Teodoro Zaldívar, jornalero de Villate

Es Teodoro un buen ejemplo de muchos ciudadanos y ciudadanas de las Merindades de aquellos tiempos de urgencias, y esperamos que el compromiso también sea cada vez más de estos tiempos. Por una lado su ligazón con Bizkaia característica muy de Las Merindades, y por otro su compromiso con la defensa de las libertades. Sean estas líneas un recuerdo de su testimonio y de lo mal que se lo hicieron pasar.

teodoro Zaldivar 1940.jpgTeodoro Zaldibar Mardones nació el 8 de diciembre de 1915 en Arroyo de San Zadornil (Jurisdicción de San Zadornil), hijo de Telesforo Zaldibar y Blasa Mardones, aunque con los años se trasladó a la cercana localidad de Villate (hoy Medina de Pomar, en aquella época Junta de La Cerca) para trabajar como jornalero.

Con el estallido de la Guerra Civil fue llamado a filas por el ejército rebelde, por lo que el 14 de agosto de 1936 se incorporó a la segunda compañía del Grupo Mixto de Zapadores Minadores de Pamplona en calidad de soldado. En esa etapa tomó parte en la toma de Irún, Azpeitia, Azkoitia, Elgoibar y el fuerte de Nuestra Señora de Guadalupe de Hondarribia, entre otros. Cuando este batallón fue disuelto, ingresó en el Regimiento Mixto de Ingenieros nº6 de Guarnición de San Sebastián, donde con el tiempo le declararían “desertor o desaparecido”.

El 16 de diciembre de 1936, aprovechando que las tropas nacionales estaban detenidas en Eibar, Teodoro se pasó al bando republicano sin armamento. Entonces, fue trasladado a la Universidad de Deusto (sede de la Columna Meabe, compuesta por los batallones de la UGT, JJSS y PSOE). Allí le destinaron al 4º Batallón de la Columna Meabe de la UGT “Carlos Marx” de Bilbao, el 34º de las Milicias Vascas. Con esta compañía participó en el frente de Artziniega-Burgos hasta el 31 de mayo de 1937, y después estuvo en el monte Bizkargi hasta el 11 de junio. A primeros de julio de ese mismo año fue trasladado al sector de Ontaneda (Cantabria).

El 1 de septiembre de 1937 fue enviado a Cangas de Onís, donde se unió a una compañía de nueva creación llamada 2º Batallón de la Brigada Vasca. Su destino en este grupo fueron los Picos de Europa, así como otros frentes activos en el oriente de Asturias. El 18 de septiembre ingresó en el Batallón de Servicios Auxiliares y fue enviado a Nava, hasta que fue apresado en Gijón el 21 de octubre de 1937.

valdenoceda.jpgLa mayor parte de los prisioneros hechos en Asturias ese año fueron internados en campos de concentración y prisiones provisionales situadas en la propia provincia o regiones vecinas. Ahí permanecieron hasta que fueron clasificados y trasladados a batallones de trabajadores o a ciudades donde actuaban los tribunales militares. Siguiendo esta práctica, Teodoro inició su periplo carcelario en el campo de concentración provisional de La Harinera (Gijón), donde estuvo hasta el 28 de enero de 1938; le siguieron la prisión provisional de El Cerillero y la cárcel de El Coto, también en Gijón, donde le retuvieron hasta el 27 de octubre de 1939; después fue enviado al penal de Valdenoceda hasta el 21 de mayo de 1940; y finalmente acabó en la prisión provincial de Burgos, donde fue sometido a un Consejo de Guerra acusado de un delito de traición.

El 5 de marzo de 1941 se le sentenció a muerte, pena que posteriormente fue conmutada por doce años de prisión mayor. En el transcurso del juicio, varios vecinos y autoridades locales acusaron a Teodoro. El comandante del puesto de la Guardia Civil de Medina, Ángel González declaró (31-12-37) que era un “elemento avanzado de la extrema izquierda“. Un vecino llamado León Resines afirmó (9-6-1940) ante la Guardia Civil que a pesar de que su conducta moral con anterioridad a la guerra había sido buena, su comportamiento político y social había sido “malo“, porque “asistía a mítines y manifestaciones izquierdistas celebrados en pueblos de alrededor como Salinas, Medina de Pomar o Villarcayo“. Y un tercer vecino, Faustino Ortega, dijo que “se mofaba de la iglesia con cantares y frases obscenas“.

la cerca.jpgPor su parte, Romualdo López Novales, juez municipal de la Junta de La Cerca a la que pertenecía entonces Villate, le tachó (14-5-1940) de antirreligioso, blasfemo y comunista; y según el testimonio de la Alcaldía de la Junta de la Cerca ¿Juan Lerines? (15-5-1940), Teodoro “manifestaba ideas extremistas y su intención de pasarse a la zona roja antes de marchar al frente“. Por último, el vecino Quirico Muga declaró (9-6-1940) en la Guardia Civil que ignoraba “si estaba afiliado a partido alguno“, pero que había oído “que a Izquierda Republicana“, y que “aunque no hizo propaganda, sí mostraba su ideal izquierdista“. El 15 de febrero de 1941 Quirico Muga, siendo ya alcalde de La Cerca, declaró que “las manifestaciones de quererse pasar a los rojos se las hizo a un soldado fallecido, no teniendo otros antecedentes”.

En su defensa, el procesado alegó no pertenecer a ningún partido político ni organización sindical a excepción del Socorro Rojo Internacional, así como haber sido “capturado por el bando republicano”.

En total, desde que fuera detenido en octubre de 1937, Teodoro permaneció en prisión tres años y 185 días. Después, en 1941, se le concedió la libertad provisional con destierro a Orense, donde fue obligado a servir en casa del párroco del municipio de Piñor a cambio de su manutención.

_teodoro Zaldivar 1970.jpgSu pena extinguía el 18 de octubre de 1949, sin embargo, un año antes solicitó el indulto. Por entonces aún residía en Galicia, donde había contraído matrimonio con Ana Conde, tenía un hijo (José Luis) y trabajaba como obrero de la construcción y forjador de hierro. Las autoridades franquistas le concedieron dicho indulto al término del año 1948. Poco después se instaló en Lutxana (Barakaldo), donde se empleó en los astilleros instalados a orillas del Nervión y tuvo otros dos hijos: Ignacio y Begoña.

Teodoro Zaldibar Mardones falleció el 17 de agosto de 1971 a la edad de 55 años.
Hasta aquí este pequeño homenaje recuerdo a Teodoro Zaldivar, si deseas algo más de información sobre la zona:

firma teodor0.jpg

Acerca de Las Merindades en la memoria.

Una invitación a participar en una INVESTIGACION ABIERTA Y PARTICIPATIVA. Y simultaneamente un espacio de homenaje a las victimas. Haz algo. Contactanos merinmemo@gmail.com
Esta entrada fue publicada en J) Personas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s