MANUEL RODRÍGUEZ MORQUILLAS, MAESTRO ASESINADO DE VILLARIAS.

El maestro de Villarías, Manuel Rodríguez Morquillas es un ejemplo de la saña franquista contra el Magisterio. Más de una vez hemos señalado que los pobres no tenemos historia de Manuel solamente conocemos los  informes de sus verdugos. A esta escasez de datos se añade la práctica desaparición física del pueblo donde vivía y ejercía: Villarías, un pueblo situado a medio camino entre Villarcayo y Medina de Pomar.  ¡Si el lider republicano Gregorio Villarias lo supiera!

El magisterio era el símbolo del compromiso de la República por la extensión de la educación y la cultura. Por esos mismo entre los oficios más destacados por la violencia genocida franquista están  los intelectuales y los trabajadores de la enseñanza, para los fascistas  el enemigo más peligroso era el pensamiento y la cultura.  La saña con el Magisterio en Las Merindades fue considerable, hemos recogido algunas historias de maestros y maestras de Las Merindades  que podéis encontrar en Magisterio.

¿Manuel tenía familia? ¿Dónde y cuándo nació? ¿Queda algún testimonio de algún alumno o alumna suyo? ¿Hay alguna foto de la escuela de Villarías? ¿Qué fue de Manuel Rodríguez? ¿Dónde fue asesinado? ¿Dónde está enterrado? Os agradecemos cualquier aportación: merinmemo@gmail.com

Nuestros padres y abuelos no recibieron la educación necesaria en la posguerra, no solamente por las grandes carencias de la época, sobre todo por la persecución en muchos casos la eliminación del Magisterio.  Al contario que para el franquismo, para la  Segunda República la cultura, escribe  Rosa Regas, fue proyecto prioritario no solo de los ciudadanos sino también de las instituciones, del desarrollo mental y emocional del pueblo, y esta forma de entender la vida democrática que caracterizó su forma de gobernar, incluso a pesar de las dificultades que precisamente para entorpecer el progreso cultural, pusieron con todas sus armas los tres poderes fácticos vigentes en aquellos años: militares, terratenientes e iglesia.  Los logros alcanzados en educación fueron impresionantes, el pilar principal de la cultura y con la extraordinaria disminución del analfabetismo especialmente en las poblaciones campesinasmás alejadas de las ciudades. El president Francesc Macià resumió la prioridad que para la República supuso la cultura y la educación con esta frase: “Los maestros, los profesores, son los primeros ciudadanos de la República”.

 RODRÍGUEZ MORQUILLAS, MANUEL.

Manuel Rodríguez Morquillas  era maestro nacional propietario y vecino en este pequeño pueblo de las Merindades: Villarías, un pueblo del actual ayuntamiento de Villarcayo, pero entonces pertenecía a la Merindad de Castilla la Vieja.Vivía en casa de uno de los vecinos del pueblo Benito Varona Álvarez.  El 1 de septiembre fue detenido por la Falange,  y paseado, al igual que otros maestros de Las Merindades, el primer día de curso.

Su expediente (Archivo General de la Administración Ministerio de Educación Nacional Expedientes de depuración de maestros nacionales 32/124371937-1939) fue finalmente resuelto el 19 de diciembre de 1939 con la separación definitiva del cuerpo de maestros y baja en el escalafón respectivo, tres años después de haber sido asesinado. Al maestro Manuel Rodríguez Morquillasa pesar de  estar oficialmente desaparecido,  se le tramitó el expediente de depuración,  expediente que concluía con su inhabilitación. Saña represiva.  En la lógica depredadora de los fascistas cada obrero expulsado  de su trabajo, cuando no de su existencia (asesinado) como es el caso, les permitía contratar nuevos trabajadores de adeptos o anónimos beneficiarios.

A través de los expedientes de depuración se realizó un proceso inquisitorial con todo el profesorado,  bajo la ley del 8 de noviembre de 1936. Tenían que solicitar su confirmación en el cargo mediante un escrito en el que declaraban su adhesión al  Glorioso Alzamiento Nacional.  Se inconó a cada maestro o maestra un Expediente de Depuración gestionado por una Comisión Depuradora del Magisterio Nacional que se formó en cada provincia. El objetivo del proceso como señalaba  el presidente de la comisión de cultura y educación,  José Mará Pemán,El carácter de la depuración que hoy se persigue no es sólo punitivo, sino también preventivo

 Para agilizar el expediente se creó un impreso lleno de preguntas en el anverso y en el reverso de un folio que era contestado por el párroco, el comandante del puesto de la Guardia Civil, el alcalde del municipio y, el  alcalde pedáneo. En cada formulario se  debía añadir los nombres de  tres padres de mejor reputación. El cuestionario agrupaba las preguntas en bloques relativos a: conducta profesional, conducta social, conducta particular, actuación política y otros datos.

Se formulaban preguntas con el objetivo de trazar el perfil político y religioso de cada maestro, así por ejemplo: ¿En qué relaciones estaba el  maestro con las autoridades? ¿Se mezcló en asuntos de obreros o del campo?. ¿Estaba afiliado a algún partido del Frente Popular? ¿Y a la Masonería, a la Federación de Trabajadores de la Enseñanza o a alguna otra entidad parecida?  Se preguntaba si cantó con los niños la Internacional, o si celebraba la fiesta del crucifijo, si hacía propaganda izquierdista, si enseñaba doctrina cristiana, si hacía propaganda política fuera de la escuela, y etcétera.

EL EXPEDIENTE DE MANUEL RODRÍGUEZ MORQUILLAS

El Boletín oficial de Burgos del 6 de mayo de 1937 Modesto Díaz del Corral presidente de la Comisión Depuradora de Burgos citó al maestro nacional propietario para que se personase ante la Comisión Depuradora.

El primer testimonio que se recoge en el expediente es una carta del alcalde al rector en fecha del 27 de agosto de 1936. (La trascripción de la nota es del 27 de abril de 1937) en ell que informa que Manuel Rodríguez Martín (confunde el apellido) que regenta la escuela de Villarías es de ideas extremistas pero no las da a conocer en la escuela. También señala que estos informes figuran en el expediente del maestro de Céspedes (Villarcayo de Merindad de Castilla la Vieja, Burgos), Rogelio Arauzo Serrano.

Posteriormente, el 29 de septiembre de 1936. El alcalde insiste en sus anteriores informes adversos al maestro y el cura y los vecinos le  califican de izquierdista y no religioso.

El Parroco de Villarias,TirsoRuíz García, escribe en su informe del 22 de septiembre de 1936 en cumplimiento de la orden dada por la inspección de primera enseñanza certifica que el maestro nacional Manuel Rodríguez Martin durante el tiempo de dos años que llevaba en esta escuela observó la siguiente conducta, en política tendencias izquierdistas, conducta moral, dentro y fuera de la escuela, cumplía normalmente dentro del laicismo entonces vigente,religiosamente no cumplía con los deberes de católico.

Los Vecinos de VillaríasBenito Varona y TimoteoGonzález Baranda en su informe del 23 de septiembre de 1936 en cumplimiento de la orden dada por la inspección de primera enseñanza certificamos que d. Manuel Rodríguez Martín durante los dos años que ha regentado esta escuela ha observado en la escuela dentro y fuera una conducta normal, en política alternaba y frecuentaba los centros izquierdistas y religiosamente no cumplía con sus deberes.

Finalmente Modesto Díaz del Corral presidente de la Comisión Depuradora de Burgos confirma que se le condena a  separación definitiva.

Posteriormente se realizaron informes según el documento oficial, que son los siguientes:

Mariano Fernández que era el alcalde del Ayuntamiento de Villarias. En su informe señala que tenía buenas relaciones con las autoridades y con el vecindario, y que no se mezclaba en asuntos de obreros del campo. Su conducta era digna de un maestro y no tenía descredito. De su conducta religiosa dice que era mala. Tenía significación de izquierda. “Se le supone” que era afiliado a la Federación de Trabajadores de la Enseñanza (UGT). No hizo propaganda izquierdista en la escuela. “Se ignora su paradero, se ausento del pueblo el 1 de septiembre en que fue detenido”.  La alcaldía nombró suplente a Manuela Ruiz Baranda. Tres padres de Mejor reputación del pueblo Benito Varona Álvarez, Martín García García y Juan Lucio Martínez. Lo firma el alcalde  enero de 1937.

