cuando estalló la Guerra Civil el 18 de julio de 1936 y se alistó voluntario para combatir contra los sublevados nacionales. Por edad aún no entraba en el llamamiento a filas que la república había realizado el 21 de febrero mediante una Orden del Estado Mayor del Ejército del Norte para movilizarse todos los ciudadanos mayores de 20 a 45 años.

Nacido y criado en en Quintanaello (Valdebezana) de unos 20 años, donde era carpintero dentro de una familia de clase obrera con padre y familiares socialistas es lógico adivinar sus afinidades políticas y sentimientos izquierdistas, por lo que fue a engrosar las filas del ejército republicano. Sufrió en su más cercana familia los fusilamientos, entre ellos el de su propio padre. Sus hermanos, Antonio, Felipe y Vicente también sufrieron prisión.

Se alistó al ejército republicano por ser simpatizante de UGT y PS, siendo enviado al 1º Batallón de Sanidad de Santander con base en el cuartel de El Alta, en Santander. Dentro del propio batallón formó parte del contingente Sanitario como camillero con la graduación de cabo, ascenso obtenido rápidamente a primeros de agosto de 1936, apenas un mes después de la sublevación nacional.

Su compañía estaba siempre en primera línea del frente, que por aquellas fechas estaba localizado en tierras montañesas de Burgos y Santander, desgraciadamente muy cerca de la casa familiar en Quintanaentello, Valdebezana.

El ámbito de actuación de su compañía sanitaria estaba situado en todos los frentes abiertos del norte de Burgos, accesos a Santander y frente de Bilbao en la zona del cinturón de hierro en Artxanda.

Cuando el frente del cinturón de hierro comienza a caer se traslada a Bilbao con su la compañía y se encarga de la evacuación de los heridos a la retaguardia. Concretamente, ante la caída de Bilbao, los heridos los recogían en las inmediaciones de Artxanda para trasladarlos a Santander. Roto el frente de Bilbao se optó por la evacuación rápida hacia territorio cántabro sin dejar de atender los heridos que iban cayendo en la retirada. En el Alto de Saltacaballos (Castro Urdiales-Cantabria) un batallón del PNV se empeñó en defender la retirada de las tropas republicanas cuando el acorazado Cervera les vio. Comenzó el bombardeo contra esa posición y los heridos caían, sin posibilidad de defenderse. Sucedió que estando la ambulancia recogiendo y trasladando a los heridos, un obús disparado por el acorazado franquista, atravesó la camioneta-ambulancia entrando por la puerta trasera y saliendo por el cristal delantero sin explotar.Esa fue la primera vez que vio de cerca la muerte, tan cerca que si estira la mano podría haberla tocado. Afortunadamente el obús asesino paso de largo.

LUCHANDO EN CANTABRIA, ASTURIAS Y LEON.

Tras la caída de Bizkaia y la rendición en masa de los batallones nacionalistas vascos en Santoña (Cantabria) los supervivientes y otros batallones que no quisieron rendirse al enemigo, que fueron los italianos, pasaron a engrosar las filas para la defensa de Santander, ya que si se entregaban a los fascistas italianos la seguridad de su vida era prácticamente nula.

Allí estuvo Paulino hasta que también Santander cayó en manos franquistas, por lo que nuevamente los republicanos que no habían caído prisioneros o en el peor de los casos muertos, se lanzaron a defender el último reducto de la República libre en el norte de España, Asturias. Es enviado a Mieres donde pasa a formar parte de la “Brigada Montañesa”, que con cerca de 1200 hombres repartidos en tres batallones pretende hacer frente a la maquinaria bélica militar rebelde. El frente en aquellos momentos estaba en Villamarín y Busdongo, aunque no por mucho tiempo.

El 26 de agosto de 1937  Santander cae y se da la orden de evacuación general. Muchos son muertos, otros hechos prisioneros y otros con mucho valor deciden no entregarse y seguir luchando, aunque sea como guerrilleros. Los demás, viendo que aquello se acaba y a sabiendas de las represalias deciden regresar a casa. En este caso se encontró Paulino y otros muchos combatientes, que rápidamente decidieron no entregarse, huir al monte para regresar a sus casas y enfrentarse a cantidad de penurias y sobre todo a la venganza de los ganadores y de su mano armada, los grupos falangistas y la Guardia Civil.
Es en este momento cuando ante el temor de ser hecho prisionero se arranca los galones de cabo que hasta el momento llevaba. La ejecución de los que algún mando tenían era inmediatamente realizada por los que les capturaran

Entre todos los que habían huido formaban un grupo muy numeroso muy fácil de descubrir, por lo que decidieron formar pequeños grupos para sobrevivir mejor y pasar más desapercibidos. En el de Paulino estaban cinco y durante un tiempo permanecen unidos en la huida, pero la imagen de los cuerpos muertos tras la lucha, cinco días después en el monte sin que nadie les de tierra, les hace recapacitar y al final la sensatez es más poderosa. Comprenden que todos juntos es más difícil huir y deciden nuevamente una vez más reducir el grupo, separándose tres por un lado y otros dos por el otro. De los dos que se fueron juntos solo recuerda Paulino su lugar de procedencia: uno de Argomedo y otro de Lándraves (Valdebezana). Con la seguridad de que pronto serían detenidos y ante el temor de que los franquistas le quitaran la pistola reglamentaria que llevaba e hicieran algún uso contra ellos con la misma, se deshizo rápidamente arrojándola al río al pasar un puente cerca de Oseja de Sajambre en León.

PRISIONERO EN LEON AL IR A BUSCAR PAN.

El 28 de octubre de 1937 son hechos prisioneros los tres cuando bajábamos al pueblo de Oseja de Sajambre (León) a buscar pan, ya que llevábamos muchos días sin comer. Hasta ese día lo único que habían metido en el cuerpo era castañas. Recuerda Paulino que momentos antes de que les detuvieran, una mujer muy alterada que no hacía más que gritar al verlos llegar, sin duda por la “buena” propaganda que de ellos, los rojos, habían difundido los falangistas que dominaban el pueblo y la zona. Los cogen y encierran en una chabola que apenas se sostenía de pie junto con otros prisioneros.

Afuera oían a la gente gritando alborotada que habían capturado más rojos y a los falangistas que les mostraran donde tenían “el rabo los rojos”, debido a las creencias incultas que los falangistas hacían creer al pueblo. Decían descender del mismo diablo a los defensores de la república.

Al día siguiente los visitaron en la chabola un grupo de falangistas armados, los cuales les informan de forma humillante y sarcástica, “…que no seréis fusilados en este momento, puesto que acabamos de fusilar a dos en el monte minutos antes y ya tenemos el cupo del día hecho...”
Ese mismo día o tal vez al siguiente les trasladaron a Riaño (León) donde se había habilitado un barracón para prisioneros, cuatro tablas clavadas con un tejado todo agujereado. Allí estuvieron otros seis días y seis noches sin comer ni beber.

Pasados los seis días y junto con otros prisioneros fueron enviados andando desde Riaño a Cistierna para coger el tren de la Robla a León. En el camino, en el alto de El Padrón, los falangistas que los custodiaban saquearon todo lo que llevaban encima. A un tal Casimiro le robaron el reloj de oro que le había regalado una hermana y a Paulino le quitaron la pluma estilográfica. Ante esta situación lo único que pensaron es que inmediatamente los iban a fusilar allí mismo y por eso les quitan todas las pertenencias. Tuvieron suerte y aquello no terminó allí, en una fosa común sin nombre al borde de un camino lejos de su casa. Esa fue la segunda vez que vio la muerte muy cerca y nuevamente pasó de largo. Tras el incidente continuaron caminando hasta llegar a la estación del tren, aligerados de sus pocas pertenencias, pero al fin y al cabo llegaron vivos.

Una vez en León les trasladan al Cuartel de Caballería de San Marcos, antiguo monasterio y hospital de peregrinos, reconvertido para la ocasión en Campo de Concentración. Sin embargo este lugar se ha sabido tiempo después que era un lugar de clasificación de prisioneros, donde unos eran directamente fusilados, otros servirían de mano de obra gratuita y los que menos, los menos peligrosos al régimen eran conducidos inmediatamente a otros campos llamados por ellos de “reeducación”. recuerda como el primer día su entrada a San Marcos; “…una larga fila de prisioneros que pasaba por una puerta y después un pasillo formado a ambos lados por falangistas armados que te golpeaban y aporreaban sin piedad mientras pasabas entre ellos. Pasé lo más rápido que mi cuerpo cansado y dolorido pudo, pero no lo suficiente para recibir una andanada de tortas y golpes en todas las partes del cuerpo, mientras que la cabeza se llevó las suyas aún queriéndome proteger con las manos desnudas…” También siguió fresco su recuerdo del primer día allí: “…después del recibimiento nos meten a las cuadras, convertidas en habitaciones. A mi me tocó pesebre, a otros menos afortunados les toco suelo. Había que andar listo si se quería mantener tu hueco donde dormir, sino te tocaba de pie…”

Lo atroz del lugar ya de por si un campo de concentración donde los derechos humanos no existen, hay que compartirlo con otras experiencias traumáticas que no se olvidaran nunca: “…lo peor de ese lugar fue “la puerta”, un lugar al fondo del claustro donde cada día veían entrar prisioneros, compañeros de cuadra y pesebre, acompañados de un grupo de falangistas. Nunca más se les volvía a ver, nadie preguntaba, todos sabía lo que se escondía tras esa puerta y esperabas no ser tú el próximo.
Todavía tengo en el recuerdo a un compañero de prisión al que torturaron para que firmara no sé que confesiones y delatara a no se que personas. La última vez que lo vimos iba transportado a rastras después del interrogatorio hasta esa puerta...”

La estancia en ese campo de concentración duró mientras alguien decidía nuestro destino, un juicio o consejo de guerra, un traslado a una prisión o en el peor de los casos la ejecución.Existe un documento firmado el 12 de diciembre de 1937 en el que se dice :

” RESULTANDO: que Paulino La Fuente Riancho que se hallaba en las filas marxistas se le hizo prisionero, CONSIDERANDO: Que la Comisión Clasificadora de Prisioneros y Presentados considera a este sujeto como sospechoso de actividades y visto el Informe de la misma, Procede que el mencionado individuo sea destinado a un Bon. de trabajadores de conformidad con lo dispuesto en el articulo 5º de la Orden Circular de 23 de julio último.

El batallón al que es enviado es al Batallón de Trabajadores Asturias 21, citado a lapicero en la hoja de identificación que le hicieron el día de su captura. En ese expediente figuran otros datos muy interesantes como su filiación al partido socialista y a la U.G.T y el empleo militar que tenía el día de su captura. Aquí fue muy listo Paulino y dijo que soldado, así como que le alistaron forzosamente. De esta forma se libraba de una ejecución sumadísima por parte de algún grupo incontrolado de falangistas. La verdad si fuera necesario para salvar su vida ya saldría más adelante.

A partir de aquí es el propio Paulino quien nos cuenta su historia:
Durante los tres meses que allí permanecí prisionero me tuvieron realizando trabajos forzados diversos, como por ejemplo el sacar piedra del río Orbigo, que junto al campo de prisioneros pasa, a temperaturas extremas de frío de entre unos 10º C. y 12º C. bajo cero. También fui enviado a Puente de Castro a realizar una carretera siniestra, la que llevaba del paredón de los fusilamientos al cementerio. Después me sacaron del grupo que hacía la carretera y me ordenaron cavar fosas en el propio cementerio. Una imagen se me quedó grabada en la retina; “todas las fosas que durante el día se habían hecho, al día siguiente había que hacer tantas más, porque las otras ya estaban llenas y tapadas”.

EPOCA DE CARCEL; DE CONDENA A MUERTE A 20 AÑOS DE TRABAJOS FORZADOS.

De León fui trasladado a la prisión provincial de Burgos donde fui recluido a la espera de juicio y mientras se realizaban las diligencias previas. Aquí es donde las labores de información del aparato fascista hacen su trabajo y recopilan informes sobre tu conducta personal antes y durante la guerra. Se piden informes sobre la labor política y social mía y donde solo los contrarios a mi persona son admitidos en el juicio. El cura, el alcalde, la propia Guardia Civil y algún que otro vecino hostil y favorable al alzamiento presentan informes de mala conducta.

