Terrorismo de bajo perfil de los falangistas.

(40 años de guerra al rojo y masón II)

Nuestros mayores vivieron en una sociedad traumatizada y asustada donde, por si quedaba alguna duda, se sentía la omnipresencia del verdugo mayor: el caudillo. Los paseos y las sacas… iban acompañadas con la presión absoluta sobre la población. El terrorismo de bajo perfil se manifestaba en diversos actos de fuerza y humillaciones de los falangistas, como eran rapar el pelo, pegar palizas públicas, aceite de ricino (causa desarreglos intestinales, vómitos), los abusos sexuales, la intimidación, la tortura… Estas felonía se extendieron por toda España nada más terminar la guerra fueron la base de la relación entre vencedores y vencidos. En los tiempos actuales, las personas que han vivido el asedio de ETA en pequeños pueblos de Euskadi cuentan que mayor que el miedo a la muerte, era el encierro y el desprecio que les supuso en la vida cotidiana. Los falangistas fueron los precursores de la “socialización del sufrimiento” que hace unos pocos años puso en marcha el entorno político de ETA.

540552_381760051884011_1857460525_nNo tenemos muchos testimonios de estas “torturas” en las Merindades, pero no tenemos ninguna duda de que serían parte de lo cotidiano, ya que era una práctica generalizada en toda España. Os agradeceríamos que aportaseis vuestros conocimientos enviándolos al merimemo@gmail.com o insertándolos como comentario en esta misma entrada.

El maltrato físico en las detenciones era lo normal (apaleamiento), los ingresos en la cárcel se producían en un estado lamentable de los detenidos, de hecho la práctica de la tortura se mantuvo hasta el final del Régimen en los cuartelillos. Hasta simples disputas vecinales por disputas de pastos, podían conllevar una somanta de palos de los sádicos, empoderados tras el uniforme. En el ámbito rural se mezcló la política con las rencillas entre vecinos. Sufrieron idénticas consecuencias muchos vecinos cuyo único “delito”, por ejemplo, fue poseer tierras que alguno de los vencedores ambicionaba. Todo abuso era fácil y arbitrario, tenían patente de corso

La coaccion con la violencia de los símbolos
rito nacionalTambién sufrieron una violencia más subliminal: intimidación en la vida cotidiana (calle, escuela…) para atemorizar y humillar. Obligaban a participar en los desfiles, manifestaciones y celebraciones (los que se quedaban en casa eran enemigos y había que perseguirles…), a colgar símbolos franquistas de los balcones, los cánticos y las voces obligatorias, junto con los saludos en brazo en alto. Por si alguien dudaba de las normas, están venían publicadas como parte de la intimidación psicológica a que se sometía. Daban gran publicidad a los asesinatos-fusilamientos y a los castigos para que sirvieran de escarmiento, igualmente se publicaban en la prensa las multas y las sanciones.

Un camino para no entrar en conflicto con el poder, era no relacionarse con nadie que hubiera sufrido represión, así los represaliados eran “apestados” y aislados socialmente. La gente veía peligrar su existencia si ayudaba a los afectados por la represión, hasta familiares cercanos en ocasiones les dieron la espalda. Los leales y sus familiares eran perseguidos continuamente, su indefensión les provocaba un miedo constante ante las visitas de los falangistas y Guardia Civil, y la impunidad de sus actuaciones. No había otro camino: La sumisión obligatoria. En la intimidación, en menor escala estaban las amenazas, venganzas y burlas.
Ni siquiera se dejaba en paz la correspondencia. A los rojos no les llegaban las cartas en muchos lugares y tenían que ir a buscarlas al cuartel.

La Intimidación a las familias
En su función coercitiva, y para que no se moviera nadie, pusieron interés especial en atemorizar a los familiares de desafectos incluso a los más pequeños. Las familias de republicanos eran rehenes, sometiéndose a sus exigencias para salvar a los suyos. Los franquistas pretendían borrar la memoria de las gentes, hacer pasara a la República como si fuera un espejismo. El miedo y las penurias económicas lo hicieron realidad, por la mera supervivencia.

La propaganda de los actos oficiales era otra forma de humillación. Celebraciones a los Caidos, en un homenaje que pretendía ser perpetuo y se celebraron ininterrumpidamente durante 40 años: el 18 de julio día de la victoria, el 1 de abril día del caudillo y 1 de octubre el de los caídos. Las víctimas de los republicanos sólo habían muerto para sus familiares.

Tampoco se olvidaron de los más pequeños, los fascistas procuraron que se trasmitiera la intimidación a los niños, se movieron entre la manipulación al maltrato infantil.. Desde el principio en cada pueblo que tomaban sacaban a los niños de la escuela para ir al desfile a celebrar la toma. Los adultos vencedores se lo pusieron difícil a los hijos de los perdedores. En el Auxilio Social (Instituto de ayuda social de la sección femenina de la Falange) la humillación era la norma. Utilizaron a los hijos de los rojos, cuando no les pegaron e insultaron. Así incluso otros niños, los retoños fascistas, insultaron, maltrataron, tiraron piedras, amenazaron a los hijos de los perdedores. Los niños pequeños tuvieron que hacer recados, trabajar en el campo, en el taller, en casa. Como escribimos hace un tiempo… Les robaron la niñez, la inocencia, la diversión.

