Valdenoceda 2019(Pos)

De nuevo en el 2019  hemos recordado y homenajeado en Valdenoceda homenaaje a los presos del penal Valdenoceda, que funcionó entre 1938 y 1945, que este año ha logrado la identificación de los restos de otros dos de los cadáveres exhumados. Valdenoceda 2019 La Asociación para continuar con su labor necesita de nuestro apoyo económico. La cuota de socio  es económica, pero saber que recibirán  todos los años un importe fijo por las  cuotas les ayuda a planificar las identificaciones. https://exhumacionvaldenoceda.com/colabora/haz-un-donativo/

NOTA: Muchos y muchas os acercaréis estos días de vacación al pueblo, os animamos a que habléis con los mayores y nos ayudéis a completar las informaciones.  Animaros  a hacer algo: pinchando aquí algunas ideas.

Os dejamos con el discurso del presidente de la Asociación de familiares de represaliados en el penal burgalés José María González.

Estimados amigos

Una vez más, gracias a todos por venir. Cada año es más difícil reunirnos, por unas u otras circunstancias, que tenemos que entender y respetar

Hoy estamos aquí, como todos los años, para homenajear a los represaliados en el penal de Valdenoceda y, de forma muy especial, a los 154 fallecidos en la prisión, que fueron enterrados aquí, en esta parcela que era propiedad de Instituciones penitenciarias. Como sabéis todos los años lo hacemos el sábado más cercano al 14 de abril, como forma de reconocer los valores democráticos por los que estas personas fueron represaliadas y murieron en la prisión ubicada en esta localidad en la mayoría de los casos lejos de sus lugares de origen. Este año quiero hacer extensivo este homenaje a todas las personas que sufrieron represión ya que se cumplen 80 años del final de la guerra civil provocada por el fracaso del golpe de estado perpetrado por los fascistas. Una vez llegado ese final a España no llego la Paz, llego la represión.

En el caso de nuestros familiares fueron arrancados de sus lugares de origen para encontrar aquí hambre, frío y, en muchas ocasiones, la muerte. Quiero tener un recuerdo para Isaac Arenal, Gabriel Martinez y Ernesto Sempere, presos supervivientes de este penal de exterminio, que soñaban con pan como decía este último, debido  al hambre que pasaban.  También quiero recordar a aquellos que igualmente fueron arrancados de sus casas aquí en la propia Merindad.

Hace 88 años que ideales que hoy en día parecen olvidados cobraron relevancia, y fueron ondeados en balcones y ventanas, como una promesa de mejoría que haría resurgir de nuevo la esperanza y la confianza en las personas  y en el progreso. Por defender libertades y derechos miles de personas fueron detenidas, asesinadas y eliminadas y en muchos casos cuando cumplían condena desterradas sin poder volver a sus lugares de origen. 

VALDENOCEDA es un ejemplo más. Nuestro ejemplo de ese intento por silenciar la voz de derechos constitucionales, de libertades plenas e iguales para todos, nuestra manera de hacer ver que NO existe el olvido. Que NO existe la desmemoria.

Es nuestro ejemplo para seguir defendiendo cada año, y con cada vivencia personal la parte de la historia que se recoge aquí entre todos

Hace ahora 23 años que pise por primera vez VALDENOCEDA. Corría el año 1996, la razón era la necesidad de mi padre de tener una referencia en donde rendir a su padre un homenaje y mantener su recuerdo. En ese momento, tomamos contacto con la gente del pueblo y con el propio Juzgado de Quecedo, donde se nos facilitó  una fotocopia del libro de registro de la defunción del abuelo que, curiosamente había fallecido el 14 de abril de 1941, el mismo día que cumplía 50 años y se conmemoraba el 10 aniversario de la proclamación de la II Republica, mañana se cumplen 78 años de su muerte como consecuencia de colitis epidémica. Paradojas de la vida, mi padre tenía ya un lugar donde acudir a dejar un ramo de flores para el suyo.

Fue a partir de la exhumación de los trece de Priaranza cuando tuvimos conocimiento a través de la prensa de los movimientos  en torno a la memoria histórica que estaban empezando a saltar a la luz pública. La pregunta fue clara: ¿por qué nosotros no? Así comenzaron nuestros primeros pasos: Eneko y yo comenzamos a contactar con distintas familias a través de la ARMH; posteriormente hicimos el listado  de todos los fallecidos en la prisión y gracias a la colaboración de Angel Arce, alcalde de VALDENOCEDA en aquel momento, y a los ayuntamientos de Arratzu y Lemoa en el año 2003 con su apoyo económico, se consiguieronlos fondos para colocar la placa que veis aquí y sacar del anonimato a estos 154 hombres.