Fui condenado en juicio sumarísimo a pena de muerte junto a dos compañeros apresados junto a mi, Juan Bustamante Martínez y Casimiro García Diez, por que según su tribunal militar franquista habíamos auxiliado a la rebelión alistándonos en el ejército rojo. También se nos acusaba de haber hecho guardias de armas y requisado armamento en el pueblo.
Sin embargo a mí y a Casimiro García se nos conmutó la pena por 20 años de prisión, Juan Bustamante no tuvo suerte y murió esperando la condena.
Es incomprensible que los propios que se alzaron en golpe de estado contra la legalidad vigente de la republica nos consideraran a nosotros rebeldes por auxilio a la rebelión.
Para cumplir la condena impuesta de 20 años de prisión, me enviaron a la cárcel Provincial de Burgos, donde más tarde se me conmuto la pena por otra reducida a 12 años de trabajos forzados.
Para realizar la condena me trasladan nuevamente, esta vez a la cárcel habilitada de Valdenoceda (Burgos), antigua fábrica de hilo de seda.
Entré el 17 de enero de 1938 en calidad de detenido y entre los trabajos que le obligaron a hacer, el que más me impresionó y a todos los demás prisioneros, fue el de hacer el muro de cierre alrededor de la cárcel, encerrándonos de este modo a nosotros mismos.
Entre los reclusos conocí a Francisco Rojo, con el que entablé una gran amistad que me permitió conocer a su hija Ramona Rojo; con la que más tarde se casaría.
De la condena a 12 años a que fui condenado solo cumplí 2 años y 1 mes, siendo puesto en libertad provisional a la espera del juicio definitivo.

Poco antes de entrar en Valdenoceda el 29 de agosto de 1937 mi padre José Lafuente López es detenido en Santander por falangistas después de ser reconocido por vecinos afines al bando rebelde. Había huido de Arija con mi madre y hermano pequeño ante el avance del ejército franquista. El ser miembro activo de UGT, militante socialista, miembro del comité de defensa de Arija y sindicalista de la fábrica de vidrio San Gobain fue suficiente para acusarle de cuantos crímenes y desmanes se habían producido en aquel territorio. En consejo de guerra sumarísimo se le condena a muerte que es aplicada el 28 de julio de 1938, siendo asesinado por fusilamiento contra las tapias del cementerio de Ciriego en Santander estando yo aun dentro de la cárcel.

Mi dolor dentro de la prisión no es comparable al de él al verse delante de un pelotón de ejecución y saber que su cuerpo va a ser tirado a una fosa común junto con otros y que sus familiares no podrán llorar ni depositar flores sobre su tumba por miedo a ser señalados.

 

FIN DE LA GUERRA. BATALLONES DE TRABAJADORES: 1940-43 (..Y LO LLAMABAN MILI).

3PAULINO LAFUENTE de QuintaentelloEl 19 de febrero de 1940 me pusieron en libertad y regrese a mi casa en Muskiz (Bizkaia), donde me esperaba los hermanos y mi madre. Sin embargo mis primeros días de libertad los dedico a pasar por Manzanedo, donde visite a la que quería fuera mi mujer, Ramona Rojo y su familia. Más tarde se dirige a Quintananetello, a la casa familiar de mi madre Plácida. Allí viven ahora, ocupando una casa que nos les pertenece y sin tener permiso alguno miembros de otra rama de la familia, sobrinos de mi madre de Placida, María Fernandez, Matias y su familia. Su casa es la de al lado, quemada en el avance nacional sobre el pueblo.

Cuando llego a Quintanaentello soy visto por un vecino que corre a Soncillo a denunciarme a la Guardia Civil. Mientras tanto soy acogido en mi propia casa y avisado de que vienen a buscarme por lo que no tengo más remedio que salir huyendo hacia Muskiz, por el miedo de volver a ser encarcelado.

Cuando las fuerzas de la Guardia Civil se presentan en el pueblo, le preguntan a Matias que cómo se le ocurre dar cobijo a un “hijo de Lafuente” a lo que el hombre contesta que tiene que hacerlo puesto que la casa es nuestra.

Se que tengo poco tiempo de libertad definitiva, me tengo que presentar próximamente al Tribunal Militar de Burgos para ser enjuiciado en Consejo de Guerra, a pesar de haber pasado ya más de 2 años de cárcel entre León y Burgos.

Entre el 4 y el 7 de mayo de 1940 la Guardia Civil me busca Paulino en los distintos domicilios de Quintanaentello en Burgos y Muskiz en Bizkaia, donde finalmente me encuentran y detienen. Rápidamente me trasladan a Burgos y al día siguiente, 8 mayo, entro por la puerta del tribunal militar para contestar a las preguntas que en el juicio me someten.
Finalmente soy condenado a una pena inferor a los 12 años y un día en virtud de mi poca peligrosidad, siendo trasladado en primer lugar a la prisión provincial de Avila donde paso casi un año.
Más tarde me envían a la prisión de Larrinaga en Bilbao el 23 de abril de 1941, donde permaneceré hasta el 2 de junio del mismo año.
De allí me trasladan al Depósito de Concentración de Miranda de Ebro (Burgos), donde me mantendrán recluido hasta el 23 de septiembre del mismo año. Esos 3 meses que pase allí han sido los más duros de toda mi vida carcelaria, donde cada día suponía un día más vivo sin garantía de sobrevivir muchos más, dada la penosidad y estado de ese campo de concentración.
El 23 de septiembre me vuelven a trasladar, en esta ocasión mucho más lejos. El gobierno franquista decide por Orden de 2 de julio de 1941, del Ministerio del Ejercito, que quienes perteneciendo a los reemplazos de los años 1936 a 1941, estuviesen en situación de prisión atenuada o libertad condicional, “tienen condición de soldados” y su destino inmediato son los Batallones Disciplinarios de Soldados Trabajadores.

Este decreto es el colmo del despropósito: de soldados republicanos que defendíamos el estado de derecho vigente ante un golpe de estado militar, a prisioneros de guerra como delincuentes y “rebeldes”, para al final tener que hacer la mili trabajando con el bando contrario.

Salí del Depósito de Concentración de Miranda de Ebro y trasladado el mismo día al Batallón Disciplinario de Soldados Trabajadores nº 12 de Irurita (Navarra).

El 30 de junio de 1942 y tras permanecer 9 meses en el, soy trasladado nuevamente, esta vez al Batallón Disciplinario de Soldados Trabajadores nº 31 de Lavacolla (Santiago de Conmpostela-Galicia).

No me acuerdo cuanto tiempo pase allí, pero un nuevo trasladado me lleva a los campos de trabajo en África, a las colonias-cuartel del ejército español.
El trabajo que allí me obligaron a realizar como esclavo de Franco era para el ejército, limpiar campos de palmito y así poder plantar cebada para los mulos y caballos militares. Los campos estaban en Ceuta, Tetuan, Tánger, Arcila, Larache, Zocoarbua, Grutas de Hércules, Saguen, etc…

Recuerdo la miseria que nos pagaban, que no eran más de 5 pesetas, conocidas popularmente como “las sobras”. Más tarde nos aumentaron a 10 pesetas, concretamente en Zocoarbua.

De este lugar recuerdo a un sargento nacional, con muy mala leche, que decía había sido herido en Artxanda durante la caída de Bilbao. Pretendiendo ganar méritos por las heridas de guerra que llevaba, muy común entre los militares de Franco, y sabiendo que yo estuve allí, se empeñó en presionarme para que dijera a los mandos que había sido yo el que le dispare. Como no consiguió mi confesión me hizo la vida imposible en el campamento.

También recuerdo la primera vez que llegue a Zocoarbua, nos metieron en un barracón que había sido ocupado antes por legionarios regulares y moros. La suciedad de este lugar y el tamaño y cantidad de los piojos nos obligó a desinfectar la ropa, la única que teníamos, hirviéndola en los pucheros de la comida. Me acuerdo aún ver moverse solos los jerseys arrastrándose por el suelo por los piojos que tenían.

Todos los prisioneros de este batallón de trabajadores eran de procedencia norteña, sobre todo castellanos y vascos, excepto algún andaluz.

Tres meses después de ser liberado, el 3 de octubre de 1943, me case con Ramona Rojo en Manzanedo (Burgos), dejando atrás una época gris y poco grata de recordar de mi vida, que sin embargo no me abandonará nunca.

En pocas palabras : “salí de casa con 19 años y regresé con 24”.

MAS INFO

NOTA DE LOS AUTORES;

Conocí a Paulino allá en el año 1993 cuando su nieta Aiyoa, la que hoy es mi mujer, me llevó a un pueblecito burgalés de las Merindades, concretamente a Manzanedo, en plena naturaleza semisalvaje de Valle de Manzanedo. Allí, en semana santa del mes de abril estaba trabajando junto con su yerno José Perelló en la restauración de la casa familiar de los Rojo, recuperada para la familia por José y Txaro.

Mi primera imagen del abuelo Paulino fue la de un señor mayor, mayor sólo en edad, con traje de faena y bajo su inseparable txapela, realizando mil y un trabajos dentro de la casa. Era un hombre ilusionado siempre con el trabajo, mas cuando la labor a realizar era la de recuperar la habitabilidad de una casa en la que su mujer vivió de joven.

Me cayó bien desde el principio, yo no tenía abuelos vivos, por lo que el conocer a aquel señor fue una agradable experiencia, más si al final y con el paso del tiempo llegue a ser parte de la familia.

Siempre me trató como a uno más de sus nietos, y eso que era “pegado”. Me encantaban sus historias, su sabiduría y sobre todo su experiencia en la pasada guerra civil, de la que fue protagonista activo. Esa fue mi mayor unión hacia él, pues cuando poco a poco iba conociendo retazos de esa guerra, más héroe se convertía para mí.

Recuerdo que siempre le decía que me contara cosas sobre aquella época, es más, a pesar de que le costaba mucho recordar aquellos sucesos trágicos, no por falta de memoria que tenía mucha, si no por dolor en el corazón, siempre tenía a mano un suceso, una historia o las respuestas a mil preguntas.

Nunca se tomó en serio mi propuesta de escribir sus memorias sobre la guerra, decía que aquello a nadie interesaba. Y en parte tenía razón; tres generaciones nos separaban, la suya era la primera, la protagonista y pocos vivían para contarlo con propiedad y conocimiento de causa; la segunda, los hijos conocían el sufrimiento de los padres y aún tenían presente muchos símbolos opresores del pasado y opinaban que mejor dejarlo pasar; y la tercera generación, los nietos no conocen ni quieren conocer en muchos de los casos las “batallitas del abuelo”.

Sin embargo el error es ese, el no conocer la historia de nuestros mayores, sus experiencias, sucesos y desgracias, para de esta forma poder comprenderles mejor y aprender para que cosas como aquellas no vuelvan a suceder. En nuestra mano está el dar a conocer las historias de nuestros abuelos, y en el caso de el abuelo Paulino mejor que ningún otro, pues tenía la experiencia de tres generaciones anteriores, sus abuelos, padres y de si mismo y otras tres posteriores: sus hijas, nietos y biznietos.

Al final y seguramente a sabiendas de que algo grave le sucedía fue a partir del verano del año 2000 cuando se preocupó de dar el visto bueno a sus memorias. Poco a poco se fue ilusionando y eligió la época de la guerra para comenzar su relato. Al principio poco a poco para no agobiarle y luego era el que nos animaba todos el día a continuar: “ayer no vinisteis y tenía muchas cosas que contaros”, nos decía si faltábamos a la cita diaria.

Desgraciadamente no pudo contarnos muchas más cosas, la muerte le sorprendió rápidamente el 9 de Noviembre de 2000 y el proyecto quedó roto en su principal parte, su protagonista.

Sin embargo en honor a él y esperando lo pueda leer desde donde esté, continuamos con su historia, su biografía, ampliada a la historia de la familia a lo largo de seis generaciones. Este artículo es el primer capítulo INEDITO del libro que estamos escribiendo sobre la historia de la familia LAFUENTE, Y cuenta de primera mano su experiencia en la Guerra Civil, él quiso que ese fuera su primer recuerdo en sus memorias y así se ha hecho.

Publicado en I) Represión, exilio y prisiones, J) Personas | Etiquetado , , , , , | 3 comentarios

Todas y todos a Valdenoceda el 18 de abril (2015)

OLYMPUS DIGITAL CAMERASegún el listado que os adjuntamos al final, al menos 174 ciudadanos de las Merindades estuvieron presos en  Valdenoceda y otros 12 murieron allí mismo, este penal fue clave en la represión de esta tierra, posiblemente la cárcel en la  que hubo más presos de las Merindades. Por ello os queremos animar a asistir al tradicional homenaje, y cada vez más el lugar de encuentro de las personas que creemos que el futuro se construye mejo cuando se conoce el pasado. El próximo 18 de abril se va a realizar el homenaje y la entrega de restos en Valdenoceda, como todos los años. Antes del texto od dejamos un vídeo resumen de lo que fue el acto y hemos añadido a posteriori.