El Párroco de Villarias,TirsoRuíz García. Señala que las horas que asistía a clase las aprovechaba bien (abría la escuela a las 11) y los padres de familia estaban satisfechos. Tenía buenas relaciones con las autoridades y con el vecindario. Sobre si se mezclaba en asuntos de obreros señala que está localidad no hay obreros.  En cuanto su conducta particular bien, en cuanto a su  conducta religiosa si bien al principio cumplía medianamente, los dos últimos años no cumplió con ninguno de sus deberes religiosos. Tenía significación de izquierda, y quizá al fin de ideas comunistas, no le consta que sea afiliado a nada. No hizo propaganda izquierdista en la escuela. Aunque el si lee periódicos de izquierdas y cita el “Eraldo de Madrid”. (Heraldo de Madrid era un diario publicado entre de octubre de 1890 y marzo de 1939, de ideología liberal, que fue evolucionando a republicano de izquierdas. Fue uno de los diarios de mayor circulación, no solo en Madrid, sino también en el resto de España). Le consta que dos o tres veces tomo parte en manifestaciones extremistas de izquierda. A principios de septiembre fue detenido por la Falange, se le considera desaparecido.Alcaldía nombró suplente a Manuela Ruiz Baranda maestra nacional y añade el párroco “hasta el presente su conducta es intachable y el pueblo está muy satisfecho de la enseñanza escolar”. Tres padres de Mejor reputación del pueblo Benito Varona Álvarez, Martín García García y Manuel Martínez Alonso. Lo firma el párroco20  de enero de 1937.

Ángel González, el comandante del puesto de la guardia civil de Medina Afirma  que tenía buenas relaciones con las autoridades y con el vecindario también, y que se mezclaba en asuntos de obreros con propaganda. Su conducta era digna de un maestro y no tenía descredito. De su conducta religiosa dice que laico. Sobre su inclinación política, la califica de  comunista, dice que era afiliado al Frente Popular, del que dice era dirigente. No hizo propaganda izquierdista en la escuela. Ignora su paradero, pero sabe que ha sido objeto de sanción, detención o castigo. Se le tiene por desaparecido.  La suplente  Manuela Ruiz Baranda. Tres padres de Mejor reputación del pueblo Florentino Martín García, Martín García García y Juan Lucio Martínez. Lo firma el comandante en Medina el 2 de marzo de 1937.

Benito Varona Álvarez, Martín García García y Juan Lucio Martínez, padres de Villarías afirman  que tenía buenas relaciones con las autoridades y con el vecindario también, y que no se mezclaba en asuntos de obreros. Su conducta era digna de un maestro y no tenía descredito. De su conducta religiosa dicen que no cumplía con el deber de católico. Sobre su inclinación política, la califica de  izquierdista porque alternaba con los cabecillas y frecuentaba sus centros. No hizo propaganda izquierdista en la escuela. En el pueblo no hizo propaganda política, sí tomó parte en actos políticos. Sobre su paradero dicen según antecedentes difunto. Fue detenido por  milicias de la falange el primero de septiembre, creemos fue fusilado. La suplente  Manuela Ruiz Baranda. Lo firman el  19 de marzo de 1937.

LAS DIFICULTADES AÑADIDAS DE LA MEMORIA

La imposible foto de la escuela de Villarías, es un pueblo desaparecido A medio camino entre Villarcayo y Medina de Pomar cuesta imaginarse que hasta hace unas décadas aquí existió un pueblo, comienzan en el artículo Regreso a los pueblos del silencio: Villarías del blog Tierras de Burgos. En el primer documento en el que se refiere a Villarías es el documento fundacional del monasterio de Oña, de 1011,.La iglesia parcialmente románica es de esa época. En 1392 García Sánchez de Arce adquiere las propiedades se convertiría en un mayorazgo en poder de los Arce hasta 1631, cuando que es vendida a Luis Ladrón de Guevara y María de Padilla, y luego acaba en 1739 en  manos Sebastián de la Cuadra que la necesitaba para cumplir las condiciones de un marquesado con el nombre de Villarías. Es en este momento se edifica el palacio “Casa Grande”. Durante toda su historia los vecinos de Villarías no fueron propietarios, sino arrendatarios de unas tierras. La propiedad del marquesado se extiende hasta 1968, cuando tres familias compran la propiedad.Los demás vecinos, que ya no eran muchos, tuvieron que irse. Los nuevos propietarios iniciaron una concentración parcelaria que se llevó por delante todos los edificios menos la “Casa Grande” y la iglesia, finalizando con las historia de Villarías. En el año 1990 una familia de Santurtzi compró toda la propiedad, inició el proyecto “Complejo residencial deportivo Villarías”.En un primer momento se le da un uso cinegético. En octubre de 1996 se inauguró un campo de golf. El proyecto urbanístico hasta ahora ha llegado a la construcción de un centenar de viviendas.

Anuncios

Acerca de Las Merindades en la memoria.

Una invitación a participar en una INVESTIGACION ABIERTA Y PARTICIPATIVA. Y simultaneamente un espacio de homenaje a las victimas. Haz algo. Contactanos merinmemo@gmail.com
Esta entrada fue publicada en E) Preguntas para responder, J) Personas y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.