La desamortización franquista.

La represión económica franquista tuvo una faceta importante de  desposeer  a los republicanos de sus pertenencias por varios medios: Robos y saqueos, multas e incautaciones y expropiaciones. No se trató solamente de eliminar al contrario en otros ámbitos como venimos diciendo, además también buscaron una fuente de financiación de la guerra como cuenta Sánchez Asiaín en su libro La financiación de la Guerra Civil española.  Los sublevados pudieron recurrir a la financiación en el exterior y a una jurisdicción especial —la de responsabilidades políticas— que se prolongó más allá de 1939. Antes de la guerra, los militares golpistas contaron con generosos apoyos financieros ya conocidos: los dictadores Mussolini y Salazar, los millonarios Juan March y Francisco Cambó, y también la Diputación Foral de Navarra que destinó los impuestos de guerra a combatientes.

Hemos escrito sobre diferentes aspectos de la  represión laboral franquista, como lo hicimos en la entrada Los puestos de trabajo botín de guerra y en la de La cara de la represión laboral O con la depuración del Magisterio y de los ferroviarios. Vamos a continuar ahora con la represión económica en general.

 Estimados lectores y lectoras dejamos en vuestras manos los ejemplos concretos, bien (merinmemo@gmail.com) agradecemos la información concreta e incluso algún documento scaneado (aunque no permitáis que se publique).  Por otro lado en los listados de pueblo a pueblo tanto de represaliados como de  muertos a menudo aparece alguna referencia a la incautación de bienes. (CIB).

BeFunky_null_8El Franquismo supuso un gran expolio económico a los vencidos. Practicada mediante multas económicas e incautaciones de bienes, decididas en tribunales de incautación. El robo, las incautaciones, las multas gubernativas, las extorsiones y otras formas  se generalizaron, la Ley de Responsabilidades Políticas de 1939 fue su  colofón. Una fiebre depuradora en los primeros meses, junto con un ansia recaudatoria. Es imposible tener una idea del volumen de riqueza incautado.

 

La represión económica sobre la población se inicia de manera simultánea al golpe de estado, las gentes y las organizaciones de izquierdas son destituidas de los bienes, incluso de los más insignificantes. Los recurrentes tres tiempos, siempre igual, con el mismo nivel de crueldad: En caliente, las primeras medidas para legalizar el latrocinio y la sistematización.

 

1.-EL INICIO EN CALIENTE EN 1936.

Al inicio de la contienda se produce un expolio desordenado pero sistemático, posteriormente actúa la guardia civil mediante denuncias. Los primeros meses del golpe fueron de pillaje y requisas, el caos organizado provocó una represión económica incontrolada y buena parte de lo incautado se quedo manos particulares, las confiscaciones se hicieron de forma arbitraria y  sin dar conocimiento de ello a las autoridades  competentes.  Hasta la puesta en marcha de los CPIB (Comisión Provincial de Incautación de Bienes) la incautación va a ser descontrolada, Así el saqueo sistemático que precedió a la confiscación masiva.

 

La rapiña y pillaje fue una especie de represión económica incontrolada extrajudicial que afecto mucho más al pueblo. Los falangistas en sus asaltos (robos) a las casas de los “rojos” se llevaron todo, en estos robos se llevaron todo lo que pudieron, vaciaron las casas  (los colchones, los muebles, la mantelería, los relojes, cuberterías,  la cristalería…) de los que habían escapado, de los detenidos, de los fusilado… Entre las hordas de falangistas se repartieron el botín.  Con el oportunismo que va a caracterizar al nuevo poder. se produce una adjudicación de bienes particulares de huidos y desafectos..También las recién  formadas comisiones gestoras municipales impuestas por los golpistas tuvieron en esos  meses una patente de corso para actuar en sus pueblos con  nulo control.

 

Una de las funciones de las Comisiones de recaudación de bienes era mantener el esfuerzo bélico, todo ello con la habitual legalidad: ausencia de orden de registro, atribución de autoridad, no entrega de recibos. Una Incautación de bienes por coacción, amenazas o por la fuerza

 

La represión se centra contra determinadas familias, se saquean comercios, tiendas, negocios y propiedades. Son continuos los registros de casa y las requisas individuales. Cerraron las cuentas corrientes, los negocios (taxista, el coche destrozado, la fábrica, la taberna, la farmacia, la tienda, requisado el género, bazar, la imprenta)… Para Franco nunca acabo la guerra, para muchos republicanos siempre estuvo presente la derrota en la vida cotidiana, en pueblos pequeños como los de las Merindades nuestros abuelos vieron durante décadas sus pertenencias colgadas en casas de sus vecinos de al lado.

 

2.-UNOS PRIMEROS TRAZOS DE LEGALIDAD GOLPISTA. (1937-1938)

En una segunda época se intentó dar barniz legal a una represión brutal e injusta, se crearon en aplicación del decreto 108 de la Junta de Defensa las Comisión de Incautación de Bienes (CIB), que duraron  el resto de la guerra. Las confiscaciones “espontáneas” terminaron, y  comenzaron las “administrativas”. La puesta en marcha en 10 de enero de 1937 de los CPIB (Comisión Provincial de Incautación de Bienes) fue de las primeras medidas de los militares. Durante la Guerra las CIB fueron una herramienta “legal” en manos de Franco, ejerciéndose una política de represión económica a fin de financiar los gastos  de la guerra y del aparato estatal. El franquismo, además de asesinar o encarcelar a los opositores, continuó con la intención de anularles completamente y les despojó de sus bienes hasta los límites de la subsistencia.

 

En ese momento se consolidó  la incautación a partidos y sindicatos, que ya se habían ocupado antes, todo pasaba al Estado. Los bienes inmuebles, excepto el dinero en metálico que quedaba en alcaldía. Los tampones, libros de actas y socios se enviaban a la Comisión de Investigación y vigilancia. La Falange que tenía nada de patrimonio, acabó posesionándose de las sedes de la Izquierda y de los sindicatos. También los “amigos” recibieron su parte, inmuebles embargados, inventariados y cedidos (en muchas ocasiones en propiedad) a refugiados

 

Las sanciones que se pusieron tuvieron una  cuantía era arbitraria. Las multas en los procedimientos de responsabilidad civil a particulares, suponían cantidades desproporcionadas con las posibilidades económicas de los inculpados. Los expedientes se instruían a los que tenían bienes. La ejecución de las sanciones se llevaba a cabo por medio de embargos. La justicia del franquismo no se conformaba con apresar a los oponentes condenándoles a largas penas o a muerte, también castigaba a las familias, así la represión a madres, esposas e hijos, quienes de esta manera percibían directamente la crudeza del nuevo régimen.

 

Las  Comisiones Provinciales de Incautación  desaparecerán cuando se creen los Tribunales de responsabilidades políticas. Las comisiones de incautación de bienes (CIB) se crean en los territorios controlados por medio de ellas se pretende la confiscación de los bienes de los desafectos.

 

3.-LA LEY DE RESPONSABILIDADES POLITICAS (LRP) EN 1939.

LRPFinalmente se produce la definitiva sistematización de la esta represión económica con la  del 9 de febrero de 1939, este fue el instrumento legal  para la represión económica. Se persiguió a los que ejercieron los derechos  reconocidos en la Constitución de 1931. La LRP también afectaba los exiliados y refugiados e incluso asesinados. Las más habituales e importantes eran las sanciones económicas, las incautaciones y las confiscaciones de bienes que iban a nutrir al nuevo régimen con una importante fuente de ingresos. Las acusaciones podían formularse con carácter retroactivo sancionando acciones desde el 1º de octubre de 1934. En caso de que el acusado hubiese muerto o estuviera ausente se hacía responsables a los herederos (viuda e hijos) del pago de las sanciones y multas. Las multas y las requisas hundieron en las más absoluta miseria a miles de familias. Esta nueva  oleada de esta represión económica, que ampliaba y profundizaba las anteriores

 

Fueron numerosos los  ciudadanos  que tuvieron que hacer frente a las expropiaciones y a las cuantiosas multas consecuencia de sus opiniones o actividades políticas anteriores a la guerra. Algunas familias pasaron verdaderas penalidades a consecuencia de aquellas multas. No olvidemos que eran los tiempos del hambre. También hubo familias adineradas que a causa de las expropiaciones y multas vieron arruinados sus negocios.

 

OTROS MODOS DE “fiscalidad” FASCISTA

PLATO-UNICO-COLOR1Los RECARGOS “VOLUNTARIOS”.  Un modelo de incautación fueron las suscripciones patrióticas, teóricamente voluntarias, para los desafectos se tornaban en obligatorias. Día del plato único (creado en octubre de 1936por iniciativa de Queipo de Llano) se justificaba en las necesidades benéficas, ningún niño sin alimento diario. Nacido, para los comedores de asistencia social y orfanatos, se trataba de renunciar los día 1 y 15 de mes a parte de la comida, alimentándose de un solo plato. Lo organizaban las autoridades locales, los alcaldes canalizaban las recaudaciones que tenía un fin político que era educar a la sociedad en el sacrificio y el económico de recaudar. Otros eran el día sin postre, el día del auxilio social.

 

Las MULTAS ocasionales por diversos conceptos: Infracción a la norma, no contribución, desobediencia a las fuerzas de orden, ofensas a la religión, trasgresiones morales… Multas que cocinaban las fuerzas “vivas” el párroco, el alcalde, la guardia civil y el jefe de la Falange. Años después continuaron poniendo multas por sinsorgadas, continuaron haciendo la presión y haciendo listas. Como siempre en nuestra tierra los caciques locales y el clero seleccionaban a las víctimas.

 

Hemos querido dar otro pespunte a la represión en las Merindades, según vamos profundizando nos damos cuenta de toda la maldad con la que se pusieron las bases del régimen franquista. ¡Es una obligación no olvidar!

Anuncios

Acerca de Las Merindades en la memoria.

Una invitación a participar en una INVESTIGACION ABIERTA Y PARTICIPATIVA. Y simultaneamente un espacio de homenaje a las victimas. Haz algo. Contactanos merinmemo@gmail.com
Esta entrada fue publicada en I) Represión, exilio y prisiones y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La desamortización franquista.

  1. chus dijo:

    Durante ese periodo, en las zonas ocupadas por el bando republicano paso lo mismo, y de haber ganado la guerra estos, pues a los nacionales los habrian expropiado de igual forma. Que nadie se rasge las vestiduras.
    Es lo que tiene perder una guerra.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s