 

Al final de  esta entrada os señalamos los presos de Las Merindades que estuvieron penando en Valdenoceda (son los que conocemos)y de los que nos sería un honor completar la información. Anteriormente en la entrada PENAL DE VALDENOCEDA, recogimos los que allí murieron. Escribidnos al merinmemo@gmail.com o haced un comentario en el blog.

 EL HOMENAJE

El sábado 18 de abril, tendrá lugar el homenaje anual en memoria de los represaliados en la cárcel de Valdenoceda. El acto central será la entrega a sus familias de los restos que se hayan identificado hasta la fecha.   El programa definitivo se cerrara unos días antes de la celebración. En paralelo, los familiares y amigos que lo deseen podrán organizar otras actividades (por ejemplo, cada año un grupo de familias solicita al párroco la celebración de una misa).  Los actos organizados por la Agrupación se iniciarán en torno a las 12,00 horas e incluirán el homenaje a los represaliados, la entrega de los restos identificados, una posible visita al edificio de la antigua cárcel y una comida de hermandad. La asistencia es libre, aunque sí es necesario apuntarse con antelación a la comida de hermandad, para buscar un lugar idóneo que acoja la celebración.

Éste  es el listado provisional de entregas del próximo 18 de abril:

https://exhumacionvaldenoceda.wordpress.com/la-agrupacion/nuevos-identificados/

LA ASOCIACIÓN

La Agrupación de Familias de Valdenoceda (cuyo nombre formal es Agrupación de Familiares y Amigos de Represaliados en el penal de Valdenoceda) comenzó a gestarse hace casi 20 años. Pero, tras muchos intentos y esfuerzos para conseguir localizar a más familias, su constitución formal se realizó en 2005. Por lo tanto este año cumplirá una década: Diez años de Agrupación. El  homenaje además, es el marco de la Asamblea anual de la Agrupación.

En Valdenoceda murieron, según el registro oficial, 154 personas. Durante estos 15 años de funcionamiento, hemos conseguido localizar a 114 de ellas, la inmensa mayoría de las cuales ha aportado muestra de saliva para obtener de ella el ADN. Somos muchos, sí, pero aún nos queda por localizar a 40 familias, desperdigadas por toda España, sin vínculo ya, en muchos casos, con su lugar de origen. Es una labor complicada, para la que necesitamos colaboración.

http://exhumacionvaldenoceda.com/nuestra-busqueda/buscamos-familias-nos-ayudas/somos-71-buscamos-80/

SOBRE FACEBOOK

Facebook ha eliminado, sin previo aviso, la cuenta, que tenía miles de contenidos desde su puesta en marcha, hace más de cinco años. La única alternativa que les ha dejado es convertir esa cuenta en página de Comunidad, salvando algunas fotos y muy pocos contenidos.  A partir de ahora, por tanto, los cambios los podréis percibir en Facebook del siguiente modo:

  • La posibilidad de interactuar es prácticamente nula. No podremos enviar mensajes directos a nadie (a no ser que ést@ haya interactuado antes con nosotros);
  • No pueden compartir los contenidos de los amigos, ya que esta página no puede ver vuestras publicaciones. Por ello, si queréis que nos hagamos eco de algún contenido vuestro, os rogamos nos enviéis un mensaje directo, con el enlace.
  • No pueden etiquetar a amigos a los que les puede interesar nuestra publicación. La única posibilidad de que los lectores nos hagamos eco de los contenidos (que son, en su mayor parte, búsquedas de familiares de muertos en Valdenoceda) es que entremos en su página y compartamos cada contenido en cuestión.

La parte positiva ha sido que, al crear la página, ha conservado el número de amigos (que ha convertido  en ‘seguidores’). Sin embargo, ellos no han recibido ninguna notificación,

La agrupación intentará, a partir de ahora, incluir al menos un contenido diario en la nueva página de Valdenoceda en Facebook, que está administrada por Manuel, y al que podéis pedir amistad. Él sí podrá compartir, enviar y recibir mensajes….. Si queréis tener un contacto con él, buscad su cuenta personal sin problema. También disponen de cuenta en Twitter, perfil en Google+ y canal en Youtube.

MAS INFORMACION

 

LISTA PROVISIONAL DE CIUDADANOS DE LAS MERINDADES QUE ESTIVIERON PRESOS EN VALDENOCEDA (Son los que tenemos noticia hasta la fecha)

 

ALFOZ DE BRICIA

  1. Díez R. Epifanio de 50 años, jornalero de Bricia.
  2. Gil Corada Pascual de 50 años, labrador de  Linares de Bricia.
  3. Gil Terán Ignacio de25 años,  labrador de  Linares de Bricia.
  4. RodríguezPeña Raimundo de 55 años,  labrador de  Linares de Bricia. Valdenoceda ¿?
  5. Herbosa Sedano Joaquín de 49 años años, labrador y  vecino de  Montejo de Bricia.
  6. Sainz López Epifanio 40 años,  labrador y  vecino de  Montejo de Bricia.
  7. Saiz López Hipólito de 17 años,  labrador y  vecino de  Montejo de Bricia.
  8. Muro Ruiz Federico de 25 años, jornalero de  Villamediana de Lomas (Bricia).
  9. PeñaFernández Alfredo de 45 años, labrador y vecino de  Villamediana de Lomas .
  10. Rodríguez Isla Miguel. de¿Higón? (Santa Gadea)
  11. Rodríguez Isla Tomás de 69años  labrador de Higón (Alfoz de Santa Gadea).
  12. López Rodríguez Bernabé 25 años, labrador de Quintanilla de S.Gadea (Alfoz de  Santa Gadea)
  13. Pérez Saiz Francisco 44 años, labrador de Quintanilla de S.Gadea¿Valdenoceda?
  14. Rayón Arenas Esteban 28 años, labrador de Quintanilla de S.Gadea (Alfoz de  Santa Gadea).   ¿Valdenoceda
  15. Saiz Sainz Pascual 34 años, labrador de Quintanilla de Colina (¿?)  (Alfoz de  Santa Gadea)  ¿ Valdenoceda?.

 ALFOZ DE SANTA GADEA

  1. Acero Fernández Francisco 45 años  labrador de Santa Gadea de Alfoz (Alfoz de  Santa Gadea)
  2. Acero Saiz Francisco 38 años  labrador de Santa Gadea de Alfoz (Alfoz de  Santa Gadea)
  3. Bustamante Bernabé  36 años  zapatero de Santa Gadea de Alfoz (Alfoz de  Santa Gadea)
  4. Campo López Federico 59 años labrador de Santa Gadea de Alfoz (Alfoz de  Santa Gadea)
  5. Fernández Alonso Gabino 42 años jornalero de Santa Gadea de Alfoz (Alfoz de  Santa Gadea) .
  6. Fernández Alonso Santiago 55 años jornalero de Santa Gadea de Alfoz (Alfoz de  Santa Gadea) .
  7. Ruiz Pérez Jesús  29 años  labrador de Santa Gadea de Alfoz (Alfoz de  Santa Gadea).
  8. Fernández Pérez  Abel 23 años  labrador de (Alfoz de  Santa Gadea) .
  9. Pérez Castañeda Francisco  32 años  jornalero de (Alfoz de  Santa Gadea) .

ARIJA

  1. Alonso Cámara Juan  40 años,   delineante de  Arija.  .
  2. Alonso Cámara Víctor de  36 años,  oficinista de Arija.
  3. Álvarez Blanco  Mariano   31 años jornalero de Arija.
  4. Argüeso Manzanedo Luis  32  años  Jornalero  de   Arija.
  5. Bustamante Ursicino  de  19 años,  Jornalero de Arija.. En  VALDENOCEDA ¿?
  6. Bustamante Vallejo  Domingo  27 años, empleado juzgado de Arija.
  7. Camarero R. Honorato 42 años,  Jornalero de Arija. Valdenoceda ¿?
  8. Carretón  Hipólito  55años,  Jornalero de Arija.
  9. Cuesta Cuesta   Crescencio  47 años,  Jornalero de Arija.
  10. Díez Arnaiz Feliciano  31 años, jornalero de Arija.
  11. Fernández García Abilio 27 años, carpintero de Arija .
  12. Fernández González José 29 o 33 años, panadero de Arija . Valdenoceda ¿?
  13. Galán Díaz Constantino 36 años, nacido en Ortuella, vivía y era tornero de Arija..
  14. García Alonso Antonio 40 años, jornalero de Arija .
  15. Gil Ontalvia Juan Manuel.  de  55 años ajustador de Arija.
  16. Gutiérrez Ayala Teófilo de 21 años, chófer, vecino de Arija.
  17. Gutiérrez Ruiz Adolfo de 17 años, obrero de Arija.¿Valdenoceda?
  18. Gutiérrez Sainz Ramón de 48 años, jornalero de Arija.¿Valdenoceda?
  19. Hidalgo Peña Saturnino de 40 años, Jornalero, vecino de Arija.
  20. Mantilla Rodríguez Mingo (Domingo) de  40 años, jornalero vecino de Arija . En Valdenoceda ¿?
  21. Noreña M. Rufino 45 años, jornalero vecino de Arija.
  22. Pérez Saiz Ildefonso 45 años, ajustador vecino de Arija. Valdenoceda ¿?
  23. Puente González Bernardo 52 años, jornalero vecino de Arija .
  24. Rodríguez Izquierdo Dámaso 19 años,  aprendiz  vecino de Arija .
  25. Rodríguez Izquierdo Dámaso. vecino de Arija .
  26. Rodríguez Maté Pedro 37 años, jornalero vecino de Arija .
  27. Rodríguez Ruiz Domiciano 51 años, jornalero vecino de Arija.
  28. Rodríguez Vázquez Miguel 25 años, albañil vecino de Arija.
  29. Saiz Peña Macario 41 años, hortelano vecino de Arija .
  30. Villartrigo Villartrigo Samuel 52 años, jornalero vecino de Arija.

ESPINOSA DE LOS MONTEROS

  1. Madrazo Diego Ubaldo de 38 años, labrador de Las Machorras.
  2. De la Peña Pereda Nicolás 50 años, médico vecino Espinosa de los Monteros.
  3. Fernández Rivera Muga Iñigo 31 años, carpintero vecino Espinosa  de los Monteros.
  4. López Alonso Serapio 49 años, viajante o industrial, vecino Espinosa de los Monteros.
  5. López Baranda Jesús 25 años, jornalero vecino Espinosa  de los Monteros.
  6. Martínez Regulez José 25 años, chofer hijo de Antonio y Carmen, soltero.
  7. Zorrilla Gutiérrez Clemente 27 años, labrador vecino Espinosa  de los Monteros.

JUNTA DE TRASLALOMA       

  1. Rasines Villate Marcelino  31 años, labrador vecino de Castrobarto. ¿Valdenoceda?.
  2. Ruiz Isla Leandro 33 años, jornalero vecino de Castrobarto ¿Valdenoceda?
  3. Estébanez González, Ceferino 46 años, Maestro Nacional de Lastras de las Eras (Medina de Pomar

MEDINA DE POMAR.

