DE COLUMNAS A MILICIAS: La columna Villarías en verano del 36

COLUMNA VILLARÍAS III

Trascurridos los primeros días de euforia de la mayoría de los milicianos y constatados los avances de las fuerzas rebeldes, los combatientes y sus responsables políticos comenzaron a apreciar con mayor nitidez la verdadera naturaleza del conflicto. Los voluntariosos milicianos empezaron a sufrir en sus carnes toda la dureza de la guerra.  Las experiencias recogidas hasta octubre de 1936 demostraban la escasa eficacia de las milicias, esto explica la reorganización del ejército republicano y la militarización impulsada por el Gobierno de Largo Caballero en Octubre.

Pretendemos recoger las historias de la COLUMNA VILLARIAS y otras, para ello hemos preparado esto rápidos apuntes. Esperamos vuestros comentarios.  El objetivo de este blog es el recoger la memoria de aquellos y aquellas ciudadanos que sufrieron la represión franquista. Para lo que os  agradecemos las aportaciones, por email o como comentario, con las que vamos completando las entradas: ASESINAD@S y REPRESIÓN PUEBLO A PUEBLO

elliberatornos18-9-36El 5 agosto 36, ya se está comenzado a organizar el Ejercito Popular, el de Arnuero y diputado socialista Bruno Alonso González es el  jefe, en su condición de delgado de la guerra.  El Jefe de operaciones era el navarro (Estella 1889) José García Vargas que en el regimiento Santoña fue clave al fracaso de la sublevación de 1936, durante la guerra alcanzó el grado de teniente coronel y se destacó en la dirección de la guerra en Santander como jefe del XV Cuerpo del Ejército.

Las pequeñas columnas iníciales que voluntarios del Frente Popular de La Montaña organizaron, apenas se movieron de sus posiciones iníciales.  Esas darían lugar a  sectores que pronto acabarán constituyendo las divisiones del Ejército en Santander. Al principio contaban con unos 800 voluntarios divididos en columnas. Desde la comisaría de defensa militar dirigida por Bruno Alonso a mediados de agosto establecieron una distribución geográfica de las columnas según Miguel Ángel Sola en La República sitiada:

  • Columna 1 : El Escudo
  • Columna 2: San Glorio
  • Columna 3: Estacas de Trueba
  • Columna 4: Piedras Luengas
  • Columna 5: Portillo de la Sía
  • Columna 6: Los Tornos

La  situada en el  puerto de Tornos, con 300 hombres al mando del diputado Gregorio Villarías López. En esta columna que se asentó en el valle de Mena  fueron mandos en este periodo el teniente Gerardo Ayuso Martínez y el socialista Cecilio San Emeterio. Cubría los accesos de Santander y Bilbao desde Villarcayo y Medina.

Otra situada en el Portillo de la Sía, al mando del jornalero santanderino  Ceferino Cieza Solana, del PCE y UGT (Fusilado en Derio el 16-9-38). En Las Machorras (Estacas de Trueba) se estableció una columna que recibía suministro desde la Vega de Pas por los puertos de Estacas de Trueba y La Sía, ya que la carretera del Portillo de Lunada no estaba terminada. Entre otros lugares ocupaban La Marruya (1395 metros en la divisoria), Peña Haza, La Osea. Estaba el monte atrincherado.

Más al occidente la columna del puerto del Escudo con 100 hombres, tenía su puesto de mando en Ontaneda, cubriendo las comunicaciones con Burgos-Santander y se adentraba hasta Soncillo y Cabañas de Virtus. Estaba mandada por el capitán José Bueno Quejo, nacido en Vitoria que junto a García Vargas, Villarías y otros desbarató la conspiración en Santoña, luego será jefe de la División 53 (Fusilado en Córdoba 27-1-41).  La cuarta columna estaba en Mataporquera (Arija-Reinosa) con 200 hombres al mando del aviador de Torrelavega Eloy Fernández Navamuel (Exiliado en Venezuela),  defendía los accesos desde el Pozazal y se adentraba hasta casi  Aguilar de Campoo, después  se le confió el mando de la 3ª División (luego, 54).  La última columna al Oeste, estaba en  Potes (Picos de Europa) con 150 hombres   cubría los puertos de Picos de Europa de San Glorio y Piedras Luengas, que pasó a ser mandada también  por Navamuel (quizás inicialmente mandada por capitán Cesar Puig García del comité de guerra de Santander). Aparte de  las fuerzas que cubrían el frente actuaban varias pequeñas columnas  al mando de Antonio Cuadra,  Antonio Berna Salido, Francisco Bravo, Manuel Barba y Joaquín Mas. Estas serán la base del Ejército Popular de Santander.