Coacción económica
Miedo era la palabra que también movía el mundo económico, miedo a los expedientes, miedo a las multas, miedo a las confiscaciones… ¡Menudo país de miedo era la nueva España! No era para menos, la amenaza de multas era continua, pero no era su único instrumento. Los fascistas y la iglesia controlaban todos los mecanismos para satisfacer las necesidades básicas, así que utilizaban esas herramientas para humillar y controlar a la ciudadanía: las Cartillas de racionamiento, los subsidios al combatiente, los imprescindibles certificados de buena conducta, los avales para encontrar trabajo… Los falangistas se habían apropiado de todo, y se seguían apropiando de todo lo que podían.

También era evidente la represión a los vencidos y vencidas en las Prestaciones del nuevo estado: La política asistencias de ayudas estaba condicionada por la política represiva, mediante la discriminación en las ayudas de Auxilio Social y otros. Igualmente el mercado al acceso laboral era vedado a los vencidos, o se daba prioridad a los falangistas. Además de la falta de trabajo, se discriminaba en los sueldos a los no falangistas.

La religión como coacción
Desde el 19 de julio la religión católica fue la oficial del Estado. La ola de religiosidad impuesta inundó todos los rincones. La presión era continua y la iglesia también en esto fue un instrumento fundamental para imponer la resignación ante los abusos del régimen. La coerción religiosa fue muy importante y perduró en el tiempo a lo largo de la Dictadura.
De nuevo la Iglesia siempre omnipresente en el estado Franquista y su organización

Otro medio fundamental de coerción era la necesidad de informes favorables de conducta para cualquier tipo de actividad (carnet de conducir, oposición al puesto de trabajo, superación de expedientes de depuración, obtención de la libertad condicional, cualquier empleo)… Los expedientes los realizaban el alcalde, la FET, la GC y el párroco. El cura era el garante de la honradez de los vecinos.

eneko-memoria-pg

 

Acerca de Las Merindades en la memoria.

Una invitación a participar en una INVESTIGACION ABIERTA Y PARTICIPATIVA. Y simultaneamente un espacio de homenaje a las victimas. Haz algo. Contactanos merinmemo@gmail.com
Esta entrada fue publicada en H)Lugares del horror y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Terrorismo de bajo perfil de los falangistas.

  1. Jose dijo:

    HISTORIA DE LAS JEFATURAS TERRITORIALES. CASTILLA
    Aunque tal territorio no existió como Jefatura Territorial unificada, se ha decidido el agrupamiento de tales provincias por razones obvias.

    Con anterioridad a la creación de F.E. se crearon las Juntas Castellanas de Actuación Hispánica, en cuyas reuniones iniciales a la intemperie, por la Cuesta de la Marquesa o por la Fuente del Sol, ya participara José Antonio Girón de Velasco (funcionario de la Diputación Provincial), personaje controvertido y con una actuación posterior de gran trascendencia no sólo en el devenir de la Jefatura de Valladolid, sino en el de toda la Falange.

    Colaboradores de Onésimo en Valladolid fueron Tomás Bulnes, Gerardo Perdiguero, Narciso García Sánchez, Faustino Velloso, José María Carrascal, Anselmo de la Iglesia, José María Gutiérrez del Castillo, Elías Iglesias.

    Posteriormente se crean las J.O.N.S. por la fusión de las J.C.A.H. de Onésimo y de La Conquista del Estado de Ledesma, con lo que se inicia el gran despegue en la provincia.

    No mucho después de la creación de Falange Española se procede a la unificación de ambos grupos, quedando como Jefe indiscutible en la provincia Onésimo Redondo.

    A principios de 1936 José Antonio crea mediante Orden Jefatura Territorial, ante la inminencia del Alzamiento, sin que se conozca con exactitud las provincias adscritas a dicha Jefatura Territorial.

    El 6 de octubre de 1936, en reunión de la Junta Provisional de Mando, se produce la reordenación de la Jefatura Territorial de Valladolid, que en la reunión del 2 de septiembre había quedado dividida en las Jefaturas Territoriales de León, con Valladolid, Zamora, León, Salamanca y Palencia y la de Castilla La Vieja, Burgos, Logroño, Soria, Ávila y Segovia:

    • Se crea la Jefatura Territorial de León: Con la Jefaturas Provinciales de León, Zamora y Salamanca, entregándose el mando a Rafael Garcerán Sánchez.

    • La Jefatura Territorial de Valladolid: Con Valladolid, Palencia, Ávila y Segovia, bajo el mando de Andrés Redondo Ortega.

    • Burgos y Soria pasan a depender de la Jefatura Territorial de Santander, bajo el mando de Manuel Hedilla.

    1.- Valladolid.

    Hasta enero de 1936, Onésimo Redondo fue Jefe Provincial de Valladolid, tras la creación en esa fecha de la Jefatura Territorial bajo su mando, nombra a Teodoro Jiménez Cendón Jefe Provincial y a Gerardo Perdiguero González, Jefe Local de Valladolid.

    El 4 de marzo de 1934 se celebra en Valladolid el mitin de fusión de falange y las JONS, siendo un éxito de organización, fue el premio a la fuerza de la nueva organización en la provincia.

    En el verano de 1935 estuvo a punto de producirse un cisma en la Falange de Valladolid, dirigido por José Antonio Girón y Luis González Vicén (nombrados una vez asesinado Onésimo y destituido su hermano Andrés, Inspector Territorial e Inspector Nacional de Milicias respectivamente), ambos serían expulsados por Onésimo.

    Se alquila un local como sede oficial de falange en la c/ San Diego. Hasta las elecciones de febrero de 1936, había unos 350 afiliados en la ciudad

    En abril de 1936, se produce la detención e ingreso en prisión de Jiménez Cendón, lo que lleva a que Pedro Rivas sea designado Jefe Provincial, cuando poco después, éste también ingresa en prisión, el mando de la Jefatura pasa a Elías Iglesias Gómez.