  1. Del Hoyo Saiz Cándido de 37 años, tratante  de Medina de Pomar.
  2. Ruiz -Bravo Brizuela  Jacinto ( o Juan)  45 años, labrador de Medina de Pomar ,
  3. García García, Gerardo de 48 años, labrador,  vecino de Moneo .
  4. García García, Gerardo o Cesareo de 48 o 38  años,  labrador,  vecino de Moneo .
  5. García López Avelino de 36 años labrador de Moneo (Medina)
  6. Miguel Bueno, Evencio de 54 años, Labrador vecino de Moneo ¿Valdenoceda?
  7. Zaldívar Mardones, Teodoro. nació el 8 de diciembre de 1915 en Arroyo de Sanzadornil (Burgos) , vecino de Villate

MERINDAD DE CUESTA URRIA

  1. San Martín Miranda Pedro  31 años, Labrador de Quintanilla de Montecabezas (Cuesta Urria).

MERINDAD DE MONTIJA

  1. Ezquerra C. Isidro 60 años, labrador, vecino de Bercedo (Merindad de Montija)
  2. Fernández Gómez Agustín  26 años, labrador, vecino de Gayangos (Merindad de Montija)
  3. Peña López Eusebio de Montecillo de Montija
  4. Gutiérrez Baranda Emilio
  5. Baranda Varona Iñigo 24 años, labrador  de Quintanilla de Pienza (Merindad de Montija)
  6. Caballero Baranda Miguel 24 años, labrador de Quintanilla  Sopeña (Merindad de Montija)
  7. Rueda Zorrilla Esteban 56 años, labrador de Revilla de Pienza (Merindad de Montija)
  8. Ruiz Elecegui Cecilio 35 años, labrador  vecino de Villasante (Merindad de Montija) ,

MERINDAD DE SOTOSCUEVA

  1. Gómez Pereda  Rufino 26 años, labrador vecino de Ahedo de Linares (Sotoscueva).
  2. Ruiz Gómez Adrián 54 años, cantero labrador  vecino de Quisicedo (Sotoscueva).
  3. Mantilla Saiz Santiago 31 años. Pastor de Villabáscones (Merindad de Sotoscueva¿?).
  4. Sainz Rozas Fidel 44 herrador de Villabáscones (Merindad de Sotoscueva)

MERINDAD DE VALDEPORRES

  1. Goitia García Laureano 37 años, cantero, vecino de Robredo de las Pueblas (Merindad de Valdeporres)
  2. López Azcona Aurelio, de 46 años, labrador de Rozas  (Merindad de Valdeporres).
  3. Sainz (o Saiz) Sainz (o Saiz) Mariano 41 años, labrador de Rozas  (Merindad de Valdeporres).
  4. Saiz Azcona Primitivo 31 años, labrador de Rozas  (Merindad de Valdeporres).

MERINDAD DE VALDIVIELSO

  1. Salazar Marquina  Miguel   39 años, Carpintero, vecino de Quintana de Valdivielso (Merindad de Valdivielso)
  2. Palencia Martínez Eraclio? Heraclio 36 años, labrador, vecino de Valhermosa (Merindad de Valdivielso)

OÑA

  1. Ortiz Castillo Agustín vecino de ¿Barcina de los Montes (Oña)?
  2. Oña Ladrero Manuel 25 años, caminero  de Oña.
  3. Sáez González Fermín El molinero de Oña.
  4. Sáez González Ángel 33 años, alias el “molinero” jornalero, vecino de Oña.

TRESPADERNE

  1. Corro Cabales Juan 48 años, mecánico, vecino de  Trespaderne.

VALLE DE LOSA

  1. Campillo Montoya Joaquin 27 años veterinario de Quincoces de Yuso (Valle de Losa).

VALLE DE MANZANEDO

  1. Angulo Cano Benigno  59 años labrador de Arreba o ANGULO ¿? (Valle de Manzanedo)
  2. Cuesta Rojo Fernando 33 años cantero de Manzanedo  (Valle de Manzanedo) Estébanez López  Pío  48 años zapatero   de Manzanedo  (Valle de Manzanedo)
  3. Martín de la Peña Robustiano 64 años molinero de Manzanedo  (Valle de Manzanedo)
  4. Fernández Sáinz Emilio 28 años labrador de San Miguel de Cornezuelo (Manzanedo)

VALLE DE MENA

  1. Angulo Rámila Nicanor  41 años, labrador de Angulo  (Valle de Mena).
  2. Angulo Rámila Manuel  de Angulo  (Valle de Mena).
  3. García Robledo Emiliano 22 años, labrador de Burceña (Valle de Mena)
  4. Baranda López Agustín Campillo de Mena
  5. Mardones Ahedo Florentino 36 años. Labrador , vecino de  Entrambasaguas (Valle de Mena)
  1. Martínez Rueda josé 35 años. Ferroviario, vecino de Entrambasaguas (Mena)
  2. Umarán Martínez  Manuel  59 años. Comerciante, vecino de  Entrambasaguas (Valle de Mena)
  3. Angulo González jose 33 años.  Labrador , vecino de   Gijano  (Valle de Mena),
  4. Diego Fernández, Juan vecino de Gijano
  5. Quintana Ortiz Prudencio 49 años, industrial  vecino de Irús  o Villasana (Mena).
  6. Martínez Baranda Florencio 38 años, labrador, vecino de Leciñana (Valle de Mena o Tobalina)
  7. Arroyo Terrones, José vecino de Lezana
  8. Echevarria Bustamendia Bonifacio de 34 años Labrador de Lezama ( Mena)
  9. Pinillos Caballero José 20 años, labrador, vecino de Medianas (Mena),
  10. Pinillos Caballero Pablo 20 años, labrador, vecino de Medianas (Valle de Mena).
  11. Cuesta Carretero José 38 años, jornalero, CARBONERO vecino de Nava de Ordunte (Valle de Mena).
  12. Martínez Tapia Jacinto 38 años, labrador, vecino de Nava de Ordunte (Valle de Mena)
  13. Mardones Ahedo, Federico, vecino de Ovilla (Valle de Mena)
  14. Ortiz Gil Máximo  32 años, labrador, vecino de  Ordejón de Ordunte (Mena),
  15. Alonso Carriazo Carlos 21 años, campesino, vecino de  Partearroyo (Mena)
  16. Henales Castaños  Hermógenes   20 años, labrador, vecino de  La Presilla (Valle de Mena),
  17. Cámara Cámara  Eduardo 21 años, labrador, vecino de  Santiago de Tudela (Valle de Mena).
  18. Urieta Antuñano Bonifacio  , 34/32 años, labrador, vecino de Sopeñamo
  19. Arena Gutiérrez Cástor 28 años, labrador vecino de Ungo (Valle de Mena) ,
  20. Bocanegra Torre, Agustín vecino de Ungo.
  21. Castaños Arena Enrique 22 años, labrador vecino de Ungo (Valle de Mena).
  22. Ortiz Gil, Luis vecino de Vallejuelo
  23. Angulo Rámila Manuel 33 años,  cartero vecino de Villasana (Valle de Mena)
  24. Machón García   Domingo  34 años,  labrador vecino de Villasana (Valle de Mena).
  25. Mena González, Ramón vecino de Villasana de Mena.
  26. Murga Mardones, Eliseo vecino de Villasana de Mena.
  27. Ortiz Moreno, Antonio vecino de Villasana.
  28. Pardo Campo, José Luis. 27 años. Fontanero de Villanueva de Mena (Mena). .
  29. Pardo Campo Prudencio 31 años. Albañil  en Villanueva de Mena (Mena).
  30. Fernández Antuñano Miguel 36 años, labrador, vecino de Villasuso.
  31. Fernández Antuñano Rogelio 27 años, labrador, vecino de Villasuso.
  32. Martín Oteo, Justiano, vecino de Villasuso de Mena .
  33. Cubillos López   Francisco   27 años. Labrador, de Vivanco .

VALLE DE TOBALINA

  1. Barredo Hermosilla  Fabián 37 años, labrador de Barcina del Barco (Valle de Tobalina).
  2. Alonso Pérez Dionisio 35 años, panadero, vecino de Pedrosa de Tobalina (Valle de Tobalina). .
  3. Cormenzana Herranz Marcos 28 años, labrador o panadero, vecino de Quintana Martín Galíndez (Valle de Tobalina) .
  4. Roldán Fernández Víctor 25 años, labrador, vecino de Quintana Martín Galíndez (Valle de Tobalina).
  5. Cadiñanos Rafael 32 años, labrador, vecino de  Tobalinilla (Valle de Tobalina).

VALLE DE VALDEBEZANA

  1. Cuesta Ruiz Eugenio 49 años, labrador vecino de Cilleruelo de Bezana (Valle de Valdebezana).
  2. Peña Fernández Santiago 40 años, jornalero y vecino de Herbosa (Valle de Valdebezana).
  3. Lafuente Riancho Paulino de 20 años, Carpintero de Quintanaello (Valdebezana)
  4. Bustamante Leoncio  29 años,  mecánico, de San Vicente de Villamezán  (Valle de Valdebezana).
  5. Bocanegra Torres Agustín 36 años, sastre de Soncillo (Valle de Valdebezana)
  6. Cimarra Mangas  Aquilino 52 años,  sastre, de Soncillo   (Valle de Valdebezana). Estuvo en la carcel hasta 1943 en que salio de valdenoceda.
  7. Díez Sainz Florentino 44 años, industrial, de Soncillo  (Valle de Valdebezana).
  8. Peña Fernández José  39 años,  ebanista, de Soncillo   (Valle de Valdebezana).

VALLE DE ZAMANZAS

  1. Díaz Gallo Santos 49 años. Cantero, vecino de Gallejones (Valle de Zamanzas).
  2. Gallo Saiz Rosendo 31 años, jornalero, vecino de Robledo de Zamanzas
  3. Robledo Saiz José de 50 años. cantero (o cartero) de Robledo de Zamanzas.
  4. Saiz Robledo Dionisio de 52 años Labrador, vecino de Villanueva de Rampalay

VILLARCAYO

  1. Escalante Rebolleda, Pedro de 20 labrador vecino de Bisjueces (Villarcayo) .
  2. Fernández Martínez, Agapito de 23 años labrador y vecino de Bisjueces (Villarcayo)
  3. González Fernández, Serafín de 24 años labrador vecino de Bisjueces (Villarcayo)
  4. Andino Diez Emilio de 32años. Labrador, vecino de Fresnedo.
  5. Andino Diez, Florentino Fresnedo Maestro/a Nacional .
  6. López Sainz Doroteo 41 labrador y vecino de Horna (Villarcayo).
  7. Corral Villate Estanislao de 33 años ,  jornalero, vecino de Santa Cruz de Andino (Villarcayo).
  8. Bocanegra Ramila Leandro de 42 años, labrador, vecino de Villalín.
  9. Fernández García Teodoro 26años, labrador vecino de Villalín.
  10. Gallo González Máximo 31años, labrador de  villalaín .
  11. Varona Morales Pedro 46 años labrador, vecino de Villalín.
  12. Cuadrao García Ángel de 36 años Farmaceutico  de VILLARCAYO.
  13. Espeso Cuadrado. Miguel 44 años, mecánico  de Villarcayo .
  14. Gómez Rojo Andrés 25 años, representante y vecino  de Villarcayo . P
  15. Gómez Rojo Remigio 30 años, comerciante  y vecino  de Villarcayo.
  16. Rojo García Domingo 45 años,  labrador  y vecino  de Villarcayo.
  17. Rueda García Feliciano 18 años, carnicero  y vecino  de Villarcayo.
  18. Rueda Zorrilla, Esteban de Villarcayo.
  19. Ruiz Alonso Victorino 25 años, jornalero  y vecino  de Villarcayo.

APORTACIONES

Silvino López González  de Villabáscones (Sotoscueva) estuvo preso en Valdenoceda hasta su traslado a Burgos para su fusilamiento.

Máximo Gutiérrez Mata.  Vecino de Arija. Trabajador de la cristalera. Estuvo encarcelado en el Dueso y en Valdenoceda.

Publicado en I) Represión, exilio y prisiones | Etiquetado , , , , , | 3 comentarios

El papel de la iglesia en la represión de Las Merindades

¿Qué papel jugó? ¿NO HAY NADA POR LO QUE PEDIR PERDÓN? ¿QUIÉN ORGANIZÓ LA REPRESIÓN EN LAS MERINDADES?

Quién no está con Franco, no está con Cristo

La reciente actualidad, con la bomba en la revista satírica francesa, ha puesto en primera línea al fundamentalismo y al fanatismo religioso, al igual que en la época de análisis que nos ocupa, Dios fue utilizado como argumento contra el género humano. La intención de esta entrada en buscar vuestra colaboración para conocer pueblo a pueblo cuál fue el papel de la iglesia en su entusiasta apoyo al franquismo y en la represión de las gentes de la izquierda. O introducir un comentario en el blog o mandar un correo a merinmemo@gmail.com

LA IGLESIA ¿NO TIENE NADA POR LO QUE PEDIR PERDÓN?

1+monjas+saluda+brazo+en+alto+desde+un+camiMucha gente, muchos abuelos implicados. Habrá algún momento en la historia de España, cuando en vez de olvidar o mirar para otro lado, se pida perdón y reflexionemos juntos para evitar un futuro parecido. Queremos dar comienzo aquí el necesario repaso al papel de la iglesia, y más en nuestra comarca, donde no tenemos ninguna duda que la iglesia mandaba en la comarca desde tiempos inmemoriales. Pero nos gustaría recoger los datos. Otra duda que nos asalta es que hasta qué punto fue todo una “Guerra de Religión”, los militares fueron cabezas visibles, querían mantener sus privilegios y el de sus mentores, que no eran otros que la iglesia y las oligarquías.

