PENAL DE VALDENOCEDA

Lugares del horror para Las Merindades XVII

El penal de Valdenoceda en Las Merindades albergó durante siete años (1938-1945) a más de tres mil presos republicanos que malvivieron y algunos murieron en condiciones infrahumanas en una antigua fábrica de sedas: en palabras de alguno de ellos una de las cárceles más cruentas de toda España. Sobre este Penal la Agrupación de Familiares de Presos Republicanos de Valdenoceda, la cual poco a poco ha ido identificado y devolviendo a sus familias los restos de algunos presos, al final de la entrada añadimos el listado de los 92 presos que quedan por identificar. Sobre los represaliados de las Merindades que sufrieron prisión tienes información aquí: Todas y todos a Valdenoceda el 18 de abril (2015)

La localidad norteña de Valdenoceda (Merindad de Valdivielso)  está situada a 6 km. de Villarcayo, y a 65 de la capital , aquí se sitúa el último campo de la provincia de Burgos en incorporarse a la extensa red penitenciaria en Burgos: la Prisión Central de Valdenoceda,  que ya estaba en funcionamiento en mayo de 1938,  según se desprende de una solicitud que el General Jefe de la 6ª Región Militar eleva al Mando pidiendo que le envíen a Valdenoceda una compañía del Batallón de Orden Público nº 412 para custodiar 1.100 reclusos que habían de ser enviados a un establecimiento penal de dicho pueblo.

El penal de Valdenoceda funcionó  entre los años 1938 y 1945, etapa de la posguerra con una represión generalizada, Valdenoceda forma parte primer sistema represivo y penitenciario franquista, cuyas principales características son: su carácter masivo, la improvisación en el acondicionamiento de las instalaciones y la elevada mortalidad de la población reclusa, como todas las prisiones franquistas estuvo encaminada al genocidio de parte del País.

EL EDIFICIO

De la primera mitad del siglo XIX, debido al interés por establecer a orillas del Ebro fábricas de harinas y otros artefactos de agua. En su monografía sobre la ruta de la lana, López Sobrado et al. (2006) citan que ya en 1855 Madoz hacía referencia a la fábrica. Por otra parte, en el segundo libro Burgos en el recuerdo, Elías Rubio (1992) recoge que en 1894 el edificio seguía funcionando como fábrica de harinas. A finales del siglo XIX la familia de  Alday Maliaño (Santander) compró la fábrica de harinas para convertirla en la primera fábrica española de seda artificial. En 1928, la desmantelaron y uniéndose dicha fábrica con una empresa alemana y la casa Cros de Barcelona, se  trasladaron a al Polígono de La Milanera de Burgos donde con el tiempo pasaría a denominarse Sedera Española S.A.

Diez años más tarde, 1938, el edificio será empleado como penal  y se oficializo la función de Prisión Central por orden ministerial publicada en el BOE del 15 de noviembre de 1938, aunque funcionaba como cárcel desde tiempo antes, puesto que para esa fecha ya habían fallecido tres presos según el registro Civil. Un batallón de presos trabajadores el que acondiciono la antigua fábrica de sedas como penal.

Después de 1943 funcionó varios años como granja de animales. Hoy en día está abandonado. Los años han convertido al penal de Valdenoceda en un edificio ruinoso del que se conservan las salas comunes que servían de habitaciones y la escalera metálica que los mismos presos construyeron cuando la nieve y la lluvia se fue comiendo la que había de madera.

LAS INSTALACIONES CARCELARIAS

La improvisación y la nula voluntad política se reflejó  en la falta de instalaciones adecuadas que aseguraran unas mínimas condiciones de higiene y salubridad, en el hacinamiento, hambre, frio, suciedad y enfermedades de los presos, que a su vez que estuvieron presas en estos lugares provoco una alta mortalidad.