    El 24 de julio Onésimo muere en unas circunstancias nunca aclarada y es designado Jefe Territorial su hermano Andrés, Director del Banco Hispano-Americano de Valladolid, la nueva Junta de mando queda constituida por:

    • Jefe Territorial: Andrés Redondo Ortega.
    • Secretario Territorial: José María Gutiérrez del Castillo.
    • Jefe Provincial: Teodoro Jiménez Cendón.
    • Jefe Local: Gerardo Perdiguero
    • Jefe de la PL: Antonio Román Lara.

    A finales de diciembre de 1936 son destituidos la Junta de Mando Territorial y Provincial: Andrés Redondo, Teodoro Jiménez y Antonio Román Lara, siendo nombrados por Hedilla en su lugar:

    • Inspector Territorial: José Antonio Girón de Velasco.
    • Secretario Territorial: Teodoro Jiménez Cendón.
    • Jefe Provincial: Dionisio Ridruejo.
    • Jefe de Administración: Antonio Román Lara.
    • Gerardo Perdiguero: Jefe Local.

    SEU

    La Junta de Mando del SEU estuvo constituida por.

    • Jefe del Distrito: Víctor Fragoso del Toro.
    • Jefe Provincial: Julio Barrientos.
    • Secretario Provincial: Ángel Fernández Hernández.
    • Delegado de la Universidad Nacional Obrera: Luis Alonso Otero.

    SECCION FEMENINA

    La Sección Femenina se constituye en Valladolid bajo el mando de Rosario Pereda, esposa de Anselmo de la Iglesia.
    En enero de 1937 es nombrada Mercedes Sanz Bachiller.

    CONS

    La CONS fue constituida en Valladolid por Emilio Gutiérrez Palma, gran precursor sindicalista.

    PRIMERA LINEA

    En Valladolid, Onésimo Redondo, en tiempos de las J.C.A.H., había organizado una fuerza de defensa que contaba, incluso, con un campo estable de entrenamiento, las Milicias Antimarxistas.

    La Primera Línea, tras la fusión de F.E. y las J.O.N.S. estuvo mandada por Mariano Graciet, siendo sustituido el 24 de noviembre de 1935 por Anselmo de la Iglesia Somavilla.

    El 21 de julio de 1936, José Antonio Girón de Velasco asume el mando de una centuria que se crea para ir a luchar al Alto del León.

    El 21 de julio e 1936 asume el mando de la Primera Línea Antonio Román Lara, quien lo desempeña hasta enero de 1937.

    En agosto de 1936 Andrés Redondo nombra al comandante de Caballería Gonzalo Ortiz, Jefe de Milicias, quien ocupa el cargo apenas 15 días al morir en el Alto del León, le sustituye el capitán de Caballería Navarro Morenés.

    2.- Salamanca.

    Previamente a la existencia de Falange, existía un núcleo de las J.O.N.S. dirigido por el redactor de ‘La Gaceta Regional’ y empleado municipal Francisco Bravo Martínez.

    El 1 de diciembre de 1934 se constituye oficialmente Falange Española de las J.O.N.S. en la provincia, siendo designado Jefe Provincial Francisco Bravo.

    La sede oficial estuvo situada en una buhardilla de la C/ del Consuelo.

    El 9 de febrero de 1935 es designado por José Antonio Vocal de la Junta Política.

    A finales de 1936 Bravo marcha a Galicia para reclutar soldados para la Bandera Legionaria Gallega. Hedilla protesta por la creación de la misma con falangistas y Andrés Redondo destituye a Bravo y lo envía al frente.

    El 12 de diciembre es nombrado comandante del Ejército.

    Tras la destitución de Bravo, Redondo designa Jefe Provincial a Ramón Laporta, Secretario Provincial hasta ese momento.

    SEU

    El SEU se constituyó en la provincia el 14 de febrero de 1935, con 50 militantes. Como Jefe Provincial se designa a Francisco García Peñuela.
    La sede del S.E.U. estuvo en la C/ Eloy Bullón nº48.

    CONS

    La CONS se constituye en Salamanca el 10 de febrero de 1935, siendo nombrado Delegado Provincial Abel Mayorga.

    SECCION FEMENINA

    Como Jefe de la Sección Femenina se designa, a fecha de la constitución a Cándida Cadenas, sustituida a mediados de 1936 por Victoria García de Calvo.

    3.- Burgos.

    La Jefatura Provincial de Falange Española de las JONS se constituye en Briviesca en noviembre de 1934, siendo designada la siguiente Junta de Mando:

    • Jefe Provincial: José Andino. Había sido anteriormente Jefe Local y Jefe Comarcal.
    • Secretario: Antonio Villaverde.
    • Jefe de la Primera Línea: Eugenio Rámila Arnaiz.

    Se alquiló un local en Burgos, en la C/ de la Merced (hasta el 25 de diciembre de 1936 se llamaba C/ Pablo Iglesias, pero en esa fecha un Pleno Municipal le cambió el nombre a su antigua denominación).

    Entre las JONS más importantes de la Provincia, además de la de Burgos, estaban:

    • Briviesca:

    Tan importante en cantidad de militantes como Burgos, además era sede de Jefatura Comarcal. Sus mandos, tras la Jefatura de Andino fueron:
    – Jefe Local: José Cuevas Sáez.
    – Secretario: Fernando Moneo Virumbrales.