QUE PASÓ EN LA REPÚBLICA CON LA IGLESIA

Antes de que en el año 1931 llegaran las leyes republicanas, el mundo (país) era suyo. En Educación eran los amos y señores, así existían en España básicamente dos tipos mayoritarios de escuelas, como cuenta Rafael Cruz en su libro Una Revolución Elegante, las de la Iglesia subvencionadas por el Estado, y las estales controladas por la iglesia. La mayor parte de las instituciones locales había realizado un ritual de entronización del Sagrado Corazón, presente incluso en el salón de plenos. Las fiestas las ordenaban desde la religión, con prohibición de trabajar. Las procesiones y actos religiosos tenían subvención pública. Control absoluto de todos los ritos de paso de los ciudadanos desde el nacimiento hasta la muerte.

La República busco la igualdad de la ciudadanía, solo ciudadanos, ese era el objetivo del artículo 26 de la constitución. Desde el principio en que comenzó su perdida de poder sobre toda la sociedad los católicos se sintieron perseguidos. Ya en su pastoral de finales de abril de 1931, el jefe más importante de la iglesia española, el cardenal Segura, que por cierto estudió en el colegio de los Escolapios de San Pedro de Cardeña, auguraba que se iniciaba una noche oscura. En la pastoral de primeros de mayo de 1931, anterior a los desmanes radicales de la quema de conventos y del decreto de libertad de cultos, pedía el inicio de una cruzada de “oración” y de sacrificios. La Iglesia nos enseña, en primer lugar, que cuando los enemigos del reinado de Jesucristo avanzan resueltamente, ningún católico puede permanecer inactivo En las circunstancias actuales todos los católicos, «sin distinción de partidos políticos», deben unirse en apretada falange.

Durante los años 30 fueron muchos los conflictos de la relación Iglesia-Estado, entre ellos destacan varios. Por un lado los crucifijos, el espectáculo de los crucifijos no fue más que mera apuesta mediática, fuegos artificiales, pero también ganar la calle al Gobierno. El problema real era que el laicismo y el racionalismo conllevaban un cambio importante en la ciudadanía. La retirada de los crucifijos fue utilizada por los curas para movilizar a la población en contra de la escuela laica, especialmente en las zonas rurales. Así en enero de 1932 La Gaceta habla de una manifestación antilaicista en Oña por haberse retirado el crucifijo de las escuelas, no asisten a clase los católicos y recorren las calles dando vivas a Cristo. Al parecer en todo Burgos hay un movimiento contra el laicismo escolar. En Marzo, El Pueblo Vasco dice que en Espinosa al retirar la efigie del crucifijo, se ha impuesto la ejemplar costumbre de que sus hijos la lleven prendido del cuello. Incluso por esas fechas En el pueblo de Villanueva de Odra una pía señora ha tenido la generosidad de regalar un crucifijo a cada uno de los niños para que lo lleven íntimamente pendiente del cuello.

Junto con los crucifijos, en el debate constitucional la polémica fundamental resultó ser la cuestión religiosa. Pero no la libertad de culto, que nunca se cuestionó, sino su predominio en la enseñanza. Esta situación influiría en la educación al prohibírsele a las órdenes religiosas la dedicación a la enseñanza (situación formal que no se llegaría a cumplir nunca, al sustituirse la titularidad de los centros por seglares) y la incautación de los bienes de los jesuitas al no aceptar éstos la autoridad republicana (a los que sí se sustituyó en sus centros). El reconocimiento constitucional de estos principios desató una guerra escolar abierta y cada vez más encarnizada. La discusión en las Cortes Constituyentes del Artículo 26 de la Constitución, sobre congregaciones religiosas, en el que se establecía, entre otras cosas, la prohibición de ejercer la industria, el comercio o la enseñanza, dio lugar a la primera crisis de gobierno.

La oposición de la iglesia española a la República fue cada vez más explícita. Posiblemente en la posición de los legisladores republicanos frente a la Iglesia católica se encuentra la clave de muchas de las resistencias que la República despertó. Aquella presencia asfixiante de la Iglesia en el sistema educativo, en las costumbres sociales e impregnando el poder político en todos nivel, estaba empezando a desaparecer, la Iglesia no podía admitir la liberación de la ciudadanía.

ASALTO AL PODER Y VENGANZA

segura francoLa iglesia se reveló al dejarse de ser favorecida por el Estado. La iglesia llamó a las armas, la sintonía con el golpe fue absoluta. No hace falta más que una somera mirada para descubrir que el clero fue clave en la represión. Pero todavía hoy sigue empeñada a mirar solamente a un lado. En octubre del de 2007 Benedicto canonizó a 498 mártires de los rojos. Juan Pablo II beatificó a 479 mártires de la persecución religiosa en España durante los 27 años de su pontificado. Afirmó el 28-oct-2008 en el rezo del Ángelus: “El gran número de mártires demuestra que el supremo testimonio de la sangre no es una excepción solamente a algunas personas, sino una eventualidad real para el entero Pueblo de Dios. Hombres y mujeres de diversa edad, vocación y condición social que han pagado con la vida su fidelidad a Cristo y a la Iglesia. El mes de octubre se cierra con el luminoso testimonio de los mártires españoles. Testigos heroicos de la fe, que movidos exclusivamente por su amor a Cristo pagaron con su sangre su fidelidad a Él y a su Iglesia. Con su testimonio iluminan nuestro camino espiritual hacia la santidad”…

Años antes, en la época que nos ocupa, la felicitación del papa Pío XII el 16 de abril de 1939 deja claro el posicionamiento de la iglesia, pero su papel va a ser en el campo ideológico. Tras el intento fracasado de golpe de estado, además de las tareas habituales, asumieron la labor de purgar, reeducar y limpiar de los pueblos y los barrios. La moral “cívica” queda en gran medida también en manos de la Iglesia. El párroco local se convirtió en esencial, era el encargado de vigilar la reconquista ideológica.

La iglesia católica española cegada por la posibilidad de ejercer su poder sobre la sociedad entera, la Iglesia se dedicó a forzar la voluntad de los ciudadanos y ciudadanas que se habían salvado de la muerte. La iglesia católica reclamó para sí la obediencia debida de todos los ciudadanos y la obligatoriedad de las prácticas religiosas por las buenas o por las malas. La coacción, la amenaza, los malos informes que destruían la vida de la gente o el señalamiento de los que ellos denominaban “malos cristianos” fueron la seña de identidad de una iglesia inquisitorial, cuyos ministros causaron mucho daño y dolor con sus actos o su pasividad.

arton70-24835En el año 1936, tras la rebelión militar, los párrocos de los pueblos tomaron mayoritariamente partido por los alzados, en quienes veían unos valedores que les iban a devolver el poder. Bien sabían estos curas que el alzamiento se estaba haciendo mediante el derramamiento de sangre inocente. La Iglesia desoyó los mandatos sagrados y alentó a sus párrocos a que se unieran al golpe, al que bautizaron como Cruzada. Los curas tenían una gran autoridad moral, especialmente en los pequeños pueblos como los de Las Merindades. Allí donde se opusieron a los crímenes, éstos no se produjeron, la gran mayoría de los curas apoyaron decididamente el alzamiento y sus procedimientos sanguinarios, y a veces con las armas en la mano.

En muchas localidades, la actuación de los curas fue tan inhumana, tan cruel y tan alejada de lo que puede considerarse un comportamiento cristiano, que quedó impresa en la memoria de los vecinos. Estos curas, que por su posición hubieran podido mediar a favor de las víctimas, aparecieron al lado de los verdugos, contribuyendo con sus acciones a empeorar la suerte de sus vecinos. Es una verdadera lástima que la iglesia católica pierda oportunidad tras oportunidad de desmarcarse de estos elementos, condenando sus acciones y pidiendo perdón por su actuación en aquellos años de crimen y terror.

LA ACTUACIÓN DE LOS CURAS EN LAS MERINDADES

!Ayudanos construir la lista!
En la Guerra Civil la iglesia no estuvo en su lugar, ni con la palabra de Cristo, si no defendió su poder, se entregó a los brazos del fascismo, e hizo bastante el mal.

  • Leandro García cura de Quintana de Rueda denunció al labrador POCHUELILLO o POCHO (Manuel), que fue asesinado.
  • El cura de Noceco aparte de denunciar fue el causante directo de la muerte de Vivanco Ortiz disparándole con una pistola. Un día por la calle encontrándose con su madre se señaló su muñeca y dijo:”Francisca, ¿no reconoces este reloj?”. Ese cura pudo ser Eliseo González?
    El cura de Moneo tuvo bastante que ver con que en su pueblo mataron a todos los jóvenes menos a uno.
  • El “señor” cura de Espinosa de los Monteros denunció a Dionisio Arenal Bustillo, Vecino Paseado.
  • El cura de Quisicedo era un febril cabecilla falangista.
  • En Río de Losa el cura y el hererro debieron ser los matones, entre otros mataron al maestro.

    ¿ la lista de los consecuentes con su religión?
    .!Qué pocos curas conformes a la doctrina de Jesuscrito hubo en la España de 1936!
  • De Criales, el cura se interpuso, y salvó la vida a siete personas, con lo que no hubo ninguna víctima mortal.
  • El jesuita Fidel García Bolinaga en Oña, ayudo a que el grupo de jóvenes acabase en el Penal de Burgos y no en una cuneta. Pocos curas hubo así y pocas veces ocurrió esto en Burgos.(¿? En el libro Diario de un Gudari condenado a muerte cita como Bolinaga a Marcelino García Alonso Bolinaga (1892-1978) que en aquellos años fue capellán de la cárcel de Burgos).
  • Otro cura que tuvo una intervención providencial y evitó las matanzas de vecinos fue el de Bentretea.
  • El cura de Quintanilla del Rebollar, Don Juan, evitó los desmanes. Jóvenes durmieron en la casa del cura para evitar los paseos, e iba a buscar a los detenidos del pueblo al “cine” de Espinosa.
  • En Cornejo tampoco no hubo ninguna víctima porque el regidor del pueblo y el cura avisaban a los “rojos” cuando venían los falangistas
  • En San Martín de Losa los del Bando Nacional, sobre todo de Quincoces de Yuso, cuando llegaron de noche a por el Alcalde y el Cura del pueblo, Don Bruno, con todos los vecinos, evitaron los asesinatos.
Publicado en E) Preguntas para responder, I) Represión, exilio y prisiones, K) Franquismo | Etiquetado , , , , | 5 comentarios

Teodoro Zaldívar, jornalero de Villate

Es Teodoro un buen ejemplo de muchos ciudadanos y ciudadanas de las Merindades de aquellos tiempos de urgencias, y esperamos que el compromiso también sea cada vez más de estos tiempos. Por una lado su ligazón con Bizkaia característica muy de Las Merindades, y por otro su compromiso con la defensa de las libertades. Sean estas líneas un recuerdo de su testimonio y de lo mal que se lo hicieron pasar.

teodoro Zaldivar 1940.jpgTeodoro Zaldibar Mardones nació el 8 de diciembre de 1915 en Arroyo de San Zadornil (Jurisdicción de San Zadornil), hijo de Telesforo Zaldibar y Blasa Mardones, aunque con los años se trasladó a la cercana localidad de Villate (hoy Medina de Pomar, en aquella época Junta de La Cerca) para trabajar como jornalero.

Con el estallido de la Guerra Civil fue llamado a filas por el ejército rebelde, por lo que el 14 de agosto de 1936 se incorporó a la segunda compañía del Grupo Mixto de Zapadores Minadores de Pamplona en calidad de soldado. En esa etapa tomó parte en la toma de Irún, Azpeitia, Azkoitia, Elgoibar y el fuerte de Nuestra Señora de Guadalupe de Hondarribia, entre otros. Cuando este batallón fue disuelto, ingresó en el Regimiento Mixto de Ingenieros nº6 de Guarnición de San Sebastián, donde con el tiempo le declararían “desertor o desaparecido”.

El 16 de diciembre de 1936, aprovechando que las tropas nacionales estaban detenidas en Eibar, Teodoro se pasó al bando republicano sin armamento. Entonces, fue trasladado a la Universidad de Deusto (sede de la Columna Meabe, compuesta por los batallones de la UGT, JJSS y PSOE). Allí le destinaron al 4º Batallón de la Columna Meabe de la UGT “Carlos Marx” de Bilbao, el 34º de las Milicias Vascas. Con esta compañía participó en el frente de Artziniega-Burgos hasta el 31 de mayo de 1937, y después estuvo en el monte Bizkargi hasta el 11 de junio. A primeros de julio de ese mismo año fue trasladado al sector de Ontaneda (Cantabria).