Los dormitorios se instalaron en los pisos superiores del penal. Allí dormían los presos y las chinches e insectos que, ante la falta de higiene, se convirtieron en compañeros de quienes cumplían pena. En las columnas de madera todavía pueden verse las marcas de las puntas que los presos colocaron para colgar sus ropas, sus petates. Asimismo, existía una zona dedicada a la enfermería y un comedor, así como una posible zona de baños o aseos, en los que de vez en cuando dejarían ir a los presos.

Parte de ese sistema, era el régimen de las celdas de castigo, situadas bajo el edificio. La zona más temida por los reclusos, y en la que muchos de ellos perdieron la vida. Ante las crecidas del Ebro, provocaba que los presos que allí se encontraban aislados pasasen horas con el agua al cuello.

Como en otros campos existió la gran presión ideológica del fascismo, a los presos que no se negaban a acudir a las enseñanzas del nacional-catolicismo y acudían a misa o se confesaban consiguieron permisos o conmutas de la pena. Al contrario contaba con un largo sótano para alojamiento de aquellos que eran catalogados como “indeseables”.

En este penal como en otros también hubo sacas,  eran llamados, subidos a un camión y nunca más se supo terminando en alguna cuneta o arrojado a alguna cueva, muy abundantes por allí, o al mismo río Ebro.

LOS PRESOS  y LA VIDA EN EL CAMPO

Algunos  presos fueron conducidos en de vagones de ganado, precintados a la salida, con sólo la escasa comida facilitada por familiares, soportando frecuentes paradas en vías muertas, sed, hambre, mareos, vómitos y defecaciones.  Hasta  Burgos donde camiones entoldados que les situaron en el Penal. Y tras 500 kilómetros de viaje, allí empezaba el calvario. Hubo presos llegados desde rincones tan dispares como Castilla-La Mancha, Andalucía, Extremadura,  Lugo, y localidades de Las Merindades. Muchos de ellos eran considerados como peligrosos para el régimen.  Convivieron sin apenas alimento, mantas o un espacio en el que guarecerse de las bajas temperaturas.

La mañana comenzaba con forzosos madrugones a toque de corneta, un cazo de achicoria levemente azucarada y después el lento pasar en el gran patio, soportando lluvia, frío, nieve, con hambre pura y dura. Los húmedos pies embutidos en almadreñas y sentados en los cajoncitos comprados al llegar, donde guardaban plato, cuchara y poco más,  así veían pasar largas horas a la intemperie.

La vida en la cárcel era dura. El invierno era, con diferencia, la peor época del Penal. De comer les ponían un caldo infame, manchado, con una sola alubia que, además, siempre tenía un gorgojo en su interior. También les daban, y ésa era toda la comida, una sardinita de lata y un minúsculo trozo de chocolate. La comida solía constituir el principal tema de conversación. Otras comidas eran una pequeña ración de patatas cocidas, reemplazadas a veces por titos. Eso era todo. El cansancio y el hambre les  iban agotando, y caían enfermos, la llamaban ‘colitis epidémica’ pero  el culpable de esa ‘epidemia’ era el sistema, que los a mal morir.

Las colas y las formaciones eran constantes. Colas para recibir la mísera pitanza, colas para el caso improbable de algún cazo más de comida, formaciones –por lo menos dos diarias- con el consabido “Cara al Sol” y gritos tibiamente contestados de “¡Franco, Franco, Franco, Arriba España!”, formaciones de las que salía algún arrestado, acusado de tremendos “delitos” (sentarse o no cantar) que terminaba dando con sus huesos en las celdas de castigo.

A los tormentos del hambre, el frío, las enfermedades engendradas por la desnutrición y el conocimiento de los fallecimientos que diariamente se producían, además de un incierto porvenir, se unían las interminables noches sin dormir, asaeteados por miles de chinches que bajaban de las viejas paredes de la antigua fábrica o se descolgaban desde los techos. Además, las legiones de ratas, algunas enormes, que circulaban con nocturnidad y descaro entre los camastros de los penados, mientras algunos las mataban a zapatazos y que eran transmisoras de enfermedades.

A los prisioneros españoles les estaba permitido comunicarse sólo con sus familias en España. A los americanos no les era permitido enviar cartas o recibirlas del extranjero, ni comunicar con la Embajada en España. Hasta las puertas de la cárcel venían las mujeres de los presos de toda España cargadas de macutos y comidas que entregaban a los guardias a la espera de que éstos se lo diesen a los suyos. Muchas iban con niños pequeños y algunas dormían en las cunetas porque no tenían dinero para pagarse una pensión.

EL OTRO CEMENTERIO DE VALDENOCEDA
En un solar de Valdenoceda se inhumaron, desde 1938 a 1943, alrededor de 154 presos perdieron la vida a consecuencia de la desnutrición, las infecciones o el frío. Trasladados por sus propios compañeros, los reclusos que perdieron la vida fueron enterrados en el cementerio municipal alejados de sus familias que, en muchos casos, nunca supieron qué fue de ellos. Cuando en 1989 la parroquia del pueblo adquirió el solar para ampliar el cementerio, al menos 39 de los 154 reclusos allí inhumados fueron sepultados por nuevos enterramientos. En 2007 arrancaron los trabajos de exhumación, recuperándose los restos de 114 presos…
Actualmente una lápida recuerda las vidas que se perdieron en el penal. Comenzó entonces un trabajo complicado. El de buscar a las familias de los más de 100 cuerpos que durante estos años han ido saliendo a la luz. Una tarea difícil, que en muchos casos no ha dado sus frutos, debido al paso del tiempo y la desorientación de las pistas. La ASOCIACIÓN DE FAMILIARES Y AMIGOS DE PRESOS DE VALDENOCEDA (BURGOS)  han  exhumado el 80% de los restos humanos de represaliados republicanos muertos en la Prisión de Valdenoceda y enterrados en la fosa común de esta localidad burgalesa. Mediante la difusión de los datos, ya han encontrado a los familiares de 59 de ellos, pero aún faltan 92.
Como no podía ser de otra forma, las tareas de exhumación de los restos de los presos, que están enterrados en el actual Cementerio Parroquial de Valdenoceda han sido realizadas por  un equipo de antropólogos de la Sociedad de Ciencias Aranzadi, dirigido por el Director de Antropología de esta Institución, Jimi Jiménez.

http://exhumacionvaldenoceda.com/la-agrupacion/nuevos-identificados/

CIUDADANOS DE LAS MERINDADES QUE SABEMOS QUE MURIERON  EN LA PRISION DE VALDENOCEDA

1.    Anollo Baranda Pedro natural de Villarcayo, a pocos kilómetros de Valdenoceda, que murió en la prisión el 12 de septiembre de 1941.
2.    Bustamante Juan,  vecino de Arija, muerto en la prisión de  Valdenoceda por nefritis en 1939;
3.    Díez Guinea, David vecino de Villanueva de Carrales en Bricia, identificadas en la fosa común del cementerio de Valdenoceda.
4.    Gordón Veloqui (Beloqui), Francisco: nacido en Campillo de Mena  en  1865.  Tras la entrada de los nacionales fue encarcelado en Valdenoceda, en la que murió en prisión el 9 de marzo de 1940, a los 75 años.
5.    Gutiérrez Angulo Constantino: nacido en Angulo (MENA) en 1894  muere en prisión por apendicitis aguda el 14 de noviembre de 1938.
6.    Legarda Arce, Valentín natural de Santurde, 16-12-1863. veterinario de Sotoscueva, residía en Quisicedo fallece en la cárcel en 10/12/39.
7.    López Martín, Ricardo de Villamartín fue encarcelado en la prisión de Valdenoceda y falleció por tuberculosis el 18 de marzo de 1940.
8.    Palencia Cuevas  José. Alminte o Almiñe Burgos 13/../42, muerto en el penal de Valdenoceda? ¿?
9.    Rodríguez Martínez, Anesio. nacido en Higón Alfoz de Santa Gadea. Fallecido en la prisión de Valdenoceda en Julio de 1939 por tuberculosis.
10.    Ruiz Ruiz, David de Santa Gadea de Alfoz Fallecido en prisión por congestión pulmonar en la prisión de Valdenoceda el 15 de diciembre de 1941.
11.    Saiz Saiz Valeriano de Quintanilla de S.Gadea (Alfoz se Santa Gadea)  En Valdenoceda fue objeto de duras sanciones. Tras su paso por las celdas de castigo, murió a su salida. Figura en la relación del registro de Quecedo como fallecido el 15/03/1942
12.    Tercilla Abasolo, Vicente: de Angulo (Mena).  Encarcelado en  Valdenoceda el 1-6-37, muere en prisión a los 59 años por “”estenosis de píloro el 8 de noviembre de 1941.

MÁS INFO:

La historia de un brigadista internacional en Valdenoceda.
http://sietemerindades.blogspot.com.es/2016/03/la-caza-del-aleman.html
Más sobre brigadistas internacionales en Valdenoceda una extensa investigación desarrollada por Irene Garmilla, que demuestra que en el Penal de Valdenoceda hubo, entre otros represaliados, brigadistas norteamericanos, mejicanos, italianos y alemanes…..
http://exhumacionvaldenoceda.com/la-prision/brigadistas-en-el-penal-de-valdenoceda/

Video de la entrega de restos en el 2013.

PARA REALIZAR ESTA ENTRADA HEMOS TOMADO COMO REFERENCIA ESTAS FUENTES:
•    Campos de concentración en la provincia de Burgos 1936-1939
•    ASOCIACIÓN DE FAMILIARES Y AMIGOS DE PRESOS DE VALDENOCEDA
•    Muertes en cautiverio en el primer franquismo:  Exhumación del cementerio del penal de Valdenoceda
•    Valdenoceda, el penal de los olvidados
•    “MEMORIAS DE UN SUPERVIVIENTE DEL PENAL DE VALDENOCEDA

  • Palabras de Honorio en Radio Valdivielso. Contó algunos recuerdos de su infancia. Honorio era el monaguillo que acompañaba al cura a enterrar a los presos que morían en el penal de Valdenoceda. Habló del director del penal, de su miujer, del cura, del alemán al que mataron, de aquel que se negaba a cantar el cara al sol…A

OTRAS INFORMACIONES
•    El libro ‘El penal de Valdenoceda  de Fernando Cardero Azofra y Fernando Cardero Elso,
•    Penal de Valdenoceda www.cadizbook
•    Asociación Familias Valdenoceda Exhumación
•  En Radio Valdivielso se pueden encontrar bastantes informaciones sobre El penal. Además la ventaja de la radio: se pueden hacer otras cosas a la vez y estimular la imaginación. He aquí una par de ellas:   Radio Valdivielso Entrevista a Ana, de Alcalá la Real, nieta de un preso muerto en la prisión de Valdenoceda.  y otras en este enlace
•    Penal de Valdenoceda: homenaje 2012
•    Isaac Arenal Cardiel: 14 de abril en Valdenoceda

INFORMACIONES ACTOS DEL 2013

EN LA PRIMAVERA DEL 2013 TODAVÍA QUEDAN POR LOCALIZAR A LAS FAMILIAS DESCENDIENTES DE 85 PRESOS.
Sin la localización de esas familias, nunca será posible su identificación.  Ayúdanos a encontrarlos compartiendo esta lista con tus contactos, libreta de direcciones, en tus blogs, en tus webs o en tu Muro de Facebook. Gracias
1.-  Abad Vara, Antonio, de Getafe, Madrid
2.-  Alcalde López, Juan, de Torres Cabrera, Córdoba
3.-  Alcázar Tejados, Juan José, de Villahermosa, Ciudad Real
4.-  Anollo Baranda, Pedro, de Villarcayo, Burgos
5.-  Aranda Rimon, Cándido, de Alcolea de Calatrava, Ciudad Real
6.-  Arrojo García, Esteban, de Segovia, Segovia
7.-  Asensio Espino, Andrés, de Zaragoza, Zaragoza
8.-  Bailón Cuadrado, Antonio, de Manzanares, Ciudad Real
9.- Bellido Muñoz, Vicente, de Alcaudete, Toledo
10.- Bravo Lucena, Joaquín, de Plasencia, Cáceres
11.- Calverite Carrasco, Domingo, de Benalauria, Málaga
12.- Campo García, Delfino, de Santiago de Cartes, Cantabria
13.- Carrasco Valiño, José, de Campillo de Llerena, Badajoz
14.- Carriondo Pardo, Juan Miguel, de Oron (¿Orán?) de Marruecos, Almería
15.- Castillo Martín, Lorenzo, de Gargantiel, Ciudad Real
16.- Castro Hernández, Salvador, de Madrid, Madrid
17.- Collado Moya, Ángel, de Valdepeñas, Ciudad Real
18.- Contreras Porras, Antonio, de Almagro, Ciudad Real
19.- del Barrio Ferrero, Anastasio, de Bubillo, Segovia
20.- de Pedroviejo Viejo, Antonio, de Hita, Guadalajara
21.- Delgado Sánchez, Agustín, de Socuellamos, Ciudad Real
22.- Estero Navarro, José, de Socuellamos, Ciudad Real
23.- Fernández Yut de Villar, José, de Puertollano, Ciudad Real
24.- Flores Jiménez, Modesto, de Daimiel, Ciudad Real
25.- García Alcalde, Bonifacio, de Roa de Duero, Burgos
26.- García Gómez, Ciriaco, de Anchuras, Ciudad Real
27.- García González, Francisco, de Motril, Granada
28.- García Quintana, Eugenio, de Valdepeñas, Ciudad Real
29.- García Sábete, Juan, de Roquetes, Tarragona
30.- García Vinolfo, Francisco, de Granada, Granada
31.- Gari Simo, Vicente, de Burriana, Castellón
32.- González González, Julián, de Almagro, Ciudad Real
33.- González Secados, Rafael, Gulliences, Asturias
34.- Gonzalo Cisneros, Bernabé, de Jubera, Logroño
35.- Gordón Beloqui, Francisco, de Campillo de Mena, Burgos
36.- Gutiérrez Angulo, Constantino, de Angulo, Burgos
37.- Hidalgo Acedo, Antonio, de Castuera, Badajoz
38.- Horrio Vera, Toribio, de Villarrodrigo, Jaén
39.- Legarda Orbe, Valentín, de Santurde (Burgos) 
40.- López Mora, Antonio , de San Lorenzo Calatrava, Ciudad Real
41.- López Olmo, Andrés, de Bolaños, Ciudad Real
42.- Luis Javea, Abilio, de Vara de Rey, Cuenca
43.- Madrigal Hovillo, Rufino, de Tomelloso, Ciudad Real
44.- Márquez Parejo, Lorenzo, de Garciaz, Cáceres
45.- Martín Iglesias, Isidoro, de S. Martín de Húmeda, Burgos
46.- Martínez Pulido, Manuel, de Villacomillo, Jaén
47.- Martínez Rodríguez, Crescencio, de Celadilla – Sotobrin Burgos
48.- Martínez Ruiz, Jesús, de Albacete Albacete
49.- Martínez Sanz, Juan, Sebastián de los Reyes, Madrid
50.- Martínez Tomas, Sebastián,  Madrid, Madrid
51.- Molina Alba, Celedonio, de Navas de Ricomolillo, Toledo
52.- Monje Sánchez, Nicanor, Fresno Alhandiga, Salamanca
53.- Moreno Almarecha, Antonio, de La Solana, Ciudad Real. 
54.- Montero Hernández, Anselmo, de Majadahonda, Madrid
55.- Muñoz Pulidos, Pedro, de Alcalá la Real, Jaén
56.- Olnuedo (¿Olmedo?) López, Bonifacio, de Tomelloso, Ciudad Real
57.- Palencia Cuevas, José, de Alminte, Burgos
58.- Pardo Fernández, Marcos, de Torralba de Calatrava, Ciudad Real
59.- Pascual Carro, Anselmo, de Puerto de Segura, Jaén
60.- Peña Ortiz, Miguel, de Cazorla, Jaén
61.- Pérez Esteban, Calixto, de Guadalajara
62.- Pérez López, Adolfo, de Ronfe, Lugo
63.- Pérez Martín, Teodoro, de Miraflores de la Sierra, Madrid
64.- Pérez Nieto, Juan , de Quintana Piñora, Almería
65.- Redondo Muñoz, Mamerto, de Fuencaliente, Ciudad Real
66.- Robledo González, Esteban, de Velayos, Ávila
67.- Rodríguez del Prado, Marcelino, de Villamayor de Calatrava, Ciudad Real
68.- Rodríguez Márquez, Juan, de Illora, Granada
69.- Romero Gallego, Andrés, de Ferinches, Ciudad Real
70.- Rosa Sánchez, Mariano, de Puertollano, Ciudad Real
71.- Rubio Piernagorda, Antonio, de Baena, Córdoba
72.- Ruiz de Diego, Guillermo, de Escalada, Burgos
73.- Sánchez Caro, Teodoro, de Picón, Ciudad Real
74.- Sánchez Jara, Alejandro, de Villamayor de Calatrava, Ciudad Real
75.- Sánchez Martínez, Eloy, de Mesegoso, Albacete
76.- Sánchez Moya, Benigno, San Lorenzo Calatrava, Ciudad Real
77.- Tejero Domínguez, Máximo, de Zorita, Cáceres
78.- Tercilla Abasolo, Vicente, de Angulo, Burgos
79.- Torado Fernández, Felipe, de Badajoz, Badajoz
80.- Urbina Fernández, Nicasio, de Anchuras, Ciudad Real
81.- Vara Garoz, Agustín, Torrejon de Velasco, Madrid
82.- Velasco Iglesias, Benito, de Aranda de Duero, Burgos
83.- Vilar Recuero, Mariano, de Madrid, Madrid
84.- Villalba Sánchez, Félix, de Morata de Tajuña, Madrid
85.- Villanueva García, Valentín, Villanueva de Hoja, Ciudad Real

Acerca de Las Merindades en la memoria.

Una invitación a participar en una INVESTIGACION ABIERTA Y PARTICIPATIVA. Y simultaneamente un espacio de homenaje a las victimas. Haz algo. Contactanos merinmemo@gmail.com
Esta entrada fue publicada en H)Lugares del horror y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a PENAL DE VALDENOCEDA

  1. Jose Ramon Garcia del Rio dijo:

    Desearia me facilitarais la informacion sobre la monografia que mencionais, “La ruta de la Lana” Lopez Sobrado. No he encontrado nada en internet.
    Jose Ramon Garcia del Rio
    jrgdelrio@telefonica.net

    Me gusta

  2. dmitru. dijo:

    Por si alguien duda de que el gobierno no “se interesa”:
    “El Gobierno exige 4.000 euros de intereses a una asociación de memoria”
    (http://politica.elpais.com/politica/2012/06/04/actualidad/1338831496_977593.html)

    Me gusta

  3. H. Sobrino dijo:

    He encontrado al Hijo de José Fernández Yust…. he hablado con el…le gustaría ir a Valdenoceda, cuando a su padre le cogieron el tenía 8 años..

    Me gusta

  4. Pingback: Penal de Valdenoceda, 12 de abril del 2014 | lasmerindadesenlamemoria

  5. Pingback: VALDENOCEDA, PRISION DEL HORROR, CEMENTERIO Y HOMENAJES. – Crónicas a pie de fosa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s