RECAPITULANDO, OTRA VEZ

“La muerte de cualquier hombre me disminuye,
porque soy parte de la humanidad;
por eso no preguntes por quién doblan las campanas…”

Poeta inglés John Donne (1572-1631)

Hace varios meses publicamos una primera recapitulación que queremos completar antes de seguir adelante.

HAY MUCHA TAREA, TODAVÍA

Internet no sirve para acabar con la ignorancia o la oscuridad pero al menos –eso intentamos desde este blog-  puede reducir el desconocimiento y  la incomunicación. Conocer lo ocurrido en Las Merindades, reconstruir su magnitud y ser la memoria activa de aquellos hombres y mujeres que nos precedieron en la lucha por la libertad y la democracia, en la defensa de las conquistas sociales logradas en base a la lucha y la lucha. Tenemos que ayudar a los jóvenes a comprender que el estado autoritario no se hace democrático por su voluntad, sino por las presiones de la sociedad civil organizada. Por ello desde Las Merindades en la memoria  no pretendemos dar respuestas definitivas, más bien tender preguntas abiertas. La historia no es para memorizar, si no para pensar, para reflexionar.

Necesitamos más colaboración, son todavía muchos los agujeros negros. Continuamos poniendo al día los datos. El trabajo ha avanzado gracias a vuestras colaboraciones, así el 29/7/10 conocíamos 422 víctimas, el 25/08/2011 registrábamos 613.

Todavía hacen falta aclarar y mejorar  muchos datos. Próximamente vamos a iniciar un nuevo tema: los represaliados, las personas que sufrieron la represión en diferentes niveles y sobrevivieron, por supuesto mientras tanto los diversos aspectos del blog siguen abiertos a la participación.

UN GENOCIDIO ORGANIZADO

A partir del triunfo de los golpistas se instaura un nuevo poder político basado en el exterminio de un grupo humano considerado como enemigo peligroso y a la vez se institucionaliza la represión como forma de funcionamiento del nuevo régimen. Lo que se desarrollo fue una matanza de cientos de ciudadanos (el enemigo interno), la conversión de España en un gran presidio y la institucionalización de la tortura, la extorsión y la humillación. No es lo mismo hablar de represión que de genocidio.

El terror  caliente es el nombre con el que algunos señalan al del verano de 1936 (en Arija, Bricia y Mena fue en agosto de 1937 cuando las “liberaron”), para algunos autores se trató de un violencia espontanea y autónoma, diciendo que posteriormente entre octubre y noviembre de 1936 los  militares se hicieron con el control. !Es mentira! No es verdad, los militares controlaron siempre todo el proceso, hasta el más salvaje. Las declaraciones de Mola, el Bando del 28 de julio de 1936 o la saca de Eliseo Cuadrado, por ejemplo, con el permiso de Davila son claros ejemplos.

A veces por su momento histórico común y por el protagonismo del Ejercito  hemos confundió la Guerra con la violencia de la retaguardia, son fenómenos relacionados y paralelos, pero no tienen nada que ver, actúan con una lógica totalmente  independiente. El plan organizado de aniquilación que se lleva a cabo en Las Merindades y en toda España.

No hubo una guerra civil en Las Merindades, ni incivil, casi solo hubo represión, fue un genocidio organizado  de los ciudadanos de izquierdas. La violencia exterminadora de la retaguardia fue independiente de la guerra civil, aunque los actores fueron los mismos: los militares rebeldes y las milicias fascistas (falangistas y requetés). La Real Academia Español define  genocidio  (Del gr. γένος, estirpe, y -cidio) como el exterminio o eliminación sistemática de un grupo social por motivo de raza, de etnia, de religión, de política o de nacionalidad. El genocidio iniciado en la España de 1936 por los militares golpistas, así, pretende destruir a las gentes de izquierda total o parcialmente.

El 28 de julio de 1936, Jay Allen, entrevistó a Francisco Franco en el Chicago Daily Tribune . La guerra acababa de empezar. Las palabras del dictador son toda una declaración de intenciones: Allen: “Tendrá que matar a media España”, dije. Entonces giró la cabeza,  sonrió y mirándome firmemente dijo: Franco: He dicho que al precio que sea…

Consta en la instrucción reservada nº 1, firmada por Mola en Madrid el 25 de mayo de 1936 que decía: Se tendrá en cuenta que la acción ha de ser en extremo violenta para reducir lo antes posible al enemigo, que es fuerte y bien organizado. Desde luego, serán encarcelados todos los directivos de los partidos políticos, sociedades o sindicatos no afectos al movimiento, aplicándoles castigos ejemplares a dichos individuos para estrangular los movimientos de rebeldía o huelgas. El 19 de julio de 1936, iniciado el golpe, decía también Mola: Hay que sembrar el terror…hay que dejar la sensación de dominio eliminando sin escrúpulos ni vacilación a todos los que no piensen como nosotros.

 Así no fue un guerra civilismo entre hermanos,  como pretenden algunos. La guerra no duró tanto, es más ni siquiera fue de una actividad notable, desde julio de 1936 a agosto de 1937, 17 meses de escaramuzas. Solo hubo dos momentos graves: la Batalla de Montija  (el intento desde Los Tornos tomar Villarcayo) y la del Escudo (resistencia que pretendía evitar el copo de la tropas leales  en el repliegue a Asturias). Los muertos por la guerra en Las Merindades en su  mayor parte son en el frente de Euskadi.  Solamente el 20% de las personas muertas que hemos registrado es  a consecuencia de  la guerra, mientras que el 80% se debe a la violencia de retaguardia.