    • Gumiel de Mercado:

    – Jefe Local: Juan Calvo del Campo.
    – Secretario Local: Federico Esparza Goñi.

    En enero de 1936 cae asesinado en la fábrica de vidrio de Arija el primer falangista burgalés. En marzo es asesinado en Castrojeriz el camarada Reinosa, natural de Castrillo de Matajudíos.

    A primeros de marzo de 1936 la Junta Provincial estaba integrada por los siguientes mandos:

    • Jefe Provincial: José Andino.
    • Secretario: Antonio Villaverde.
    • Jefe de la Primera Línea: José María Manzanedo
    • Tesorero: José Luis Vázquez
    • Jefe Local de Burgos: Florencio Martínez Mata.

    El 2 de abril, la policía detiene a los miembros de la Junta Local de Villadiego: Pedro Escudero Ibáñez, Tomás Díez Santamaría y Jesús Feo Caballero.

    El 17 de abril son detenidos los miembros de las juntas de mando Provincial y locales de Briviesca y Gumiel (20 camaradas en total): De la Provincial: Florentino Martínez Mata, Julio Puente Careaga, José Luis Gutiérrez Martínez, Emerenciano Valtierra García, Máximo Nebreda Vela, José Vicente Revilla, Luis Dueñas Gavilán, Manuel Andújar Espino y Alberto Manero de la Fuente; de la de Briviesca, 6 camaradas y de la de Gumiel, 4, permaneciendo en la cárcel hasta finales de junio.

    Abogado defensor de los falangistas burgaleses encarcelados fue Honorato Martín Cobos, ex-maurista afiliado a Falange tras el 12 de febrero de 1936.

    A principios de julio, Andino puede llegar a fraguarse la enemistad del General Mola pues en términos, al parecer, bastante tajantes, le subraya las orden reservada de José Antonio del 24 de junio y como Cisneros ante los levantiscos nobles castellanos, “enseña sus poderes” al General: le ofrece 200 hombres al Alzamiento, más 100 como enlaces y ¡6.000! cuatro horas después.

    Burgos, que ni era sede de División, no tenía en soldados acuartelados ni el diez por ciento de esa cifra.

    El 12 de julio, ante la inminencia del Alzamiento, doce integrantes de la Junta Provincial son nuevamente encarcelados, entre ellos el propio Jefe Provincial, el 13 de julio son enviados a la Prisión Provincial de Santa Agueda. Hasta la cárcel se desplaza la Jefe Provincial de la Sección Femenina haciendo entrega al Jefe de las listas de afiliados, del sello provincial y de la camisa azul con los tres yugos de plata bordados bajo el yugo y las flechas.

    Andino no pierde el tiempo y convoca, mediante una circular, a todos los camaradas de la provincia ¡el día 19 de julio en Burgos!

    Declarado el Alzamiento y dueños los falangistas de la ciudad, los comandantes Pastrana y Castillo ponen en libertad a todos los falangistas presos.

    El 19 de julio en combate Julio Sáez de la Hoya, en Pancorbo, en el primer enfrentamiento armado, seguramente fuera el primer camarada caído en la Guerra.

    El 21 de julio, muere Máximo Nebreda, en Valdenoceda, al ser tiroteada su columna por fuerzas nacionales, al confundirles con anarquistas.

    En abril de 1937, detenido el Jefe Provincial, es designado Florencio Martínez Mata, ingresado en la Falange bilbaína en febrero de 1936 y que había sido concejal del Ayuntamiento de Valladolid desde el 18 de abril de 1931 por la Unión de Derechas, llegando a ser Alcalde de Burgos desde mediados de 1940 hasta el 14 de agosto de 1941.

    SEU
    Sin datos del SEU Provincial.

    SECCION FEMENINA

    La Sección Femenina fue fundada y dirigida en la Provincia de Burgos por Antonia González Ruiz, sobrina de Andino. Detenido Andino por radiar el discurso de José Antonio del Cine Madrid, es designada Jefe Provincial Trinidad Sánchez Vargas.

    CONS

    La CONS fue constituida el 15 de febrero de 1935.

    PRIMERA LINEA

    Al constituirse la Primera Línea Provincial, José Andino designó al camarada Eugenio Rámila Arnaiz como Jefe de la misma.

    En la mayoría de Jefaturas Locales existió Jefatura de Primera Línea, por ejemplo en La Bureva y La Rivera, los camaradas locales hacían instrucción los días festivos en fincas cercanas.

    El 18 de julio se alzaron 4.000 falangistas completamente equipados
    Tras el Alzamiento sería nombrado Jefe de Milicias el capitán José Mingo Ansuátegui.

    4.- León.

    Previamente a la constitución de F.E. de las J.O.N.S., en Valderas (LEON) existía un importante núcleo de las JONS, dirigido por el cura Nemesio García Pérez.
    A la constitución de Falange Española de las J.O.N.S., el 9 de abril de 1934, fue designado Jefe Provincial Pedro García de Hoyos.

    Con posterioridad García de Hoyos sería sustituido por Marqués y ya en plena Guerra Civil, Ricardo Nieto sugeriría a Andrés Redondo la sustitución de éste, siendo designado Jefe Provincial, el médico, Fernando González Vélez.

    Tras los Sucesos de Valladolid, tan importantes como los de Salamanca y tal vez su precedente inmediato, y la consiguiente caída en desgracia de Andrés Redondo, González Vélez es relevado del mando y enviado, como Inspector de Milicias, al Protectorado Español.

    SECCION FEMENINA

    La Sección Femenina estuvo bajo el mando de Carmen Gutiérrez.

    5.- Zamora.

    El primer Jefe Provincial fue De Miguel, sustituido por Ricardo Nieto Serrano.

    El Centro de Falange estuvo en la C/ San Torcuato nº 72.
    Algunas Jefaturas locales estuvieron dirigidas por:

    • Corrales: Manuel Alonso.
    • Casaseca de las Chanas: Juan Francisco Maíllo.
    • Toro: Delfín Álvarez (contó con 160 afiliados).

    SECCION FEMENINA

    La Jefe de la Sección Femenina fue Esperanza Gayo Sanz.

    6.- Ávila.

    El primer Jefe Provincial fue Juan José Úbeda, sustituido posteriormente por el capitán José Chamorro, condenado, en mayo de 1937 por los llamados Sucesos de Salamanca.
    Como Jefe local actuó Bernardo Maté.
    Al Alzamiento fue designado Jefe Provincial de Milicias el comandante de Infantería Alejandro López Baños.

    SECCION FEMENINA

    La Jefe de la Sección Femenina fue Ángela Plá.

    7.- Palencia.

    El Jefe Provincial fue Cobos.

    SECCION FEMENINA

    La Jefe de la Sección Femenina fue Margarita Cruz de Miguel.

    8.- Segovia.

    SEU

    El Jefe Provincial del SEU a septiembre de 1935 fue Dionisio Ridruejo

    SECCION FEMENINA

    La Jefe Provincial de la Sección Femenina fue la hermana de Dionisio, Ángela Ridruejo Jiménez.

    9.- Soria.

    SECCION FEMENINA

    La Jefe Provincial de la Sección Femenina fue María Moscardó

    Me gusta

  2. Jose dijo:

    HISTORIA DE LAS JEFATURAS TERRITORIALES. SANTANDER
    ACTIVIDAD NACIONALSINDICALISTA PREVIA

    En septiembre de 1932, siguiendo el encargo del propio Ramiro Ledesma, el pintor hispano-cubano Francisco Gutiérrez Cossío “Pancho Cossío”, junto con Manuel Yllera, representante de una marca de caldos sintéticos y ex-militante del PNE de Albiñana, Gilberto de la Llama y otros 32 camaradas (entre los que estaba Sotero Pereda Martínez), casi todos ex-legionarios de España, estudiantes de la Escuela de Industrias y monárquicos afectos a Sainz Rodríguez, funda la JONS de Santander, que queda legalmente constituida en noviembre de ese mismo año.

    El 26 de noviembre, Ramiro Ledesma visita la JONS para nombrar el Triunvirato Provincial y presentar los Estatutos de las JONS al Gobierno Civil; dicho Triunvirato queda formado por:

    • Francisco Gutiérrez Cossío.
    • Manuel Yllera.
    • Gilberto de la Llama.
    • Secretario: Arturo Arredondo González.

    En el verano de 1933, una escuadra jonsista asalta la Universidad de Verano del Palacio de la Magdalena, apareciendo, al día siguiente, el retrato del Presidente de la República, tomado de la sede universitaria, colgado boca abajo en los jardines del Paseo Pereda.

    Sin embargo, pese al ímpetu inicial, el grupo jonsista cae bajo las garras de la ARI, Agrupación Regional Independiente, sobre todo a partir de su traslado al local de dicho grupo en la c/ Hernán Cortés.

    A la fusión, la JONS contaba, aproximadamente, con medio centenar de afiliados.

    FALANGE ESPAÑOLA

    Tras el mitin de la Comedia, Carlos Estévez es encargado de organizar Falange Española en la provincia así, rápidamente, se constituye la primera Junta de Mando, integrada por:

    • Carlos Estévez, ex-militar procedente de las filas monárquicas.
    • José María Monteoliva, ex-militar procedente de las filas monárquicas.
    • Emilio del Pino Patiño: Constructor, ex-teniente de Alcalde con la Dictadura de Primo de Rivera, procedente de las filas conservadoras.

    A finales de 1933 entra en escena Manuel Hedilla, jefe de máquinas de la Empresa SAM que, junto a sus obreros, entra en Falange, constituyéndose la Jefatura local de Renedo de Piélagos con:

    • Jefe: Manuel Hedilla.
    • Secretario: Florentino Torre Bolado, quien en 1937 sería nombrado Jefe Provincial de Prensa y Propaganda.

    A principios de 1934, F.E. contaba con unos 100 afiliados en la provincia.

    FALANGE ESPAÑOLA DE LAS JONS

    La fusión de Falange Española y las JONS fue muy contestada por los jonsistas, muy influenciados por los miembros de la ARI y esta oposición inicial marcó negativamente la andadura del nuevo partido durante más de un año.

    El Triunvirato Provincial quedó integrado por:

    • Carlos Estévez.
    • Emilio del Pino.
    • Manuel Felipe de la Mora Villar.

    En este primer Triunvirato no había ningún jonsista, por lo que se sustituye a Mora por Yllera, quedando la Junta Provincial:

    • Carlos Estévez.
    • Emilio del Pino.
    • Manuel Yllera.
    • Secretario: Pancho Cossío.
    • Jefe local: Aureliano Sordo.
    • Jefe de la Primera Línea: José María Alonso Goya.

    La inscripción se realiza en el Registro de Partidos Políticos de la provincia el 22 de octubre de 1934, contando ya con una cifra cercana al medio millar de afiliados. El 1 de julio de 1934 se alquila el primer centro de Falange en la c/ Arcillero, un antiguo palacio. A la Junta constituyente acuden 40 camaradas, en ésta ondea, por primera vez, la bandera de Falange de Santander, hecha por un monje trapense de Cóbreces (ex-profesor de Hedilla), con una sotana teñida, sobre la que pintó el emblema en rojo y que había regalado al propio Hedilla.

    El 16 de julio de 1934 la policía irrumpe en el centro de Falange deteniendo a medio centenar de camaradas, trasladándolos al Caserón de Sta. María Egípciaca, sede de la Prisión Provincial.

    A finales de 1934 las principales JONS en la provincia, además de la capitalina, eran las de:

    • Torrelavega:

    A su frente estaba Francisco Díaz Nereo, asesinado durante la revolución roja y sustituido por Martín Alonso.

    • Renedo de Piélagos

    Con Manuel Hedilla como Jefe Local y Florentino Torre, como Secretario. Se dio la circunstancia en ser la única Jefatura de Falange con contar con multicopista propia, regalo del Director de la Vidriera de Viaño, Alfonso Caparrini, a Hedilla por los grandes servicios prestados.

    • Cicero:

    Cuyo Jefe Local era Luis Trujeda Incera.

    El 6 de octubre, con ocasión del ‘octubre rojo’ (tanto por la sangre de los inocentes asesinados, como por el color político de los responsables del mismo), Hedilla pudo morir asesinado, pues el coche en el que viajaba, es tiroteado, por error, por un piquete de la Guardia Civil, el vehículo recibió tres impactos de bala.

    A finales de 1934 Monteoliva sustituyó a Yllera en el Triunvirato Provincial. Se traslada el Centro de Falange al Paseo Menéndez Pelayo (Villa Pura) y se nombra a Pancho Cossío Secretario Local.

    En diciembre de 1934, se traslada nuevamente el local de Falange a la c/ Pedrueca nº7-1º.

    La escisión de Ramiro Ledesma es secundada por el Jefe de la JONS de Santander, Aurelio Sordo, que es sustituido por Felipe Arce Hermosa.

    El 3 de marzo de 1935, José Antonio, personado en Santander ante el grave cariz que estaba tomando la situación de la Falange en la provincia, destituye al Triunvirato Provincial, pues en clara rebeldía contra el Mando Nacional no habían hecho la adaptación al Mando Único ni habían enviado al Gobierno Civil los nuevos estatutos para su legalización.

    En el local de la CONS se produce un grave altercado que pudo costar la vida al Jefe Nacional, pero que su serenidad al verse con los cañones de las pistolas sobre el pecho y su fe en el ideal que defendía hizo detener las pistolas que le amenazaban.

    El día 5 de marzo se celebra un Consejo Provincial en el Centro de la c/ Arcillero donde Cossío propone a Yllera como nuevo Jefe Provincial, pero no acepta.

    Así las cosas José Antonio regresa a Madrid y, al día siguiente, telefonea a Hedilla ordenándole hacerse cargo de la Jefatura Provincial.

    El 14 de marzo se celebra la Asamblea Provincial, donde Hedilla nombra los nuevos Mandos Provinciales y decide el abandono de los locales, trasladándose el Centro a la c/ Atarazanas nº15.

    La nueva Junta de Mando queda integrada por:

    • Jefe Provincial. Manuel Hedilla.
    • Secretario: Florentino Torre Bolado, sustituido por Fernando Murga al ser nombrado Jefe de Prensa y Propaganda.
    • Jefe Provincial PL: Ángel Español de la Riva.
    • Jefe Local de Santander: Felipe Arce Hermosa.
    • Jefe Provincial de Prensa y Propaganda: Florentino Torre Bolado.
    Administrador: Felipe Arce Hermosa, sustituido por Amancio Capillas, al ser nombrado Jefe Local. Posteriormente sería nombrado Félix Penagos.

    A 30 de mayo de 1935, el nº11 del periódico ARRIBA, reconoce la existencia de 30 JONS en la provincia, que llegarían a 59 a finales del año, destacan:

    • Ampuero: Céspedes y Ángel Ruiz Amado.
    • Bárcena: Justo de las Cuevas.
    • Bezana: José Luis Dirube.
    • Castro Urdiales: Desiderio Santos.
    • Colindres: Manuel Bustillo.
    • Corrales de Buelna: Félix Hinojal.
    • Escalante: Ángel Ruiz.
    • Fresnedo de Soba: Antonio López.
    • Gama: Naveda.
    • Laredo: Antonio de la Dehesa y Roberto Martínez.
    • Limpias: Jesús Pereda Avendaño.
    • Mataporquera: Daniel López Puertas (protagonista posteriormente de los Sucesos de Salamanca).
    • Molledo: Rodríguez Sainz.
    • Muriedas: Felipe Arche Hermosa.
    • Navales: Virgilio Ruiloba.
    • Parbayón: Eduardo Leguina.
    • Puente Viesgo: Eugenio Garrido.
    • Quevada y Santillana: Con Aureliano Gutiérrez.
    • Ramales: José Porres.
    • Renedo: Tras Hedilla queda al mando Segundo Liaño.
    • San Miguel de Aras: Félix Collera San Emeterio.
    • Santoña: Manuel Clavero.
    • Secadura: Funcionaba una Junta de Voto.
    • Solares: José Rivas.
    • Suances: Manuel Varela.
    • Torrelavega: Con Martín, Capillas y Aroca. Esta Jefatura Local contó con Centro en la c/ La Llama, trasladado posteriormente a la plazuela de San Bartolomé.
    • Unquera: Alfonso Cobo.
    • Vargas: Manuel Gómez Varillas.

    El 17 de agosto de 1935 se constituye la Jefatura Territorial de Asturias que englobaba las provincias de Asturias, Santander, León y Palencia, siendo designado Jefe Territorial Leopoldo Panizo. Panizo confirma como Jefe Provincial de Santander a Manuel Hedilla y le envía el Reglamento del Socorro Azul para que lo estableciera, con carácter de urgencia, en las principales JONS de la provincia.

    Pocos días después de las elecciones de febrero de 1936, el día 19, se produce uno de los altercados más graves, con el intento de asalto al Centro de Falange por parte de los integrantes de una manifestación marxista, siendo repelido por Alonso Goya al mando de 15 camaradas de la Primera Línea. Ante la brillantez de la operación José Antonio llama a Madrid a Hedilla, para que se haga cargo de la defensa del Centro Nacional.

    La serenidad y la valía demostrada por Hedilla llevan a José Antonio a llamarlo definitivamente a Madrid en marzo de 1936, para encomendarle la coordinación de la Falange en la zona norte, ante la inminencia del Alzamiento.

    Hedilla es sustituido por Martín Ruiz Arenado, quien fallecería en agosto de 1937 en un extraño accidente y esta vez no de aviación sino automovilístico. También se produce el relevo de Goya al frente de la Primera Línea, siendo nombrado en su lugar Dañoveitia, cuyo hermano, José, regresó a España desde Argentina el 26 de agosto de 1936, al frente de un puñado de camaradas argentinos, preocupado por la suerte de su hermano.

    El 6 de octubre de 1936, en reunión de la Junta Provisional de Mando, se crea la Jefatura Territorial de Santander, con las Jefaturas Provinciales de: Santander, Burgos, Soria y Guadalajara, bajo el mando de Manuel Hedilla.

    SEU

    Los miembros del SEU procedían de las Escuelas de Náutica, Industrias, Comercio y Maestras. Se constituye a finales de 1934 con:

    • Jefe provincial: Antonio Lavín San Román.
    • Secretario: Domingo Betegón.

    Posteriormente, José María Alonso Goya sería nombrado Jefe del Distrito.

    PRIMERA LINEA

    Desde el primer momento se encuadra una numerosa Primera Línea, que crece de forma increíble, sobre todo en Santander, Torrelavega y Renedo. Para enmascarar las actividades de esta Primera Línea tan numerosa se constituyó el ‘Club Deportivo Cantabria’, con sede en la C/ Eugenio Gutiérrez nº13, un local que había pertenecido al grupo marxista local Vanguardia Federal.

    A de diciembre de 1934 los mandos de la PL en Santander era:

    • Jefe Provincial: Ángel Español de la Riva.
    • Jefe Local: Alejandro Burgués.
    • Jefe de la 1ª Centuria: Arturo Arredondo.
    • Jefe de la 2ª Centuria: Gerardo Dabraira.
    • Jefe de la 3ª Centuria: Aurelio Sordo.

    A finales de 1935 había más de un millar de encuadrados en la Primera Línea, principalmente de Santander, Torrelavega, Renedo y Cicero.

    En enero de 1936 Alonso Goya es nombrado Jefe Provincial de la Primera Línea.

    CONS

    La CONS provincial se constituye en Santander en octubre de 1934, con el Sindicato de Tranviarios, con sede en la C/ Velasco.

    Poco después se sumó el Sindicato del Vidrio, fundado por el propio Hedilla en Renedo y, posteriormente, los sindicatos de Loza, Oficios Varios, Oficina y Banca y el de Panaderos.

    Jefe Provincial de la CONS fue designado Ángel Villar San Román, contando entre sus colaboradores con: Martínez de Leiva.

    SECCION FEMENINA

    La Sección Femenina de Santander cuenta, en su historia, con una trama propia de las mejores películas de suspense. Se constituye, en la provincia en abril de 1935, recayendo los nombramientos de la Junta de Mando en:

    • Jefe Provincial: Oliva Pérez de Ruiz-Zorrilla.
    • Secretaria: Isabel Gurtubay
    • Tesorera: Ernestina Enríquez.

    Se dio la circunstancia que Ernestina Enríquez fue expulsada por Manuel Hedilla, tras la denuncia de otro militante que la acusaba de espía, hechos controvertidos y nunca aclarados en los que pudo verse mezclados problemas de despecho y celos. Fue fusilada, sin formación de juicio, una vez liberada Santander, por elementos de FET de las JONS.

    La Sección Femenina contó con Delegaciones en: Torrelavega, con Josefina Allende como Jefe; Laredo, Renedo, Cabuérniga, Puente Nansa, Ampuero, Castañeda, Reinosa y Corrales de Buelna.

    Me gusta

  3. Jose dijo:

    HISTORIA DE LAS JEFATURAS TERRITORIALES. VASCONGADAS
    Las tres Provincias Vascas nunca constituyeron una Jefatura Territorial, aunque sí formaron parte de la Jefatura Territorial de Navarra desde enero de 1936 hasta la desaparición de Falange.

    1.- Guipúzcoa.

    El encargado de organizar Falange Española en la provincia fue Luis Prado, al unísono con el arquitecto José Manuel Aizpurúa Azqueta, Consejero Nacional y Jefe Nacional de Prensa y Propaganda, que actuará como una especie de enlace entre el Mando Nacional y la Falange provincial.

    Como Jefe local de San Sebastián se designa a Manuel Carrión, asesinado a tiros el 9 de septiembre de 1934, al salir del estudio de Aizpurúa en la c/ Prim, los asesinos aprovecharon que se disputaba en el puerto el Campeonato de Europa de Balandros y las calles de San Sebastián se encontraban desiertas.

