¿CUÁLES FUERON LOS CENTROS DE DETENCIÓN EN LAS MERINDADES?

Lugares del horror para Las Merindades XIV

Unos cuantos locales públicos y edificios sociales, a lo largo de todas Las Merindades, fueron convertidos en centros de detención. Pasados los años estos lugares tienen otros usos o han desaparecido, y casi no quedan vestigios de lo que fueron, y en ninguno hay una placa que les haga memoria a los que allí murieron o sufrieron.

Antiguo cine de Espinosa

El  golpe de estado del 18 de julio de 1936, puso en marcha una operación de limpieza política calculada y orquestada desde los altos estamentos. Había que aprisionar al “enemigo”, de tal manera que surge la necesidad de crear por todas partes centros de detención improvisados.

Desde esas cárceles, en paseos nocturnos y sacas colectivas, la maquinaria represora llenará de cadáveres las tapias de los cementerios, las cunetas de las carreteras y los barrancos. Muchos ni siquiera pisarán los centros de detención, y serán asesinados en descampados poco después de ser detenidos en sus propias casas. Jamás en la historia de España una violencia de esta característica y dimensiones había irrumpido en la vida cotidiana, el movimiento rebelde nació con la intolerancia y la violencia. Desde los inicios la represión en sus diferentes formas cae sobre los contrarios, se busca su aniquilación.

Un primer paso de  la memoria sepultada de muchas personas desaparecidas en el  proceso de represión fueron los centros de detención. Los detenidos eran encarcelados en centros improvisados que también fueron centros provisionales de interrogatorios o aislamiento, y  por su puesto de tortura.  Se habilitaron para ellos todo tipo de centros de detención, escuelas, conventos, locales municipales y otros edificios de la iglesia, las comisarías…

Ayuntamiento de Soncillo

Cualquier local colectivo o social era susceptible de convertirse en un centro de detención, que supusieron una línea importante en la represión.

En Las Merindades, además de Valdenoceda se formalizan unos cuantos lugares de autóctonos que sirvieron de prisión, lugar de torturas e incluso de asesinato de muchos vecinos de izquierdas. Estos estaban junto a nuestras casas: los cines de Espinosa y Villarcayo, las escuelas de Argomedo, Villarcayo… bajo control de las milicias falangistas o de la Guardia Civil.  El objetivo de esta maquinaria era aniquilar la cultura política y moral de la España republicana. La existencia de esta dura represión fue la tónica general que marcó la vida en el franquismo, el empleo desmedido de la violencia, las sacas en las tapias de los cementerios, las torturas y violaciones con fines ejemplarizantes. Nadie estaba seguro, no lo estuvo durante todo el franquismo, no hubo ley, todo era arbitrario.

CENTROS DE DETENCIÓN QUE CONOCEMOS EN LAS MERINDADES

Escuelas viejas de Villarcayo

•    En las escuelas y en el cine  Villarcayo. En Villarcayo no hubo guerra directamente, pero el “ángel exterminador” fue igualmente fiero, se convirtió en el gran centro de detención de la comarca, siendo el eje de la represión en la parte Norte de la comarca, se torturó, se vejó,… y sobre todo se asesinó. Los primeros meses de la guerra civil están llenos de detenciones, paseos y sacas. Los detenidos eran encarcelados o afrontaban una inmediata ejecución. Las primeras semanas los asesinos no se molestaban ni enterrar a sus víctimas, situación llegó a ser tan escandalosa que se dictaron normas para tratar de disimular los crímenes y se ordenó que las ejecuciones se hicieran en lugares más alejados y que los cadáveres fueran debidamente enterrados…

•    Cine de Espinosa El pueblo contaba con un cine que hoy es almacén y edificio muy avejentado. Con magnífico escenario, foso…. Este fue utilizado como lugar de concentración de las detenciones, de Espinosa, Sotoscueva y alrededores.

Casa concejo de Argomedo

•    Casa concejo de Argomedo Once o doce vecinos de Argomedo: y uno de Castrillo de Bezana (Vicente Fernández Fernández), fueron encerrados en la casa concejo de Argomedo y custodiados por la Guardia Civil, eran apaleados diariamente, posteriormente fueron asesinados y hechos desaparecer, se dice que los mataron a palos y que tiraron los cadáveres al Ebro, o a una sima de las que abundan en el valle vecino del Nela.

•    Arija

•    Cuartel de la Guardia Civil de Frías, donde  falleció, al menos,  el cartero detenido Fernando Gómez Robador en septiembre del 36.

•    Cárcel del Crucero

•    Los bajos de la casa consistorial de Soncillo.

Conocemos un poco algunos, y ahí está el reto al que os convocamos: ¿Cuáles fueron los centros de detención en las Merindades? Por ello agradecemos vuestra colaboración buscando información y preguntando a los mayores para rehacer el mapa de aquellos terribles lugares de represión.  Enviadla a merinmemo@gmail.com .

OTRAS INFORMACIONES

Anuncios

Acerca de Las Merindades en la memoria.

Una invitación a participar en una INVESTIGACION ABIERTA Y PARTICIPATIVA. Y simultaneamente un espacio de homenaje a las victimas. Haz algo. Contactanos merinmemo@gmail.com
Esta entrada fue publicada en H)Lugares del horror, I) Represión, exilio y prisiones y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s