 VICTIMAS EN LAS MERINDADES DE LA GUERRA Y LA REPRESIÓN  SIN  SITIO EN LA CRUZ

(datos del 25/08/2011)

DESAPARECIDOS Y PASEADOS

266

44%

SACAS

10

2%

CIVILES POR GUERRA

21

3%

ACCIÓN DE GUERRA

98

16%

EJECUTADOS FUSILADOS

100

17%

MUERTOS EN  PRISIÓN

62

10%

GUERRILLA

2

NO SABE

47

8%

TOTAL

613

La mayoría de los no sabe son paseados. Las ejecuciones fusilamientos son en gran parte ilegales, pero las de la época judicializada no deja de ser una máscara para el asesinato. Los civiles son juzgados por una sumaria justicia militar, que se ha rebelado contra el poder establecido y sin derecho a la defensa. Las victimas no  perdieron nunca su honorabilidad a pesar del  horror.

Una actitud criminal y sistemática de eliminación de personas por razones ideológicas, un crimen contra la humanidad. Siempre nos surge la pregunta ¿Quiénes gobernaron la represión en Las Merindades?.

Como señalan Gutmaro Gómez y Jorge Marco en “La obra del Miedo” (Edit Península, Barcelona 2011) “La violencia en la retaguardia rebelde y en la España de la posguerra no respondió a un arrebato espontaneo e irracional, sino a un proyecto de limpieza política dirigido por los militares, aunque apoyado, secundado y compartido por amplios sectores de la sociedad. Su colaboración fue indispensable…  En cualquier caso, el proyecto de limpieza política iba mucho más allá de la simple parálisis política del enemigo… El objetivo del exterminio era eliminar todo rastro de cultura política e identidad colectiva anterior…”

¿LAS MERINDADES SIN EMPREDEDORES, Y LLENA DE TERROR?

Está claro que la represión fue premeditada, pero no solamente se baso en motivaciones políticas. Los aspectos económicos, aunque se nos escapan hoy por hoy también fueron motivo del genocidio. Fue una motivación de algunas de las actuaciones, ello sin tener en cuenta en el desarrollo futuro la importancia que tuvo la eliminación de muchos agentes económicos. Nos gustaría ahondar en la cuestión, pero…

Un manto negro cubrió las tierras y conllevó la  DESPARICIÓN DE LA CULTURA LIBERAL Y DE PROGRESO.  Nuestra tierra se quedó sin líderes, sin maestros, sin comerciantes, sin industriales. Sin nadie que pudiese echarse a sus espaldas el progreso, el porvenir., con la persecución sistemática de los personajes emprendedores, como Gregorio Villarías o Eliseo Cuadrao, pero también otros no tan notables. Hoy con la ignorancia de las gentes permanecen desaparecidos. Sin emprendedores en Las Merindades.

Junto con ello trajo también la desaparición y debilidad crónica  DEL MOVIMIENTO OBRERO y socialista. En los años treinta se emprendió un importante proceso de organización y desarrollo de las izquierdas en Las Merindades, que fue frustrado terriblemente. Hoy en día ese hueco es visible en el escaso valor de la justicia social, el efecto sobre nuestras tierras fue fatal, las privó de futuro.  Se produjo en 1936 una Desarrollar ruptura social: vencidos y vencedores  en la que siguieron insistiendo sistemáticamente durante cuarenta años.

Sin libertades, sin derechos civiles, sin emprendedores y sin justicia social se sumió a estas tierras en un páramo de emigración y de decrepitud, del que es costoso salir. El miedo en los huesos de los ciudadanos no es invisible e imposible en comunidades de 250 personas. Generaron una sociedad llena de miedo, en la que no se le da valor a la democracia y se prefiere la ética rastrera de sálveme yo. Se produjo:

  • Olvido
  • Apoliticismo
  • No ser nada
  • No significarse (la autocensura del miedo)

La incultura política que sembraron en 40 años de miedo es obscena, y solo nos lleva a nuevos desastres históricos y vueltas a los pasados más terribles. Al tiempo.

Distribución por municipios de los 613  muertos de Las Merindades que no tuvieron sitio en la cruz por (contabilizados a finales de agosto 2011) : Alfoz de Bricia 21, Alfoz de Santa Gadea 8, Los Altos 0, Arija 55, Berberana 0, Cillaperlata 0, Espinosa de los Monteros 43, Frías 22, Junta de Traslaloma 5, Junta de Villalba de Losa 0, Jurisdicción de San Zadornil 0, Medina de Pomar 25, Merindad de Cuesta Urria 5, Merindad de Montija 97, Merindad de Sotoscueva 69, Merindad de Valdeporres 4, Merindad de Valdivielso 6, Oña 13, Partido de la Sierra en Tobalina 0, Trespaderne 2, Valle de Losa 12, Valle de Manzanedo 6, Valle de Mena 144, Valle de Tobalina 9, Valle de Valdebezana 52, Valle de Zamanzas 7, y Villarcayo 21.

No solo sorprenden los varios pueblos con CERO, sino también los bajos números de Villarcayo y Medina.  Y más de un centenar de pueblos de los que no sabemos absolutamente nada, todos ellos comunidades de varias decenas de habitantes..

Si seguimos ignorando el pasado, nos va a ser difícil abordar el futuro, por no comprender el presente. ¿Seremos capaces de nuevo en las Merindades de tomarle el pulso al futuro?.  ¿Evitaremos un final de de desertización humana?

Anuncios

Acerca de Las Merindades en la memoria.

Una invitación a participar en una INVESTIGACION ABIERTA Y PARTICIPATIVA. Y simultaneamente un espacio de homenaje a las victimas. Haz algo. Contactanos merinmemo@gmail.com
Esta entrada fue publicada en A) Presentación e INDICE y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s