    El día 11 se celebra el funeral por el alma de Carrión, en la Iglesia de San Vicente, con la presencia de Raimundo Fernández-Cuesta.

    Tras el asesinato de Carrión, la falange guipuzcoana se reúne en el estudio de Ramón Gabarain para reorganizarse. La nueva Junta de Mando provincial queda integrada por:
    • Jefe Provincial: Luis Prado.
    • Secretario Provincial: Jesús Iturrino.
    • Tesorero: Zabala.
    • Jefe JONS de San Sebastián: Manuel Quintana.

    Poco después se alquila un local en la c/ Garibay nº 34-4º, a cuya inauguración, el 5 de enero de 1935, acude José Antonio.

    Poco después se crea la Sociedad Gu (Nosotros), primer y único círculo intelectual nacional-sindicalista, cuya inauguración es presidida por Rafael Sánchez Mazas.

    En el verano de 1935, José Antonio se reúne con los mandos provinciales en el Hotel Continental, acababa de celebrarse la Reunión de Gredos y se avecinaban momentos difíciles.

    A principios de 1936, Prados es sustituido por Aniceto Ruiz Castillejos. La Falange contaba con unos 120 afiliados en la provincia (según Arrarás).

    Poco antes del Alzamiento ocupa el cargo de Jefe Provincial Jesús Iturrino, hasta el 26 de julio en que es asesinado. Como Jefe Local de San Sebastián se nombra a Miguel Rivilla.

    El 15 de julio de 1936 es asesinado el camarada Manuel Barnús, en San Sebastián, a la salida de un funeral por el eterno descanso del alma de Calvo Sotelo.

    Al Alzamiento, otro de los hermanos Iturrino, Luis, se pone al frente de sus hombres, colaborando con los militares sublevados hasta la derrota, moriría asesinado.

    En octubre de 1936, la Junta Provisional de Mando, ante el asesinato de todos los mandos de la Falange guipuzcoana a manos de los chekistas, nombra Jefe Provincial a Lucio Arrieta.

    SEU

    El SEU se constituyó en la provincia bajo la dirección de Víctor Manuel Rubio, siendo Secretario Provincial Francisco Tapia.

    Además de en San Sebastián, existió Jefatura del SEU en Irún, bajo el mando de Fernando León y Alcayaga.

    SECCION FEMENINA

    La Sección Femenina se constituye en Guipúzcoa bajo la jefatura de Pilar Gaitán de Ayala, que tras el Alzamiento es sustituida por María Rita Regidor.

    CONS

    La CONS fue constituida en la provincia por Puente y Tormo.

    2.- Vizcaya.

    El primer Jefe Provincial fue Felipe Sanz Paracuellos, que había sido jefe del núcleo jonsista de Bilbao antes de la unificación. Otros miembros de la Junta de Mando fueron:

    • Jefe de la Primera Línea: Florencio Milicúa.
    • Jefe Local de Bilbao: Félix González.
    • Secretario Local: Ramón Prieto.

    Poco después de su constitución, en la primavera de 1934, José Antonio pasa revista a la Primera Línea vizcaína, formada casi por entero por camaradas de Bilbao, en la azotea del Hotel Carlton; le acompañaban en su viaje Yllera y otro camarada de la Falange cántabra. La formación la componen 90 camaradas.

    Declarada la revolución de octubre de 1934, 64 camaradas de la Primera Línea de Vizcaya se presentan en el cuartel de Basurto, con ellos se forma la 1ª Cía. del 1er. Batallón de Voluntarios, mandada por el capitán Pradal. Es destinada al frente de la Estación y a La Casilla, siendo heridos dos camaradas.

    En esta provincial se dio la circunstancia de que militaba el único falangista de nacionalidad no española, con categoría de militante, Pablo E. Klinkert, regente del Hotel Escalza de Bilbao.

    A finales de 1935 Felipe Sanz es sustituido por Alberto Cobos. Cobos tendrá una Jefatura bastante agitada. Hacia junio de 1936 Hedilla le abre expediente por quedarse con dinero entregado por Renovación Española, esto y que ya desde su colaboración con la propia Renovación Española en las elecciones de febrero de 1936, en contra de las directrices del Mando Nacional, lo que tenía casi escindida a la Falange vizcaína, no era muy bien visto por el Mando Nacional, acaba provocando finalmente su cese, siendo sustituido por Amilibia.

    Al Alzamiento salen a la calle 150 falangistas, con armas vendidas por un cenetista de Eibar.
    El 6 de octubre de 1936, la Junta Provisional de Mando acuerda reestructurar la Falange de Vizcaya, haciendo para ello los siguientes nombramientos:

    • Jefe Provincial: José María Valdés Larrañaga.
    • Jefe de la Primera Línea: Rebolledo.
    • Jefe Local de Bilbao: Florencio Milicúa, en sustitución de Félix González.
    • Secretario Local: Ramón Prieto

    SEU

    Desde su constitución, hasta diciembre de 1935, ejerce el cargo de Jefe Provincial del SEU Rufino Bermejo Medrano que, en esa fecha, es trasladado a Ceuta.

    3.- Álava.

    La Jefatura Provincial de Álava estuvo bajo el mando de Ramón Castaños, jefatura que, al Alzamiento, saca a la calle a 104 camaradas.

    SECCION FEMENINA

    La Jefe provincial de la Sección Femenina fue Isabel Verástegui Zabala.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s