Como consecuencia de la traición de los militares y el desbarajuste de ejército leal en del 18 de julio, la composición básica de tropas leales que se formaron fueron las milicias, conjuntos de personas de izquierdas armadas y a la que se unieron los restos de los cuerpos de seguridad del Estado, Guardia Civil, Guardia de Asalto, carabineros etc. Estas formaron las COLUMNAS, una unidad de combate dotada de flexibilidad y movilidad. Azaña advertía el problema en medio del entusiasmo: “Formar columnas de paisanos sin instrucción, sin armamento ni disciplina, resaltar su espíritu político, copiar en ellas la fisonomía y la jerarquía de los partidos y pretender que funcionen como ejército es enorme dislate (…) Si un ranchero impide que su batallón se subleve o el buzo de un acorazado logra que la oficialidad no se pase al enemigo, déseles un premio, pero no me hagan coronel al ranchero ni almirante al buzo. No sabrán serlo. Perderemos el batallón y el barco” (La velada de Benicarló, 1937). La disparidad de efectivos y de calidad resultaba grande, se daban casos de columnas de milicianos que se tomaban la guerra como un juego marchando al frente de día como quien iba de excursión.

Consolidación de las milicias

A finales de agosto el capitán Francisco Ciutat de Miguel  es enviado a Santander con el objetivo de organizar y dirigir el ejército del Norte hasta que se encontrase un jefe de mayor categoría. Hasta entonces la provincia de Santander había desarrollado su propia política militar.

aBC CMUE DE GUERRAAl principio el 27 de julio de 1936. funciona una especie de mando militar o  comité de Guerra de Santander compuesto por: el  Comandante José García Vayas,  Comandante de intendencia José Motta, Jefe de la guardia de asalto capitán Cesar Puig, Teniente retirado Domingo Rodríguez Somoza, los socialistas Feliciano Leiza, Cipriano González, el sindicalista  Jesús González Malo, el anarquista Jenaro de la Colina y el comunista Mariano Juez. A finales de septiembre (ABC 6-10-36) la comisaría general de la guerra fue incorporada a la dirección general de la guerra de la Junta de defensa de la provincia de Santander, cuya dirección continuó  desempeñando Bruno Alonso.

el libera espinosa 8-8-36

Mientras se siguen produciendo los enfrentamientos, aunque ya con el frente muy establecido.  A finales de agosto 27 al 29 de agosto ofensiva desde Balmaseda y a través de los puertos hasta el Escudo, en cumplimiento de las medidas tomadas por el Comité de Guerra, las fuerzas que operan en el puerto de la  (Ola) Sía, sobre Espinosa de los Monteros y en la parte de Reinosa sobre Barruelo de Santullán han realizado, en el día de ayer, importantes operaciones que han tenido un brillante resultado. Han alcanzado una profundidad de catorce kilómetros. Los leales montañeses conquistan varios pueblos en Burgos. Esta operación será una acción conjunta desde Santander y desde Euskadi. En ese ataque la columna Villarías arremete en Espinosa,  Soncillo y en sector Quinconces-Castrobarto con algún apoyo aéreo pero no consigue romper las líneas enemigas.  Será la batalla de Noceco por la brigada Villarías en el intento inicial de tomar Villarcayo.

el libera colum villarias 4-8-36

El 29 de agosto de 1936 se produce un nuevo ataque sobre Espinosa por parte de la columna Villarías. Los hombres de Villarías se van acuartelando e la zona de Mena y Montija: en las escuelas de Villanueva, en Paradores, en Villasana, van preparando las defensas por ejemplo el monte Villasuso lo llenaron de trincheras y nidos de ametralladoras.

 

BIBLIOGRAFIA

  • República, Guerra Civil y Posguerra en Espinosa de los Monteros, y las Merindades de Montija, Sotoscueva y Valdeporres (1931-1950)” de Fernando Obregón Goyarrola
  • Una efímera autonomía (El consejo interprovincial de Santander, Palencia y Burgos) de Miguel Solla Gutiérrez
  • La República sitiada: Trece meses de Guerra Civil en Cantabria Miguel Ángel Solla Gutiérrez
  • Guerra civil en Cantabria y pueblos de Castilla de Jesús Gutiérrez Flores
  • Cuatro derroteros militares de la Guerra Civil en Cantabria de Jesús Gutiérrez Flores
  • Capital de la cruzada. Burgos durante la guerra civil de Luis Castro

 

 1.-Columna Villarías y División 52

2.- Batallón 124

3.-Batallón 130

  • Introducción
  • Milicianos

4.-Otros

Acerca de Las Merindades en la memoria.

Una invitación a participar en una INVESTIGACION ABIERTA Y PARTICIPATIVA. Y simultaneamente un espacio de homenaje a las victimas. Haz algo. Contactanos merinmemo@gmail.com
Esta entrada fue publicada en D) Guerra incivil y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s