El 1 de septiembre de 1937 fue enviado a Cangas de Onís, donde se unió a una compañía de nueva creación llamada 2º Batallón de la Brigada Vasca. Su destino en este grupo fueron los Picos de Europa, así como otros frentes activos en el oriente de Asturias. El 18 de septiembre ingresó en el Batallón de Servicios Auxiliares y fue enviado a Nava, hasta que fue apresado en Gijón el 21 de octubre de 1937.

valdenoceda.jpgLa mayor parte de los prisioneros hechos en Asturias ese año fueron internados en campos de concentración y prisiones provisionales situadas en la propia provincia o regiones vecinas. Ahí permanecieron hasta que fueron clasificados y trasladados a batallones de trabajadores o a ciudades donde actuaban los tribunales militares. Siguiendo esta práctica, Teodoro inició su periplo carcelario en el campo de concentración provisional de La Harinera (Gijón), donde estuvo hasta el 28 de enero de 1938; le siguieron la prisión provisional de El Cerillero y la cárcel de El Coto, también en Gijón, donde le retuvieron hasta el 27 de octubre de 1939; después fue enviado al penal de Valdenoceda hasta el 21 de mayo de 1940; y finalmente acabó en la prisión provincial de Burgos, donde fue sometido a un Consejo de Guerra acusado de un delito de traición.

El 5 de marzo de 1941 se le sentenció a muerte, pena que posteriormente fue conmutada por doce años de prisión mayor. En el transcurso del juicio, varios vecinos y autoridades locales acusaron a Teodoro. El comandante del puesto de la Guardia Civil de Medina, Ángel González declaró (31-12-37) que era un “elemento avanzado de la extrema izquierda“. Un vecino llamado León Resines afirmó (9-6-1940) ante la Guardia Civil que a pesar de que su conducta moral con anterioridad a la guerra había sido buena, su comportamiento político y social había sido “malo“, porque “asistía a mítines y manifestaciones izquierdistas celebrados en pueblos de alrededor como Salinas, Medina de Pomar o Villarcayo“. Y un tercer vecino, Faustino Ortega, dijo que “se mofaba de la iglesia con cantares y frases obscenas“.

la cerca.jpgPor su parte, Romualdo López Novales, juez municipal de la Junta de La Cerca a la que pertenecía entonces Villate, le tachó (14-5-1940) de antirreligioso, blasfemo y comunista; y según el testimonio de la Alcaldía de la Junta de la Cerca ¿Juan Lerines? (15-5-1940), Teodoro “manifestaba ideas extremistas y su intención de pasarse a la zona roja antes de marchar al frente“. Por último, el vecino Quirico Muga declaró (9-6-1940) en la Guardia Civil que ignoraba “si estaba afiliado a partido alguno“, pero que había oído “que a Izquierda Republicana“, y que “aunque no hizo propaganda, sí mostraba su ideal izquierdista“. El 15 de febrero de 1941 Quirico Muga, siendo ya alcalde de La Cerca, declaró que “las manifestaciones de quererse pasar a los rojos se las hizo a un soldado fallecido, no teniendo otros antecedentes”.

En su defensa, el procesado alegó no pertenecer a ningún partido político ni organización sindical a excepción del Socorro Rojo Internacional, así como haber sido “capturado por el bando republicano”.

En total, desde que fuera detenido en octubre de 1937, Teodoro permaneció en prisión tres años y 185 días. Después, en 1941, se le concedió la libertad provisional con destierro a Orense, donde fue obligado a servir en casa del párroco del municipio de Piñor a cambio de su manutención.

_teodoro Zaldivar 1970.jpgSu pena extinguía el 18 de octubre de 1949, sin embargo, un año antes solicitó el indulto. Por entonces aún residía en Galicia, donde había contraído matrimonio con Ana Conde, tenía un hijo (José Luis) y trabajaba como obrero de la construcción y forjador de hierro. Las autoridades franquistas le concedieron dicho indulto al término del año 1948. Poco después se instaló en Lutxana (Barakaldo), donde se empleó en los astilleros instalados a orillas del Nervión y tuvo otros dos hijos: Ignacio y Begoña.

Teodoro Zaldibar Mardones falleció el 17 de agosto de 1971 a la edad de 55 años.
Hasta aquí este pequeño homenaje recuerdo a Teodoro Zaldivar, si deseas algo más de información sobre la zona:

firma teodor0.jpg

Publicado en J) Personas | Deja un comentario

LA GUERRA INTERMINABLE: la Ley de Responsabilidades Políticas.

trp2.jpgEn Las Merindades, Ley de Responsabilidades Políticas (en adelante LRP) y sus instrumentos los Tribunales de Responsabilidades Políticas (TRP) castigaron a muchísimos ciudadanos y ciudadanas, muchos de ellos hemos recogido en las páginas de represaliad@s del blog. Una vez acabada la guerra continúa la legislación represiva, la LRP fue un instrumento más para la depuración de la sociedad. Nadie estaba seguro, no lo estuvo durante todo el franquismo, no hubo ley, todo era arbitrario; la vida y la libertad dejaron de tener ningún valor. Toda España era un estado general de denuncia, sin garantías judiciales, donde las ejecuciones eran legales y arbitrarias, donde se aplicaba la Ley de fugas, paseos…. Eso sí se mostraron leguleyos in límites, hoy todavía subsiste en el olor a rancio facha del sistema judicial, especialmente de los altos cargos del escalafón.

La Junta de Defensa Nacional, el 24 de julio puso todos los poderes, incluido el judicial, en manos de los militares golpistas. Su primer empeño fue sustituir la legalidad y la justicia. “Adhesión y auxilio a la rebelión”. De tal manera que se llamaba a la participación a favor del régimen legal, la República. A parecían como sediciosos lo defensores de la legalidad. La represión continuó utilizando otras técnicas y leyes, pero los fusilamientos tampoco cesan, en una provincia tan vapuleada como Santander, nada más terminar la guerra en el 1939 se producen un tercio de los fusilamientos.

El Gobierno fascista creó diversas instituciones para perseguir la disidencia. El 9 de febrero de 1939 a punto de tomar Catalunya y establecer el mayor éxodo de españoles que se ha dado nunca, ni la expulsión de los moriscos… Ese año añadirían además una nueva penalidad a los vencidos con la Ley de Responsabilidades Políticas del 9 de febrero del 39. La LRP también afectaba los exiliados y refugiados e incluso asesinados, con carácter retroactivo, además su puesta en vigor no alentaba al retorno de los exiliados. Esta ley, además, fue la base de la apropiación de los bienes de las gentes que defendieron la legalidad, también supuso incluso la ruina de familias desahogadas, pero desafectas al régimen. Fue completada con la de marzo de 1940 de Represión de la masonería y el comunismo.

La LRP es puesta en marcha al final de la guerra, no solamente influyó en los siguientes 10 años, sino que lo hará durante todo el franquismo. De una manera esquemática en las épocas posteriores a la derrota podemos distinguir los siguientes periodos:

1. 1939-1940. La época donde despliegan la máxima crueldad, incluso con la aplicación de la Ley de fugas….
2. 1941-43. Concluyen con los sumarios extraordinario, dando origen a un gran número de fusilamientos. La cárcel es un lugar de exterminio por el hambre material y física, las epidemias, palizas, malos tratos… Además las sacas continuaron.
3. 1944-46. El fin de guerra mundial le crea al régimen una inseguridad internacional. No solo lleno de bunquers el Norte del País para evitar una invasión, sino que incluso llevaron a cabo una moderación de la política represiva.
4. 1947-49 Vuelve de nuevo la crueldad absoluta. No solo se aniquiló a la guerrilla sino que se instauró el terror a la población civil. En 1948 se fusilaba sin formación de causa en carreteras y cunetas, y se dejaban los cadáveres a la contemplación pública para escarmiento.

LA LEY DE RESPONSABILIDADES POLITICAS
LRP.jpgEsta Ley de la jurisdicción especial de Responsabilidades Políticas supone la última vuelta al sistema represivo franquista. Sirvió para acusar al bando republicano de haber desencadenado la Guerra Civil al oponerse al Alzamiento del 18 de julio. Su objetivo era que todas las personas que hubieran formado parte del Frente Popular, desde dirigentes a militantes de base, o si hubiesen simpatizado o, incluso, si habían mostrado una “pasividad grave”, debían reparar los daños morales y materiales provocados por su comportamiento político.

La LR P tipificaba tres tipos de castigos, así los Tribunales de responsabilidades políticas impondrían tres tipos de sanciones: Limitando las actividades (inhabilitación profesional), Limitando el lugar de residencia (especialmente destierros, extrañamiento) y Económicos: perdida de las riquezas, pago de multas. Excepcionalmente podían proponer al Gobierno la pérdida de la nacionalidad española del responsable, como ocurrió con el presidente Niceto Alcalá-Zamora. Los castigos más habituales e importantes eran las sanciones económicas, las incautaciones y las confiscaciones de bienes que iban a nutrir al régimen con una importante fuente de ingresos. Así fue le instrumento legal para la represión económica que luego mencionaremos más adelante al hablar de la “desamortización franquista”. Multitud de ciudadanos que tuvieron que hacer frente a las expropiaciones y a las cuantiosas multas consecuencia de sus opiniones o actividades políticas, familias pasaron verdaderas penalidades a consecuencia de aquellas multas, no olvidemos que eran los tiempos del hambre.

Las acusaciones podían formularse con carácter retroactivo sancionando acciones desde octubre de 1934. En caso de que el acusado hubiese muerto o estuviera ausente se hacía responsable a los herederos (viuda e hijos) del pago de las sanciones y multas. Se persiguió a los que ejercieron los derechos reconocidos en la Constitución de 1931. La LRP fue la precursora de instrumentos más cercanos en el tiempo como el Tribunal de Orden Público (TOP) y el resto de los instrumentos represivos del Franquismo. El TOP se creó en 1963 como órgano judicial para reprimir las actividades de la oposición política al régimen franquista. Sustituía a la LRP , en vigencia desde la Guerra, y basada en la jurisdicción militar- En principio, pareció que era un paso hacia una forma de represión más ligera, porque, además, se acompañó de la derogación de la ley de represión de la masonería y el comunismo, pero pronto se comprobó que no era tal.

LOS TRIBUNALES DE RESPONSABILIDADES POLÍTICAS (TRP)

trp.jpgEn la plana de esta jurisdicción especial, estaban representados el Ejército, la Magistratura y la FET de la JONS, se organizaba en El Tribunal Nacional de Responsabilidades, órgano de gobierno de la jurisdicción, encargado de revisar apelaciones en última instancia. Un nivel más abajo los Tribunales regionales (TRRP), uno en cada capital de provincia donde existiera Audiencia Territorial, como era el caso de Burgos, más otros tres en Bilbao, Melilla y Ceuta. Eran los encargados directos de juzgar a los acusados.
El siguiente peldaño 61 Juzgados Provinciales, donde se instruían las causas antes de pasarlas a los tribunales regionales. Para la confección de los sumarios utilizaban los informes de las autoridades locales (alcaldes, párrocos, guardia Civil, falange local) relatando la actuación política del acusado y se inventariaban sus bienes. Finalmente los Juzgados Civiles Especiales, uno por cada Tribunal Regional para la ejecución de las sanciones. Por cierto es que la implicación de la iglesia fue total, en la ley incluye el informe del cura como perceptivo, posteriormente se necesitara el informe de buena conducta del párroco para cualquier cosa hasta casi a Constitución de 1977.

A pesar de esta amplia red de tribunales, no van a ser suficientes para tramitar el enorme número de causas instruidas. Más de 200.000 familias sufrieron en España la investigación, retención o expolio de sus bienes. Y eso en un país que en 1940 rondaba los 26 millones de habitantes. Las responsabilidades se exigían mediante procedimiento sumario y rápido tramitado por Tribunales y Jueces militares, y se atribuía a los Tribunales y Juzgados civiles la misión de ejecutar el embargo de los bienes en caso de impago de la sanción, de acuerdo con lo dispuesto en los artículos 600 y siguientes de la ley de Enjuiciamiento Criminal.

En vez de la búsqueda de reconciliación, se buscó mayor castigo a los perdedores, por ello esta ley fue la puntilla, en su preámbulo expone: “Próxima la total liberación de España, el Gobierno consciente de los deberes que le incumben respecto a la reconstrucción espiritual y material de nuestra Patria, considera llegado el momento de dictar una Ley de Responsabilidades Políticas, que sirva para liquidar las culpas de este orden contraídas por quienes contribuyeron con actos u omisiones graves a forjar la subversión roja, a mantenerla viva durante más de dos años y a entorpecer el triunfo, providencial e históricamente ineludible, del Movimiento Nacional”.

Trece meses más tarde, a mitad de marzo de 1940, se complementa con LA LEY DE LA REPRESIÓN DEL COMUNISMO Y LA MASONERÍA. Una revancha, en el afán de que no escape nadie, ya que era retroactiva. El franquismo se enseñó hasta el último momento: La Ley de Represión Política también afectaba los exiliados y refugiados. En 1942 se suavizó la ley, multiplicando los sobreseimientos. En 1945, con el franquismo intentando dulcificar su imagen, cesaron los expedientes, aunque hubo familias que pagaron plazos hasta finales de los 60.

Aparte del expolio económico, el régimen se había hecho con un detallado fichero de enemigos (rojos) y había extendido por toda España una cultura indeleble de miedo y delación.

2015-02-01_185606

Publicado en I) Represión, exilio y prisiones, Uncategorized | Etiquetado , , , | 2 comentarios

El paredón del parque de las Acacias (Villarcayo).

fusilamientoHace unos días descubrimos un nuevo lugar del horror en Las Merindades, del que nunca habíamos oído. Las paredes que pegan con lo que hoy es el Parque de las Acacias de Villarcayo, que hoy en día forma parte de ese lugar de encuentro y paseo: el Soto. Desconocemos la denominación del lugar en los años treinta, y si hubo algún asesinado más. Por ello os preguntamos a las gentes relacionadas con Villarcayo, ¿tenéis alguna referencia más de este lugar?, ¿fue habitualmente usado de paredón de fusilamiento en aquellos días oscuros posteriores al gol de estado? ¿Hubo más asesinados o asesinadas? Si podéis ayudarnos y darnos más información escribid un comentario en esta entrada (para que todo el mundo lo conozca) o al correo electrónico merinmemo@gmail.com
Una colaboradora del blog nos envió información sobre Alipio Pereda Ruiz, nacido y vecino de Hornillayuso (Sotoscueva), otro ciudadano de Las Merindades del que no teníamos ninguna referencia y que fue fusilado durante la guerra en las paredes que pegan con lo que hoy es el Parque de las Acacias de Villarcayo. Con ello actualizamos la entrada del blog: MERINDAD DE SOTOSCUEVA . Y nos ha dado a conocer otro lugar del horror en la comarca totalmente desconocido.

parque de las acacias.jpg

Publicado en H)Lugares del horror | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

ESCLAVOS PRESOS II

Batallones disciplinarios de soldados trabajadores y  Continuidad de trabajo esclavo en los años 40 y en Las Merindades.

Batallones disciplinarios de soldados trabajadores

 

_wsb_437x350_esclavos-franquismoEn los primeros meses de 1940,  el sistema carcelario sufre una importante reordenación, cambiar para seguir igual. A partir de este momento se produce una reorganización de la represión extra-penal propia de los campos de concentración y los BBTT, reorganización que no implica la desaparición ni de una estructura administrativa específica de campos y batallones, ni de sus principales objetivos, como la explotación económica de la oposición política, el intento de sometimiento de esta, y la ejemplificación de la represión hacia el resto de la sociedad. Estamos, por lo tanto, ante una continuidad a pesar de los cambios introducidos, propios de una situación de posguerra en las que es más importante la gestión de los individuos ya apresados que la organización o clasificación de nuevos prisioneros, dado que la guerra está ya acabada. De nuevo, se trata de la utilización económica de la oposición política.

 

En ese marco se produce la creación de los Batallones disciplinarios de soldados trabajadores (BDST) durante el año 1940,  como la de los BDST (Penados) en año 1941. No tenemos claro cuando se disuelven, en 1942?. Los BDST fueron la columna vertebral de la jefatura de campos de concentración,  que les alargó la vida más allá de la guerra. Miles de jóvenes siguieron sometidos a trabajos forzados sin ser acusados de delito alguno.

 

Los Batallones Disciplinarios de Soldados Trabajadores Penados (BDSTP) una nueva estructura de Unidades Disciplinarias, en los que se encuadraban entre otros a los condenados en firme o penados pendientes del cumplimiento de las penas por delitos de rebelión, es decir, por haber sido fieles al gobierno republicano. Creado en 1941 extendiéndose a 1948. A finales de julio de 1942

 

A finales de julio de, según un estadillo de la Jefatura de Campos de Concentración y Batallones Disciplinarios, eran casi 50.000 los hombres que todavía estaban presos en estos batallones. También continuaron muchos  presos republicanos insertos como soldados trabajadores en las Colonias Penitenciarias Militarizadas y en los Destacamentos Penales.
Las obras realizadas por los forzados de los BDSTP fueron desde actuaciones mineras a forestales, obras públicas civiles, acondicionamiento de márgenes de ríos, reforzamiento de defensas militares y un larguísimo etc. Obras hidráulicas como los embalses del Ebro,  Entrepeñas, Barasona, Mansilla de la Sierra, Yesa entre otros muchos, canales como el Bajo del Guadalquivir, Monegros, Toro-Zamora, Bierzo… , saltos como los del Nansa y el Sil, reconstrucción de pueblos y ciudades como Belchite, Brunete, Oviedo, Guernica, Amorebieta, Éibar, Potes, Quinto de Ebro, Sabiñánigo, entre muchas otras poblaciones, trabajos en las minas de mercurio de Almadén, en los pozos María Luisa, Fondón y San Mamés de Duro Felguera, en las minas de antracita de Fabero y en muchas otras empresas mineras etc., obras públicas, como la construcción del ferrocarril Madrid-Burgos, Zamora-A Coruña, Pedernales-Bermeo o el inconcluso Santander-Mediterráneo (con el conocido Túnel de La Engaña), la primera estación ferroviaria de Chamartín, en Madrid, carreteras como las de Canfranc, de la carretera de A Coruña a El Escorial, variantes de carreteras como las de Madrid-Valencia Puerto Contreras, Honrubia, Oropesa, los puertos del Escudo y del Arzobispo, el túnel de Biela, y como más humillante para los derrotados, el Valle de los Caídos, los aeropuertos de Sondica o Labacolla, los estadios municipales de Valladolid y Palencia, la cárcel de Carabanchel etc., etc., etc.
¿Quiénes fueron? ¿Par qué?

EN LAS MERINDADES  Y BURGOS

engaña presos

Tunel de La Engaña.

En Cardeña y Miranda fueron los primeros batallones en Burgos. Son conocidas el túnel de la Engaña(Pedrosa) para ferrocarril de la empresa ABC y el pantano del Ebro fue una de las realizaciones de los batallones.

 

Además hay otros destacamentos penales en Burgos en 1943 según la dirección de prisiones como en Fontoso  para canteras de la empresa Gutiérrez Oliva, en Bujedo para reparación de caminos de la empresa ABC,  en Santo Domingo de Silos para reconstrucción de la empresa Julián A. Expósito.

 

CIUDADANOS DE LAS MERINDADES DE LOS QUE TENEMOS CONSTANCIA que estuvieron en  BATALLONES DE TRABAJO (Listado provisional que queremos ir construyendo)

 

Cubería Furrejola, José Luís del Valle de Mena estuvo en el  Batallón de Trabajadores nº 100

López Sáenz, Teodosio de Dosante estuvo en el BATALLÓN DISCIPLINARIO SOLDADOS TRABAJADORES  14

Ortiz Vivanco, José de Noceco estuvo en el Batallón de Trabajadores nº 100

Yarena Borona, José de Bárcenas estuvo en el BATALLÓN DISCIPLINARIO SOLDADOS TRABAJADORES  14

 

 

ANEXO: ALGUNAS EMPRESAS QUE UTILIZARON PRESOS

Entre las empresas privadas españolas tuvieron a su servicio prisioneros políticos del franquismo y se lucraron durante 20 años figuraron en lugar muy destacado: Dragados y Construcciones actualmente en ACS, Banús, A. Marroquín, San Román, Hermanos Nicolás Gómez,  Huarte –ahora integrada en OHL– y Construcciones ABC.  En el caso de Banús lo hicieron todavía hasta el año 1969 en todo tipo de obras. También funcionarios y militares aprovecharon la coyuntura y emplearon para su beneficio la mano esclava.

 

La Iglesia católica, el más importante apoyo de la Dictadura tras haber declarado oficialmente que la insurrección militar era una “Cruzada”, también se benefició de este Trabajo Esclavo. Entre otras construcciones para la Iglesia católica en las que fueron obligados a trabajar como esclavos numerosos presos, figuran la construcción del Valle de los Caídos, la reconstrucción de la catedral y el seminario de Vic, el colegio de los escolapios de San Antón en Madrid, el seminario orensano de Ervedelos, la vallisoletana iglesia del Carmen, los conventos de las madres adoratrices de Cartagena, Valladolid y Alcalá de Henares y una gran cantidad de actuaciones en iglesias, conventos, monasterios, basílicas, seminarios, colegios, ermitas, etc., etc., etc.

 

Hoy, 70 años después, desconocemos aún el beneficio que obtuvieron cientos de empresas. Tampoco sabemos cuándo llegará el día en que alguien reconozca la vileza de su sacrificio forzado y les pida perdón desde las empresas e instituciones que se aprovecharon de ciudadanos demócratas.

 Más información

 

 

LISTA DE  ALGUNAS EMPRESAS  que tuvieron a presos políticos trabajando a su servicio:

 

  • Babcock-Wilcox,
  • Carbones Asturianos,
  • Constructora Naval,
  •  Industrias Egaña,
  • Talleres La Trefilera,
  • Plasencia de las Armas,
  •  Esperanza y Compañía SA,
  • Talleres Murga,
  • Cementos Portland-Iberia,
  •  Cementos Asland,
  • Metro de Madrid,
  •  Riegos Asfálticos,
  • Sacristán,
  • Portolés y Compañía,
  • Sicot,
  • José M. Padró,
  • Carbonífera Palomar, Montes de Galicia,
  • A.Villalón,
  • E.Osis,
  • Elizarrán,
  • Hidro Nitro Española,
  •  Minas del Bierzo,
  •  Experiencias Industriales, Gutiérrez Oliva,
  •  A.Carretero,
  •  Sanz Bueno,
  • Salvador Cuota,
  • Maquinista y Fundición del Ebro,
  • Regino Criado,
  • Ferrocarriles y Minas,
  • Antracitas Gaiztarro,
  • Múgica-Arellano y Cía.,
  • Minero Siderúrgica de Orallo,
  • ECIA, Vías y Riegos,
  • Duro-Felguera,
  •  C.Peña,
  • Julián A. Expósito,
  • Cimentaciones y Obras,
  • Medrano,
  • C.Mardellano,
  • D.L.Pastora,
  • M.Llagostera,
  •  I.Arribalaga,
  • J.Dobarco,
  •  Sociedad Marcor,
  •  Ramón Echave,
  • SAFA,
  • Burés,
  • Industrias Artísticas Agrupadas
Publicado en I) Represión, exilio y prisiones | Etiquetado , , , | Deja un comentario

ESCLAVOS PRESOS I

Ciudadanos  en batallones de trabajadores

A los franquistas las prisiones no les parecieron suficientes para matar y humillar a los republicanos, los prisioneros también se convirtieron en mano de obra barata y esclava. Durante la guerra este trabajo esclavo tuvo como prioridad la intendencia militar y las obras públicas,  posteriormente obras civiles y sectores privados.  Supuso el abandono de la política de exterminio generalizado para la utilización económica y la sumisión ideológica por medio del trabajo esclavo. Así el objetivo de los Batallones de Trabajadores fue el de utilizar la mano de obra forzosa de los prisioneros de guerra.

A esos Batallones de Trabajadores dedicamos esta entrada, la siguiente será sobre Batallones disciplinarios de soldados trabajadores,  en la que incluimos las escasas referencias que tenemos de las Merindades. En otras dos entradas está el ejemplo en nuestra tierra es el túnel de La Engaña y el pantano de Arroyo-Arija.

  laengaa.jpgPero no estamos conformes y seguimos buscando, ya que el listado que tenemos es pequeño y no responde a la realidad. Tampoco tenemos constancia de los trabajadores de la Engaña o Arroyo que se quedaron por estas tierras, y sabemos que hubo muchos. Ayudadnos con cualquier información y testimonio, bien como comentario de la entrada, bien enviandola al merinmemo@gmail.com

La exclusión masiva de los vencidos fue un objetivo primordial del régimen franquista, y ésta tuvo en los campos de concentración la cristalización más inmediata.  Hemos mencionado el internamiento, hacinamiento, clasificación, depuración, reeducación y reevangelización se dieron la mano en los campos franquistas para hacer saber a los prisioneros republicanos, a los disidentes, su verdadero lugar en aquella  Nueva España.

Hacia diciembre de 1936 las Comandancias Militares habrían recibido órdenes de mantener a los prisioneros y presos en espera de un Consejo de Guerra. Si se asesinó menos era porque ya no era tan necesario, pero seguía imperando la “sin ley”, cuando había que matar sin trabas legales, se hacía. La persecución no había finalizado,: la estrategia de paralización mediante el terror, ejecutada en lo político y en lo militar, siguió  a los avances de las tropas fascistas incluso cuando la violencia había sido ya, supuestamente, reglada y controlada por los tribunales castrenses

ESCLAVOS PRESOS

pantano ebro.jpg

Pantano de Ebro

En  la primavera de 1937 el Ejército franquista, varió el centro de gravedad de la guerra, y se encaminó hacia la toma del Norte. Este cambio llevaría a la toma de territorios de difícil evacuación, y desconectados del resto del territorio, con  la única posibilidad para escapar por el mar, así amplias masas de población y de tropas se verían encerradas. Multiplicó de forma exponencial la cantidad de presos, impidiendo el asesinato impune.

Unos meses antes de que el frente norte desapareciese, el decreto 281, de 28 de mayo de 1937, que imponía el derecho-obligación  al trabajo para los presos. El primer destacamento penal lo formaron 365 presos que en 1937 trabajaron en el monumento a Mola situado en Alcocero (Burgos). A la entrada del Valle del Oca desde La Bureba  se alza sobre un cerro el, a 5 Km. de la nacional I, pasada la Brújula.  Sólo habían transcurrido 36 días desde el decreto y un mes del accidente de Mola en el lugar. El decreto, convertía un derecho en una obligación para los presos, que se veían transformados en esclavos, la norma permitió explotar  durante años, a miles de presos. De  esta mano de obra barata y esclava, se sirvieron ministerios, diputaciones y ayuntamientos, instituciones del régimen, como la Iglesia y la Falange, y cientos de pequeños y grandes empresarios privados en todo el país. Empresas privadas que se lucraron con el trabajo forzado de prisioneros políticos, como lo hizo  Dragados y Construcciones en la construcción de gran número de pantanos. También funcionarios y militares aprovecharon y los emplearon para su beneficio.

Un año después del decreto, en octubre de 1938, se crea el Patronato para la Redención de Penas por el trabajo, desde allí  se hacía el diseño del trabajo, era el organismo que se encargaría de catalogar presos y manejar los rendimientos económicos por su trabajo forzado. En 1957 existían todavía 10 destacamentos penales. Aunque nació ‘con carácter provisional y como medida de urgencia’, el sistema perduró: Tres décadas después último destacamento penitenciario del que hay constancia, con el que José Banús construyó la colonia de chalés de lujo de Mirasierra, en Madrid, se cerraría en 1970,

EL SISTEMA DE EXPLOTACIÓN DE PRESOS

Los batallones crecieron al ritmo que disminuyeron el de campos de concentración, este sistema creció para responder a las necesidades del nuevo Estado. El sistema de explotación laboral de los presos adoptó diversas formas,  dentro de las prisiones por medio de los talleres penitenciarios y destinos concretos; por otro lado en trabajos exteriores: tanto en destaca destacamentos penales, como el pantano de Arroyo,  en las colonias penitenciarias militarizadas se crean en septiembre de 1939, cinco meses después de aprobarse el I Plan de Obras Públicas, para contribuir a su ejecución o en los batallones disciplinarios de trabajo como alternativa al encarcelamiento masivo

El sistema de retroalimentación fue perfecto, los presos levantaban  sus cárceles, con cemento que fabricaban los presos en las factorías de Portland Iberia (Toledo) y Asland (Córdoba), cuya carpintería y mobiliario construían los presos en talleres como los de Alcalá de Henares.  Vestían uniformes confeccionados por reclusas de Ventas, o  Saturrarán, y comían con cubiertos fabricados en el taller de metalistería de El Dueso. Si enfermaban y tenían suerte, eran trasladados a hospitales penitenciarios atendidos por médicos y enfermeros reclusos, y tratados con fármacos fabricados en el laboratorio de la cárcel de Yeserías.

Muchos de los presos republicanos eran trabajadores cualificados y fueron rentables para los organismos y empresas. Los reclusos vivían en barracones cercanos a los lugares de trabajo, que ellos mismos construían, alojados en condiciones precarias, mal alimentados, trabajaban de 10 a 12 horas diarias y estaban siempre disponibles.  Las condiciones de vida eran duras, y además se obligaba a trabajar en condiciones de sobreexplotación. El régimen alimen­ticio impuesto a los presos, como en las cárceles, fue terrible, la comida era precaria y no cubría el mínimo suficiente para poder soportar las larguísimas jornadas.

LOS BATALLONES DE TRABAJADORES

Estos batallones eran modalidades de castigo, unidades militarizadas y disciplinadas que servían para que los presos republicanos trabajasen de forma esclava. Gran parte de ellos eran prisioneros sin procedimiento pendiente y se dedicaban a hacer trabajos auxiliares al ejército.  Los BT se utilizaron en trabajos pesados y de alto riesgo durante la guerra en primera línea de frente o en retaguardia tras la misma, de cara a la reconstrucción de zonas dañadas y también para ser “alquilados” por empresas privadas ligadas al régimen, empresas que obtenían gracias a ello mano de obra muy barata por la que pagaban al Estado,  una cantidad muy inferior al salario real de un trabajador libre.

Durante la guerra,  utilizaron esta fórmula primero, para realizar ciertas labores en los frentes en áreas dispares: cavar trincheras, transporte, recogida de cadáveres, recuperación del material bélico, intendencia: carga y descarga,  infraestructura militar, fortificación construcción de trincheras en tierra de nadie, construcción y reparación de infraestructuras: puentes, carreteras, aeródromos, vías férreas), empresas estratégicas para los fascistas como la Naval, General Eléctrica, Explosivos…) etc.

presosrepublicanosvallecaidos

presos republicanos en el valle de los caídos

Concluida la guerra, los batallones de trabajadores fueron empleados para reconstruir las ciudades e infraestructuras destrozadas por la guerra y para realizar obras de todo tipo (carreteras, vías férreas, túneles…).  Fueron también los batallones de trabajadores los obligados a construir el Valle de los Caídos, pero hubo cientos de lugares. Los presos construyeron más de 30 embalses y canales de riego; levantaron sus cárceles, como la de Carabanchel; trazaron líneas férreas, como la de Madrid-Galicia o la de Madrid-Burgos;  trabajaron en las cuencas mineras; levantaron fábricas, como la de Sniace, además de reconstruir los lugares destruidos en la guerra: Belchite, Brunete, Guernica, Teruel, Oviedo… Carreteras sobre todo en zonas fronterizas, vías férreas, trincheras, obras civiles, reparando carreteras, recogiendo cadáveres, monumentos fascistas…

SALARIO Y REDUCCIÓN DE PENAS.

Económicamente supusieron otra fuente de ingresos para lo franquistas, la expropiación del salario de los presos y el ahorro que al Régimen le supuso no tener que construir cárceles. En teoría, los presos recibían el mismo salario que cobraban los obreros libres. Las empresas contratantes de estos “asalariados” entregaban el salario íntegro de cada reo a la Jefatura del Servicio Nacional de Prisiones.  El preso recibía en mano 50 céntimos (le debía servir para comprarse botas, calcetines y gorras usadas que no estuvieran rotas, substituir los viejos uniformes por ropa de trabajo menos gastada, comprar un petate y alguna raída manta),  la  mujer del preso, otras dos pesetas, y por cada hijo menor de 15 años, una peseta. En el mejor de los casos, apenas recibían la cuarta parte de su salario. El otro 75% se ingresaba a beneficio del Estado.  La rapiña no tuvo límites, no contento con embolsarse esta dinero, además de cobrarles la manutención en una primera época llegó a descontar el uniforme y las comunicaciones con sus familias, a razón de 1,25 pesetas por visita, el valor de más de dos días de trabajo. Los presos llegaban a duplicar su jornada: como el jornal ordinario se lo quedaba el Estado, las horas extraordinarias las cobraban. Pero no por mucho tiempo, el régimen vio un nuevo botín y estableció que de las horas extraordinarias se descontase a los reclusos un 25% como ‘donativo reglamentario’ para el Fondo de Educación de Hijos Desvalidos de Penados.

La reducción de penas a cambio de trabajo se articulaba mediante el mecanismo de canjear un día de pena menos, por cada dos de trabajo, todo ello siempre a expensas de que el Jefe Militar y el sacerdote penitenciario certificaran que el preso demostraba, en sus obras de sus nuevas “creencias” políticas y religiosas.
Este sistema de clasificación en los Campos de Concentración, minuciosamente explicado por Rodrigo (2003) va a crear una doble situación: condenados y no condenados. Por un lado tenemos a un amplio grupo, clasificado como desafecto Afecto dudoso, al que ni se va a dejar en libertad, ni se va a incorporar al campo penal. Se trata, por lo tanto, de una reclusión extra-penal, orientada a la utilización económica de estos prisioneros, mediante los Batallones de Trabajadores. Por otro lado, en cambio, tenemos a los que pasan al sistema penal, quienes, tras ser acusados de un delito, son condenados a diversas penas.

Estos batallones funcionan entre los años 1937 y 1940, dependiendo directamente de la Inspección de Campos de Concentración de Prisioneros. Así, de los 34.000 prisioneros en los B.T. en noviembre de 1937 se pasa a los 67.900 en enero de 1939, y a los 90.000 de los inmediatos meses de posguerra (Rodrigo, 2003). Como se puede observar, por lo tanto, esta modalidad de castigo extrapenal, sin juicio ni delito alguno, constituye la principal modalidad de trabajo esclavo durante la guerra, muy por encima de las cifras dadas para el Sistema de Redención de Penas por el Trabajo, al que estaban acogidos 12.781 presos a finales del año 1939 (Prada Rodríguez y Rodríguez Tejeiro, 2003).  Cuando la guerra estaba a tres meses para su finalización, el  1 de enero de 1939,  los efectivos que formaban los BT, Unidades Especiales y Grupos en fábricas y talleres era el siguiente: 119 batallones con 87.589 trabajadores, estas agrupaciones disciplinarias iniciaron un proceso de reducción, agrupación y desaparición desde finales de 1939. En 1940 con los Batallones disciplinarios de soldados trabajadores (BDST) crean un nuevo sistema._wsb_437x350_esclavos-franquismo

 Más información

Publicado en I) Represión, exilio y prisiones | Etiquetado , , , | 1 comentario

Los y las que no tuvieron sitio en la cruz.

memoria_historica_1En estas entradas están los 706 ciudadanos y ciudadanas de las Merindades, que sabemos no tuvieron sitio en la Cruz a los caídos que se encontraba en las iglesias de nuestros pueblos, y que todavía perdura en algunas.

Os seguimos pidiendo que nos ayudéis a completar y mejorar las informaciones, que todos los detalles son importantes, incluso las informaciones a medias, entre todas y todos es posible completar el puzzle, con ellos nosotros vamos actualizándolos como hemos ido haciéndolo hasta ahora. Pero también para que conste como homenaje a aquellos que sufrieron la sinrazón,

Hace unas semanas terminamos con la segunda vuelta de puesta al día pueblo a pueblo. A partir de ahora les hemos colocado en una página específica: REPRESIÓN y ASESINAD@S PUEBLO A PUEBLO, a partir de la cual vamos a seguir recogiendo las informaciones que se nos vayan mandando y poniendo al día las entrada de cada pueblo. Aunque cuando alguna entrada tenga cambios importantes la volveremos a reenviar, para el conocimiento general y por si todavía es posible alguna aportación más, rizar el rizo.

Gracias a todos y todas los que habéis colaborado hasta ahora.

Lista de pueblos

(Asesinados y muertos que no tuvieron sitio en la cruz)

image_gallery

Publicado en C) Listado por municipios y pueblos | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario