GREGORIO GALLAGA E HIJOS, LA FUERZA DEL RECUERDO

 En memoria de  quien fue más que mi abuelo, mi  amigo  Pacho

Mi bisabuelo se llamaba Gregorio Gallaga Hormaechea. Aparece en esta fotografía, cuidadosamente conservada por la familia, de su carnet profesional de castrador: era conocido como el “capador” de Medina de Pomar. Católico practicante, padre de siete hijos, tenia 48 años al llegar el verano de  1936. También ejercía un cargo político modesto. Era uno de los concejales municipales del Frente Popular designado tras las elecciones de febrero de 1936. Muy lejos de la imagen de extremista que algunos quisieran atribuir a los representantes de la legitimidad republicana para justificar el golpe de estado, se trataba de un hombre progresista y tolerante que quería contribuir en su comarca a la construcción de una España moderna y más justa, conforme al ideal de la Segunda República.

CarnetCapador2

No sabemos mucho de lo que fue su vida, sólo lo que nos contó mi abuelo Pacho (uno de sus hijos) y por algunos de estos datos lacónicos y crueles encontrados gracias al encomiable trabajo de las asociaciones de recuperación de la memoria, así como de los colaboradores de la presente pagina web: “Encarcelado: 28/07/36, saca: 2/08, ejecutado el 6/08”. Encarcelado unos días después del golpe militar (18/07), fue “sacado” y asesinado el 6 de agosto en el monte Estepar (Burgos) al igual que sus compañeros políticos Elicio López Quintana, alcalde de Medina de Pomar, Mariano Palacin Vicente, Domingo Martínez García y Francisco Zorrilla López, todos miembros del consejo municipal de la ciudad, solamente unos quince días  tras el inicio de lo que se llamaría después la “guerra civil”. ¿Cuál fue el crimen que se les reprochaba para merecer pena de muerte? El conflicto apenas había comenzado. Quizás haber soñado demasiado pronto que España ya se había convertido en una democracia cuando las ideologías más radicales la amenazaban desde toda Europa. Más seguro, la mala suerte de haber sido representantes de la República en una zona donde se fomentó la sublevación militar ¿Supieron lo que les esperaba en el monte Estepar? ¿Tuvieron la oportunidad de defenderse o comunicarse con sus familiares antes de ser ejecutados? Lo más probable es que no, lo más probable es que murieron sin entender que iban a ser las primeras víctimas de un plan de terror y erradicación sistemática del opositor político diseñado por el general Mola y que constituirá el fundamento de un régimen dictatorial que iba oprimir al país durante más de cincuenta años.

¿Cuándo y cómo la noticia del asesinato de Gregorio fue anunciada a su mujer e hijos? Tampoco se sabe. Queda claro que la familia estalla con los acontecimientos que se desencadenan: su mujer, Teopista Barcena es encarcelada en la prisión provincial de Burgos. ¿Por qué?  “15 años auxiliaría a los rojos” nos enseñan los archivos de la “Causa General”, base documental de la ya tan eficaz y perentoria administración nacionalista. Su hija Teopista, muchacha de 15 años es “rapada” atestiguan los archivos, y también encarcelada por razones políticas. Gregorio, el hijo mayor, sin haber tenido todavía la oportunidad de tomar las armas – lo hará después de escaparse de la cárcel – también está encarcelado. Mi abuelo Pacho, con sus 16 años, consigue escapar.  Teme por su vida y no tiene otro remedio que huir de su hogar, de su pueblo y de su tierra –no regresará hasta 20 años más tarde –. ¿Qué ocurre con los demás hijos e hijas menores? No lo sé, pero uno puede imaginar qué tipo de maltratos y vejaciones sufrieron como hijos e hijas de rojos fusilados o encarcelados y destituidos de sus derechos básicos.

EL CAMINO DEL EXILIO DE PACHO GALLAGA

pancho gallaga 1945No se conoce con detalle cual fue su recorrido, pero Pacho, como muchos otros – hasta 450 000 personas, militares y civiles, entre enero y febrero de 1939 –, cruzó los Pirineos. El país de los derechos humanos, la Francia del Frente Popular, tampoco fue muy acogedora con él ni con los demás refugiados, combatientes vencidos del régimen legitimo y/o civiles que huyeron de los combates. Después de haber reconocido al régimen franquista en marzo 1939, y ante la avalancha de  refugiados, el gobierno francés separó sin miramiento a los hombres de las mujeres, a los oficiales de la tropa. Muchos fueron maltratados, todos mal alimentados, privados de libertad y concentrados en zonas descampadas y alambradas, prisiones al aire libre, vigiladas por soldados de las colonias, suavemente llamadas “campos de internamiento para refugiados”, pero que fueron verdaderos campos de concentración donde las condiciones de vida eran muy duras. Pacho aguantará los campos de “Argeles sur mer” (80 000 personas concentradas al aire libre sobre la playa de Argeles – Pirineos orientales) y de “Gurs” (con 23.000 ex-combatientes españoles y 7000 brigadistas, este último campo funcionará hasta 1944 como campo de tránsito para judíos, gitanos y otros grupos considerados indeseables durante el periodo de colaboración de Francia con la Alemania de Hitler). Una carta de la administración del campo a su madre Teopista, que intentaba conseguir noticias de su hijo, nos dice sin más detalles que, en 1941,  Pacho había dejado el campo y “pasado a la zona de ocupación” (norte de Francia controlada por la fuerzas armadas alemanas). En realidad, como muchos otros refugiados españoles, Pacho había sido incorporado a la “Compañía de Trabajadores Extranjeros”, mano de obra forzada utilizada por la organización alemana Todt encargada de todo tipo de obras civiles y militares en todo el territorio bajo dominación alemana durante la segunda guerra mundial. Casualidad que él considerará como una suerte, en vez de ser trasladado a Alemania de donde pocos iban a regresar, Pacho viaja transportado en esos vagones de  ganado requisados por los alemanes para trasportar a sus prisioneros, pero llega a Bretaña. Había sido destinado a la construcción del “muro del Atlántico”, serie de defensas militares en el litoral francés destinadas a disuadir un desembarco aliado, y más precisamente a la base submarina de Lorient.

resitentziaEn el marco de su trabajo cotidiano en la base militar y por los vínculos creados con demás prisioneros, elige resistir contra la fuerza de ocupación. Como buena parte de sus compañeros republicanos, Pacho luchó soñando que la derrota del ejército nazi y la liberación de Francia se convirtiese en el reinicio del combate para la caída de Franco. Al acabar la guerra, tenía el grado de cabo primero en una sección española (“unité espagnole”) del ejército francés  que contribuyó a la ofensiva decisiva de los aliados en 1944. Su sueño de liberar España y de regresar luego a casa fracasa ante el reconocimiento del régimen franquista por los aliados. …Franco fue así recompensado por su estrategia de prudente neutralidad militar durante la segunda guerra mundial a pesar de su tan evidente alianza natural con las ideologías hermanas nazi y fascista.

EL EXILIO FUE EL FINAL DEL CAMINO

Cobertura(2)Como la prolongación de los combates hasta el restablecimiento de la República no se produce, y que el regreso a la España de Franco tampoco es una opción,  Pacho permanece en su país de acogida, en Bretaña, donde fundó su familia en un pueblo llamado Rosporden (Finistère). Allí nacieron sus cuatros hijos: los gemelos Fanch y Gregorio, Tito y Dominique. Desde allí no cesó de combatir por sus ideas y por el ideal de su padre. Documento de valor sentimental pero también histórico, es su carnet de miembro del PSOE en el exilio de “Quimperlé” (Finistère) partido político en el cual militó toda su vida .

Paginas1y2gerizpez

frantziarar2Pacho obtuvo la nacionalidad francesa en 1956 y volvió a viajar por fin a España para visitar a su madre con la seguridad que le ofrecía su nuevo pasaporte. No cesó después de crear vínculos con su país de nacimiento, sobre todo a partir de la muerte de Franco, llevando a cabo el proyecto más acertado de su vida profesional que fue la creación de la empresa familiar de import-export de pizarra gallega establecida en la frontera con España, en su querido país vasco (Hendaya), donde iban a trabajar todos los hijos de esta familia muy unida.  Pacho falleció en 1996 en un accidente de coche ocurrido no muy lejos de su pueblo natal. Hoy en día, los hijos, nietos y nietas de Pacho viven en Bélgica, España y Francia.

Como dicho anteriormente, no se conoce cuál fue el destino de los demás miembros de la familia de mi bisabuelo Gregorio Gallaga. Unos también emigraron a Francia (Emilio) o a América del Sur (Gregorio, Amaya), pero no sé exactamente cuáles fueron las circunstancias. Ojala algún de sus descendientes lea este texto y pueda rellenar este vacío. Gregorio consiguió escaparse de la cárcel de El Coto (Gijón), después de haber sido condenado a 20 años de cárcel (consejo de guerra 20-1-39, Laruelo) que afortunadamente para él, nunca iba a cumplir. Luchó en el ejército republicano hasta la derrota final de la Republica, emigró a Venezuela, país que eligió como tierra de exilio hasta el final de su vida en 2010. Algunos de sus poemas, seleccionados aquí, son testimonio inestimable de lo sufrido durante la guerra y permanentemente después, en el exilio.

*****

NO VAMOS A OLVIDAR

Nosotros, nietos y nietas de “rojos” de la tercera y cuarta generación nacidos en Francia, queremos atestiguar que no olvidamos. Obviamente no nos presentamos como víctimas del franquismo.  Hemos crecido en la República (francesa) o en la España de la transición, en una Europa pacificada, con la libertad de conciencia protegida y el estado de bienestar garantizando el mínimo de solidaridad que se merece en una democracia. Dicho de otro modo, en una sociedad no muy alejada de aquella soñada por nuestros antepasados.  Sin embargo, la represión sufrida por nuestra familia durante estos tiempos oscuros de España es una parte íntima de nuestra identidad. Es una herida invisible, la herida de la memoria. Una herida que no se puede curar. Tiene el mismo sabor ácido que la injusticia no reconocida, sentirse extranjero en un lugar familiar, el peso del silencio cuando habría que gritar, la nostalgia, el tiempo que pasa y se nos lleva los seres más queridos. Pero tampoco es una herida que queramos curar. Nos pertenece de forma más evidente que monumentos de caídos por dios y la patria. Nos sentimos orgullosos de ser herederos de los vencidos, humillados, represaliados por un régimen militar brutal del pasado, por defender ideas que, afortunadamente, iban a triunfar unos años después, aunque en España hubo que esperar la muerte tardía de un dictador. Esta herida también es una fuerza que queremos transmitir a las nuevas generaciones como una filosofía de vida, una lección fundamental de recuerdo, la que nos enseñó nuestro abuelo Pacho: recordar el precio de la democracia, lo que unos tuvieron que sufrir por ella, su fragilidad ante el obscurantismo nacionalista y religioso. Recordar el peligro potencial de la Iglesia, cuando su dogmatismo tradicionalista nutre una visión delirante del patriotismo, justifica el uso de las armas contra el pueblo, y olvida sus preceptos básicos de piedad y redención. Enseñar el respeto mutuo, la tolerancia. Luchar contra todas las formas de extremismo, cual sea su rostro. Recordar que el odio mata de la forma más vil, hasta entre hermanos, como fue el caso en España durante esta guerra civil. En fin, nunca conformarse con lo establecido, la fatalidad. Aprender a ser valiente y feliz, a disfrutar de la vida, recordando que en la mayoría de los casos, fue lo único que llevaron consigo los exiliados republicanos.

Confiamos en que esta herida, estos valores, los compartimos con nuestros contemporáneos españoles. Que seguirán utilizando la capacidad de indignación ejemplar y tan comunicativa que se les conoce cuando denuncian las injusticias y disfunciones de la sociedad de hoy, para contemplar a su propia historia. Ellos tienen el papel más difícil: comprobar si la pagina del franquismo se ha pasado definitivamente en España, si este episodio clave del pasado reciente se enseña de forma correcta en la escuelas, si en una sociedad apaciguada se puede hablar sin tabú o espíritu de revancha, en cada ciudad y en cada pueblo, de la barbaridad que se cometió hace 80 años. Para que nunca vuelva a ocurrir. Para acabar definitivamente con la herencia de 50 años de dictadura. Para acordarse de todas las víctimas, sin olvidar a nadie. Para que ojalá un día, hasta en pueblos remotos como Medina de Pomar, se recupere completamente la memoria.

Los blogs como éste enseñan el camino: oponer al olvido ineluctable, la fuerza del recuerdo. Con estima y agradecimiento reiterados a los que tienen la energía de llevar a cabo tal proyecto.

Paco Gallaga

BeFunky_medina (2)

OTRAS INFORMACIONES

Anuncios

Acerca de Las Merindades en la memoria.

Una invitación a participar en una INVESTIGACION ABIERTA Y PARTICIPATIVA. Y simultaneamente un espacio de homenaje a las victimas. Haz algo. Contactanos merinmemo@gmail.com
Esta entrada fue publicada en E) Preguntas para responder, I) Represión, exilio y prisiones, J) Personas y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a GREGORIO GALLAGA E HIJOS, LA FUERZA DEL RECUERDO

  1. Hola, soy Olga Sonia Zúñiga, vivo en Argentina, mi padre fue primo de Pacho, Goyo y de Anaya y Teines, y de Emilio, conoci a Gregotio que vino con Teines a visitarme, te mando un abrazo.

    Me gusta

  2. Gracias por haberme conectado con parte de mi familia, Mi padre combatio en las Bigadas Internacionales, contra el Dictador Franco, argentino de origen, de familia española y criado en España, tengo material para aportaros, diganme como hacerlo, un afectuoso saludo, olga sonia zuñiga.

    Me gusta

    • sonia san miguel dijo:

      Hola a toda la familia Gallaga Hormaechea acabo de descubrir esta documentación histórica de parte de la familia de mi padre que yo desconocía por completo ,……ufffff estoy alucinada con todo esto .Sabia lo que había ocurrido en el pasado de este país lo que desconocía es que le tocó sufrirlo a parte de mi familia que horror…..en todo lo que llevo leído aparecen los nombres de los hermanos de mi abuelo , pero el de no sale …quizás los hijos y nietos no lo llegasteis a conocer por que creo que murió muy joven…. (no se mucho sobre el ) y la verdad es que me gustaría y estaréis pensando quien es esta ……????? Me llamo Sonia mi padre se llamaba José Antonio era hijo no reconocido de Alberto hermano de todos los Gallaga Barcenas que nombrais , de nina conocí a la abuelita Teo , (hacia unos flanes espectaculares ) también tengo un vago recuerdo de la tía Tienes , aunque se que mi padre se carteaba con ella .Se que llegamos a conocer a casi todos los tíos de mi aita a Amaia , a Goyo y creo que también a Patxo …..no se era muy pequena .Sólo mandaros un saludo enorme allí donde esteis (que por lo leído estáis repartidos por el mundo )un besazo tambien y si alguno me quiere contestar …….genial.No llevo Gallaga en el D.N.I pero si en mi corazón a si me lo transmitió mi papa .

      Me gusta

      • Miguel Angel Villar Gallaga dijo:

        Hola Sonia San Miguel: Yo me llamo Miguel Angel Villar Gallaga, soy primo de tu papa, que ahora me entero que fallecio, una lastima, un hombre maravilloso que conoci en un viaje que hicimos desde Venezuela y que estuve viviendo un año en Bilbao, y donde casi todos los fines de semana me veia con tu padre. Soy hijo de Teines y nieto de Teopista y Gregorio.Me ha hecho mucha ilusiòn saber de ti y tus hermanas. Quiero saber algo mas de vosotras. Mi correo es, decorshade@hotmail.com ,y me encantaria que me escribieras. Un beso y un fuerte abrazo para todas uds.

        Me gusta

    • Hola Olga:Te conozco por referencias, al que si conoci fue a tu papa en un viaje que hizo a Venezuela, aunque era yo muy pequeño, soy Miguel Angel, hijo de Teines y se la relaciòn de cariño que tenia con tu familia. Me gustaria saber algo de ti y la familia de Argentina. Mi correo es decorshade@hotmail.com .Un beso y un abrazo.
      Actualmente vivo en España desde hace13 años que me vine de Venezuela.

      Me gusta

  3. Sonia San Miguel dijo:

    ¡¡¡¡viva la Internet !!!!!!!!
    Gracias a esta página , se cosas nuevas de la familia .Incluso se han puesto en contacto conmigo un familiar que no conocía y espero conocer ….
    A todos los que quieran saber algo más ……que pregunten , yo doy fe de que siempre hay alguien al otro lado , escuchando
    Gracias Paco !!!!! (Te lo he dicho poco ….verdad ….jjjjj)
    Y un beso de todo corazón a todos los Gallaga Barcenas
    Sonia San Miguel

    Me gusta

  4. Reblogueó esto en Yo fui presa de Francoy comentado:
    El biznieto de Gregorio Gallaga vive en Bruselas y este artículo le hizo muy feliz porque, en la distancia, le acercó a la vida de su bisabuelo.

    Me gusta

  5. V.C. Van den Eynde dijo:

    Buenas
    Me dedico a la investigacion sobre pizarras para cubiertas, estoy buscando mas informacion sobre F. Gallaga y la industria de la pizarra. España llego a ser primer productor de pizarra del mundo gracias a gente como el, y ya es hora de que se reconozca el papel de los que tuvieron que abandonar su pais obligados por el fascismo.
    Quiero dejar constancia de ello en mi investigacion, por favor si alguien me puede proporcionar mas informacion (imagenes, documentos) mandenme un email.
    Salud.

    Me gusta

  6. Patrimedina dijo:

    Buenas! Alguien me podría poner en contacto con Paco gallaga, nieto de Patxo?un email? Llevo meses intentando localizarle. Si alguien me puede facilitar cualquier información me puede escribir al mail patri.pereda@gmail.com y le comentaré mi interés en encontrarle.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s