Poemas del homenaje en Valdenoceda 2018

Otro año más se ha celebrado el  emotivo acto de honemaje a los presos del penal Valdenoceda. Este año, coincidiendo con el aniversario de la proclamación de la República, la asociación de familiares de represaliados en el penal burgalés de Valdenoceda, que funcionó entre 1938 y 1945, ha logrado la identificación de los restos de cuatro de los cadáveres exhumados, de Carrión de Calatrava y Manzanares, ambos en Ciudad Real; Colmenar Viejo (Madrid); y otro vecino de Madrid que había nacido en Cuéllar (Segovia). Son ya 65 los restos que la Asociación ha identificado desde que inició este trabajo en 2010. En el siguiente enlace se puede encontrar información más completa. https://exhumacionvaldenoceda.com/la-agrupacion/ultimas-entregas/14-de-abril-de-2018/

En el acto se leyeron dos intensos poemas por parte de Eneko y Judith que os reproducimos a continuación..

A orillas del Ebro un edificio.

Presidio abandonado.

Cuatro muros de tristeza

De exterminio olvidado.

 

Ahí estuvo mi abuelo

Decía mi padre.

Mis tíos y los primos,

Decía mi padre.

 

Y suerte que estaba cerca,

Suerte que no lo mataron,

Suerte que su hambre era menos

Y su corazón más arropado.

 

Cuatro paredes que hoy callan

Lo que nosotros recordamos.

Pasasteis de tejer hilos de seda

A tejer dolor y llanto.

 

Ahí estuvo mi abuelo

Decía mi padre.

Ahí, los fusilaban.

Decía mi padre.

 

Era suerte sentir solo miedo y hambre,

Suerte seguir con vida,

Suerte seguir soñando pan duro

Chocolate rancio y sardinas.

 

Tumba de sueños y latidos,

Parásitos y humedades,

Sacas al amanecer

Y homicidas enfermedades.

 

Ahí estuvo mi abuelo

Decía mi padre.

Ahí estuvo mi abuelo,

Siempre decía mi padre.

 

JUDIT FERNÁNDEZ BUENO 8 de abril de 2018

 

 

Sería muy difícil intentar despertar a quien

ha dejado de oir. A quien tiene en sus ojos el plomo

del destiempo,

los que adornan

jardines, cunetas, cementerios

bajo fuegos artificiales de olvido

en las horas bajas o de ardiente luz cuando

se disparan los flashes sobre los políticos que nunca

pierden la sonrisa y siempre pierden

la memoria.

 

Probablemente

la memoria funcione al revés

y no nos habíamos dado cuenta: me explico

tradicionalmente

el ejercicio de recordar suponía

mirar al pasado, recoger los hilos

que zurcen las telas del tiempo remendar

los calcetines de la vida y sus desgastados talones

de final de año.

Mantener a un ritmo adecuado las flores

de nuestros muertos.

 

Pero es esa agonía temporal la que nos arrastra.

Si miramos a la memoria con los ojos de ayer

todo son cenizas y desequilibrios : hoy lo sé bien.

A cambio de esta infatigable memoria hemos venido

cada vez menos. No por natural es menos doloroso.

 

Probablemente el truco, la mano ganadora sea vivir

por encima del miedo. Por encima de quien decide no mirar

hacia las cicatrices. Sobre el sueño de quimeras imposibles

que algodonan esta incombustible realidad que pudre la democracia.

Y así, dormirán las banderas y los sueños rotos, y se alzarán

los nombres mondos como estos huesos que pisamos

y funcionará entonces de forma correcta la memoria:

simplemente

todo en su sitio.

ENEKO VIGÓN

Acerca de Las Merindades en la memoria.

Una invitación a participar en una INVESTIGACION ABIERTA Y PARTICIPATIVA. Y simultaneamente un espacio de homenaje a las victimas. Haz algo. Contactanos merinmemo@gmail.com
Esta entrada fue publicada en H)Lugares del horror, Poemas contra la barbarie y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.