El Gobierno Vasco nos puso en contacto con la Sociedad de Ciencias Aranzadi quienes, a partir de su participación en el 2º homenaje en el año 2004 realizaron un informe favorable a la exhumación.

Desde entonces nos venimos reuniendo aquí año tras año para homenajear  a nuestros seres queridos. En el año 2005 nos organizamos como agrupación de personas físicas y bajo esta nomenclatura solicitamos una subvención para realizar la exhumación. Una vez concedida en el 2007 pudimos hacer realidad el mayor de nuestros propósitos.

En Julio de 2007, los antropólogos habían finalizado la exhumación y el estudio antropológico y guardaban los restos en cajas individuales. Al mismo tiempo, gracias a Angel Arce construimos en el Cementerio un panteón, donde podríamos alojar todos los restos, para que descansasen allí para siempre. Las cajas individuales estaban guardadas en aquel momento en el Salón Municipal que está situado junto a la Iglesia. Terminado dicho panteón se realizo un acto trasladando las cajas al Panteón del Cementerio.

Mi padre, muy enfermo ya, ayudado por uno de nosotros, cogió una de esas cajas, la puso sobre su regazo y fue con ella hasta el Cementerio. Creo que ése ha sido uno de los momentos más emocionantes de mi vida. Nunca me lo dijo, pero creo que él tenía la sensación de que por fin recuperaba en parte a su padre.

Desde entonces, hemos tenido subvenciones, retirada de subvenciones, pago de abusivos intereses por demoras en la ejecución de los proyectos que tuvimos que pagar entre algunas familias… Pocos saben que en mayo de 1940 el Gobierno del general Franco autorizó y apoyó económicamente exhumaciones. Sí, así es. Pero sólo lo hizo con algunos, no con todos. Se olvidó de una gran parte de los muertos. Los que pudieron recuperar a sus muertos en 1940, sí pudieron comenzar su duelo familiar y cerrar su herida. Pero ¿y los otros?

Actualmente llevamos 7 años sin ningún tipo de subvención ni apoyo, escuchando además críticas constantes por nuestra “pesadez” con los abuelos. Esta pesadez, creo, es lícita y natural. Somos descendientes de estos abuelos que merecen salir del olvido institucional. Por desgracia, no solo han de salir del olvido sino también de las cunetas, de las tapias, de los cementerios… hasta que no quede ni un represaliado en el olvido. Las familias jamás les hemos olvidado haya o no subvenciones.

En mi opinión algunos políticos olvidan que tienen la OBLIGACIÓN de exhumar, identificar y entregar a las familias los restos de sus familiares. Lo que han venido haciendo hasta ahora y de forma IRREGULAR E INSUFICIENTE es entregar partidas económicas para que las propias familias organizadas en asociaciones gestionen todo el proceso de recuperación y si por causas ajenas a los trabajos de las Asociaciones no pueden cumplir los plazos retirarles la subvenciones y cobrarles cantidades abusivas en concepto de intereses como ya he dicho que fue nuestro caso. En Valdenoceda hay pendientes de identificar 46 fallecidos más 39 pendientes de exhumar e identificar, por lo que necesitamos toda vuestra implicación con las necesidades económicas para llevar adelante los trabajos pendientes.

Echando un vistazo a los presupuestos generales del estado de los últimos años se puede comprobar que de sus partidas ha desaparecido la que venía destinándose a exhumaciones y proyectos sobre la memoria; queda claro que se busca cortar de raíz la actividad y proyección de ese movimiento asociativo nacido a partir del año 2000 y que en poco tiempo consiguió ubicar en el centro del debate político sus reivindicaciones.

Por todo ello quiero terminar un año más exigiendo VERDAD, JUSTICIA y REPARACION

Salud y Republica

Como se dice en mi tierra GORA ERREPUBLIKA  TA ASKATASUNA

 

Hemos recogido la historia del penal  Valdenoceda, la cual podéis encontrar en: PENAL DE VALDENOCEDA.

AGRADECEMOS QUE NOS AYUDEIS A COMPLETARLA

 

Acerca de Las Merindades en la memoria.

Una invitación a participar en una INVESTIGACION ABIERTA Y PARTICIPATIVA. Y simultaneamente un espacio de homenaje a las victimas. Haz algo. Contactanos merinmemo@gmail.com
Esta entrada fue publicada en H)Lugares del horror, Propuestas para impulsar y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .