LA MASONERÍA Y ELISEO CUADRAO

Ojalá hubiera habido más masones en Burgos. Ni el comercio, ni la educación, ni la agricultura y tampoco la política hubieran estado más en tiempos de Atapuerca. Pero es lo que toca.

 El 31 de mayo de 1936 se incorporan tres nuevos miembros a la Logia Triangulo libertador de los Valles de Burgos, uno de ellos es Eliseo Cuadrado con el sobrenombre de Salmerón, así la trayectoria de Eliseo como masón es bastante corta.  Continuamos con el acercamiento a este ilustre republicano.  En esta ocasión repasamos uno de sus referentes ideológicos la masonería.

Valga también un comentario sobre la certeza de estas líneas, tenemos serias dudas de que Eliseo Cuadrao hubiera sido masón, es posible que no, que todo se limitase a un montaje para justificar su asesinato. Los papeles que se encuentran en Salamanca sobre la pertenencia de Eliseo y otros a la masonería son endebles, e incluso históricamente posteriores a sus muertes, así que puede existir, una duda razonable. (Quien lo solicite le podemos enviar su expediente como masón originado a partir de la denuncia de Augusto Cortes Rodríguez el 27 de abril de 1940)

Especialmente cuando sabemos que fue una justificación y truco político de los reaccionarios.  Aunque no dejó de ser el  masón Miguel Cabanellas quien entregó al  pío Francisco Franco el poder dictatorial que éste ejerce “por la gracia de Dios”, según rezan flamantes monedas acuñadas con su busto, de perfil tan judaico como su apellido.  Sin duda  Indalecio Prieto vuelve a ser razonable, en el artículo Franco y la masonería:” No soy ni fui nunca masón. Lo tengo dicho y lo repito hoy por venir a cuento. Nunca me atrajo la masonería por repelerme su estructura de rígida jerarquización y su régimen de absurdo silencio, sin que tampoco me quepan en la cabeza sus ritos y sus símbolos, propios de lejanos siglos. No estoy en pro de ella, pero tampoco en contra, lo cual me otorga amplia libertad para cuanto me propongo decir”.

Entre las formas de sociabilidad burguesas, y a la vez aglutinando las inquietudes de un amplio sector de las clases medias se encontraban estos grupos de índole ideológico, cultural y social que eran las logias masónicas. La República al traer las libertades va a sacar a la calle a las logias, pero sobre todo va a ser un importante grupo de presión del que formaron parte relevantes políticos.

La masonería por sus principios ha sido partidaria de regímenes de tolerancia y libertad como base de la convivencia social y política. El que la masonería española se hiciese republicana fue a causa de las propias condiciones de España. Con la libertad de asociación de la República se puede iniciar por primera vez la verdadera implantación. El laicismo (la separación de lo civil y lo religioso), otra de las características de la Masonería hubiera pasado desapercibido, sino hubiera sido por la saña de la Iglesia Católica con las Logias, saña y persecución que hoy en día perdura. En la que una de las personas más empeñadas en perseguirlas en la España actual es un sacerdote de Las Merindades Manuel Guerra Gómez (Villamartín de Sotoscueva, 1931).  La injerencia de la iglesia en política ha sido una de las constantes españolas, igual que su  reconocimiento del derecho divino (por la gracia de Dios) de las monarquías y las dictaduras también.

República, va a intentar poner en práctica una racionalización de las relaciones sociales y políticas. Era lógico que este esfuerzo estuviera acompañado por una desaparición de todos los componentes religiosos en la educación. Se trataba una secularización, lo cual se convirtió en un intento de «laicización» desde la escuela por parte de algunos sectores de la sociedad española. La Masonería fue uno de estos sectores: lo explicita en un discurso laico que será llevado a las Cortes en 1932, la construcción de una cultura laica: escuelas, centros educativos para mujeres y obreros, bibliotecas y, más tarde, economatos y dispensarios de salud.

Los propios condicionantes socio-políticos de la sociedad Española, que también son culturales, obligó a reinterpretar su propia cultura masónica. La manera como la Masonería española adaptó el laicismo es un ejemplo importante de la penetración del radicalismo en la cultura masónica; pero también es un ejemplo de la elaboración de una cultura de la democracia radical. Así se entiende que, a partir de los años 1910,  los masones  debido a su gran flexibilidad encontraran en el republicanismo radical la explicación más ajustada de sus valores y proyectos.

Uno de los resultados de este proceso cultural de lo político fue, inspirado por los franceses, la creación de la Liga Española de los Derechos del Hombre (LEDH) en 1913, su creación coincide con las primeras manifestaciones de la crisis de la Restauración. La conmoción político social  y social del verano de de 1917, el detonador de esta liga fue el proceso de Montjuich y la ejecución de Francisco Ferrer, la importante participación de masones a la LEDH desborda el marco emocional del momento y lo sitúa en una dinámica a la vez masónica y política. Las figuras más destacadas de la izquierda liberal se van a acercar a este movimiento. Y con ello desde 1917 a 1925 se acercan a la Masonería elementos nuevos y valiosos. La política de la masonería era Libertad, Igualdad y Fraternidad. En esa búsqueda de espacios para el inconformismo de las clases medias y la discrepancia con el Régimen, las logias se convirtieron en un instrumento político más.

Durante el siglo XIX solo fueron libres en los años de la experiencia democrática entre 1868 y 1874,  igual que en tiempos posteriores las logias siempre fueron focos de conspiración contra la dictadura. Evidentemente hubo relación entre los políticos progresistas y liberales y la masonería. En 1870 Manuel Ruiz Zorrilla fue Gran Maestro del GOE (Gran Oriente de España), en 1876 lo será Práxedes Mateo Sagasta. Práxedes Mariano Mateo-Sagasta y Escolar (Torrecilla en Cameros,1825 – Madrid, 1903) fue un ingeniero de caminos y político español, miembro del Partido Liberal, varias veces Presidente del Gobierno entre 1870 y 1902 y famoso por sus dotes retóricas. Manuel Ruiz Zorrilla (El Burgo de Osma (Soria), 1833 – Burgos,  1895) fue un político de gran renombre en Burgos, diputado en Cortes y Ministro de Fomento y de Gracia y Justicia durante la I República, y jefe de Gobierno con Amadeo I, figuró siempre en la minoría progresista. Cuando ocupó la cartera de Fomento, decretó la libertad de la enseñanza primaria y suprimió las Facultades de Teología, llevándolas a los seminarios, y repuso en sus cátedras a los demócratas privados de ellas: Salmerón, Sanz del Río, Giner de los Ríos, Fernando de Castro y Castelar, y decretó la inmovilidad del profesorado afecto a Instrucción Pública, e intentó, sin conseguirlo, incautarse en nombre del Estado de la riqueza artística de la Iglesia

Pero a pesar de ello y de otras experiencias la condición masónica no tenía trascendencia en la política, al revés, más que los masones utilizar la política, fue al revés, véase el caso de Azaña, del que pudiéramos decir fue masón por un día.

LA LOGIA BURGALESA: LIBERTADOR DE LOS VALLES DE BURGOS

Según el archivo de Salamanca, creado por Franco para la persecución de la masonería entre otros,  Eliseo era miembro de la logia masónica que funcionaba en Burgos “Libertador de los Valles de Burgos”.  Esta Logia la impulsó  Isidro Julián Peñalver Hortelano   director de la Prisión Provincial de Burgos. Peñalver se había iniciado en 1930 en la logia de Cádiz, y cuando fue trasladado a Badajoz como director de la prisión fundó otra allí. En Burgos tomó posesión del cargo en julio de 1933,  y la registró el 25 de Agosto de 1934. Establece contactos con las formaciones de izquierda y es donde va consiguiendo adeptos a la logia, “después de dar muchos golpes con el mazo, he encontrado la cantera de los hombres idealistas de progreso, ansiosos de libertad” dice Peñalver en una carta. Los primeros en pertenecer a ella son Ricardo Mata Olarte y Enrique González Avellaneda ambos de Izquierda Republicana.

Luis P. Martín en el artículo “Masonería y derechos humanos en Castilla y León (1912-1936)” escribe que “Este taller fue apadrinado desde Valladolid, pero siempre conservó un espíritu independiente y dinámico: impulsaron la junta provincial de la LEDH (Liga Española de Derechos del Hombre), trabajaron con los masones de Logroño, se implicaron políticamente en temas delicados y todo en un ambiente hostil y “cultivado de veneno jesuítico y respirando densas nubes de incienso“, como dice Peñalver.

A mediados de mayo de 1934 se agrega un segundo grupo con Augusto Cortes Rodríguez funcionario de prisiones y Pablo Carcedo García comerciante. Y a finales de mayo de 1936 se incorporan Manuel Rodríguez Martín,  maestro nacional con destino en Villarcayo, Godofredo Colina Moro médico de Añastro,  Andrés Morquecho de la Fuente practicante y Eliseo Cuadrado.

 Así que los masones burgaleses, como recoge Isaac Rilova Pérez en su artículo La logia Libertador de Burgos(1934-1936), según la causa general del franquismo, y su destino tras golpe militar  es el siguiente:

    • Enrique González Avellaneda (a) “Daoiz”. Nacido en Ceuta el 17-10-1886, estaba casado y vivía en Burgos. Industrial y secretario del gobernador civil Julián Fagoaga Reus. Entregado por las fuerzas de asalto a la autoridad militar a las 11horas del 19/7/36, el 3/8/36 entregado  a los Falangistas en una saca, la misma que a Eliseo Cuadrao. Era comerciante de alpargatas en la calle Santa. Águeda, 2. Había sido presidente de Acción Republicana.
    • Ricardo Mata Olarte de 50 años (a) ” Ferrer”. Nacido en Burgos el 17-9-1886, casado, industrial de Burgos. Un hombre activo de la izquierda burgalesa, en 1931 era el presidente de los radical socialistas, fue de Izquierda Republicana, secretario provincial de la LEDH (Liga Española de Derechos del Hombre) y tesorero de Socorro Rojo SRI.  Detenido el 20/07/1936, entregado al comité de Caballería para diligencias. Fusilado 18-8-36, junto con los tenientes coroneles Dasca García y Rubio Saracíbar, el capitán Enrique Marín Valenzuela Y Félix Ramiro Mendoza “Zapaterín” entre otros.
    •  Julián Peñalver Hortelano. (a) “Montesinos” de 55 años de profesión director de prisiones. Nacido en Honrubia (Cuenca), el 15 de mayo de 1881. Viudo y con cuatro hijos. Militante de Unión Republicana. Venerable maestro de la Logia. Procedente de su casa, se entregó el mismo 19/07/1936, y es paseado el 3 de agosto 36.
    • Augusto Cortes Rodríguez de 34 años. (a) “Riego”. Natural de Peñafiel (Valladolid), nacido el 19-9-1902, Cuñado de Peñalver y funcionario de prisiones de Burgos ingresa en prisión el 06/10/1936, sale 01/03/1937. Es funcionario de la prisión, Jefe de Servicios, según escrito de 6/11/1936 por comisión de justicia de la Junta técnica. Se le suspende de empleo y sueldo, así como al guardia de seguridad interna Eduardo Santandreu Moreno, deportado a la Coruña el 7-3-39.
    • Pablo Carcedo García (a)  “Petronio” de 39 años, Nacido en Burgos el 20-5-1897. Comerciante de coloniales y ultramarinos de Burgos, miembro del Partido Radical, del que fue concejal en Burgos.  Detenido el 07/10/1936 (posiblemente eso le libró), sale de prisión el  19/12/1936. Inhabilitado y multa.
    • Manuel Rodríguez Martín (a) “Pestalozzi” de 27 años. Nacido en Villablanca (Huelva) en 1909,  maestro nacional  con destino en Villarcayo. Una vez producida la rebelión, asesinado en Villarcayo el 1 de septiembre de 1936 presumiblemente fusilado.
    • Godofredo Colina Moro. (a) “Cajal”,  de 47. Natural de Evangelillas (Valladolid) nacido en 1888, médico de Añastro (Treviño). Izquierda Republicana. Presidente de la Comisión gestora de Treviño. Paseado en los primeros momentos. En Añastro fueron 27.10.36 pasados por las armas fascistas tres vecinos, entre los que se encontraban el médico del pueblo y el maestro de la localidad, sus nombres: Godofredo Colina, Antonio Paredes y Luis Velasco
    • Andrés Morquecho de la Fuente. (a) “Castelar”, de 30 años. Burgalés nacido el 15-5-1906. Soltero y practicante municipal de Burgos. Afiliado y cargo de Izquierda Republicana. Ingresa en prisión el 20/07/1936 y es paseado el 8-9-36
    • Eliseo Cuadrado García. (a) “Salmerón” de 42 años. Diputado nacional y abogado de Villarcayo Izquierda Republicana Paseado 3-8-36.
    • Dionisio Aguado Díez de 61 años, había sido Masón en Cuba. Amigo de Peñalver  y de Unión Republicana (U.R). Agricultor de Mambrilla de Castrejón Inhabilitado y multa
    • Eduardo Santandreu Moreno Masón en Cartagena, donde había nacido el 18-7-1908. Funcionario de prisiones Burgos.  Izquierda Republicana. Ingresa en prisión el 01/10/1936 y sale  01/03/1937. Suspendido de empleo y sueldo.

Políticamente podemos decir que el radicalismo tuvo una presencia importante en las logias: Lerroux, Martínez Barrio (en la foto), Albornoz, Domingo… eminentes dirigentes radicales fueron masones.  En la Masonería el radicalismo también pudo producir un discurso original: a la vez humanista y social. Una gran parte de la Masonería recogió la cultura liberal republicana y formuló los grandes principios del republicanismo. En definitiva, hicieron de la Masonería un espacio original entre los republicanos: un espacio de debate atípico y de unión, que Martínez Barrio denominó la «casa de todas las izquierdas».

En los talleres masónicos va a haber militantes republicanos, pero en alguno como el de Burgos muchos eran miembros primero del PRRSI y posteriormente de Izquierda Republicana. La plana mayor local pasó por la logia: El presidente de I.R. Enrique González Avellaneda, el secretario Ricardo Mata Olarte, el presidente de la gestora de del Frente Popular Godofredo Colina Moro, médico de Añastro. El partido de Azaña, masón desde 1932, aglutinaba a una clase media urbana que no soportaba el derechismo y los excesos de Lerroux.

 Al comienzo de la República la GOE tuvo importante presencia, que solo se puede explicar a partir de la lucha contra la dictadura y el compromiso político de sus miembros. En la constituyentes de los 28 diputados de Acción Republicana el 67% era masón, de los 59 de PRRS el 62%, de la Federación Republicana Gallega 17 y de los Federales otros 17 el 33 % eran masones y de Esquerra Republicana de Catalunya el 38%. La Mayoría estaban ligados al Gran Oriente Español (GOE) del cual el 1931 el gran maestre era el radical Diego Martínez Barrios, el vicepresidente era el radical socialista Marcelí Domingo y el segundo vicepresidente el socialista Llopis. Un gran momento para los  masones.

La implantación de las logias en Castilla no fue fácil, de las 70 logias a finales del XIX, solo sobrevivió una. Fue continua su persecución.

Llegó a contar con nueve u once masones y solo la barbarie de la guerra civil pudo acabar con ese taller”. La casuística del holocausto de los adscritos a la orden de la libertad, la igualdad y la fraternidad resulta terrible. De la logia Libertador de Burgos, fusilaron al menos a  siete.

Fracasada la experiencia Republicana por el golpe de estado, vuelve la represión de otras épocas pero de forma más cruel y exhaustiva de manera que esta Orden filantrópica ha quedado en España definitivamente reducida a cenizas. El franquismo no hizo sino agravar e intensificar la fobia y la saña que los fascismos europeos de los años veinte y treinta habían lanzado ya contra la Masonería hasta convertir el anti-masonismo en un “leitmotiv” de su régimen, bajo la teoría del “contubernio”.

La cruzada antimasónica revistió, pues, formas desmesuradas desde los mismos orígenes del franquismo. El diario “Arriba”, órgano falangista, nueve días después del inicio de la Rebelión, incitaba a la cruzada de España contra la Política, el Marxismo y la Masonería (27-8-1936). Y la propia Iglesia Católica venía echando su parte de leña al fuego, culpando sistemáticamente a la Masonería de cualquier iniciativa laica, liberal o progresista durante la etapa republicana.

Cuando el 15 de septiembre de 1936, Franco publica su primer decreto contra la masonería, de los 9 u 11 masones burgaleses 7 ya habían sido ejecutados, nada más producirse la rebelión son cientos los fusilados por ser masones en España. Y en los siguientes dos años van a establecer un importante aparato represivo. La Masonería vuelve a quedar incursa en la ilegalidad franquista en la célebre Ley de Responsabilidades Políticas, de 9 de febrero de 1939, donde, junto con todos los partidos del Frente Popular y sindicatos, se declaran (una vez más) fuera de la ley todas las logias masónicas.  Y finalmente El 1 de marzo de 1940 se dictó la principal ley antimasónica del Régimen, la Ley para la Represión de la Masonería y el Comunismo. Las penas iban desde la incautación de bienes hasta la reclusión mayor.

Franco realizó una curiosa unión comunismo y masonería, en el IV Congreso Mundial de la Internacional Comunista (Moscú, 30-XI y  5-XII de 1922) se declaró que la masonería era contraria a la ideología comunista. León Trotsky  la definió como “una ideología de concepción burguesa contraria en sus principios a la dictadura del proletariado ”  Se pidió a todos los comunistas darse de baja de la masonería o del partido comunista.  Una fobia personal se convirtió en un argumento más en la lucha contra la libertad y la vida.

Entre otros mimbres para este artículo hemos utilizado los siguientes: de  Isaac Rilova un artículo con el título La logia Libertador de Burgos(1934-1936) en el libro, La masonería en Madrid y en España del siglo XVIII al XXI / coord. por José Antonio Ferrer, Vol. 2, 2004, ISBN 84-96223-49-3 , pags. 1133-1145 y La Masonería en la crisis española del siglo XX de María Dolores Gómez.

Ayúdanos a saber más y mejor.

INDICE

Eliseo Cuadrao

Haz Algo

Anuncios

Acerca de Las Merindades en la memoria.

Una invitación a participar en una INVESTIGACION ABIERTA Y PARTICIPATIVA. Y simultaneamente un espacio de homenaje a las victimas. Haz algo. Contactanos merinmemo@gmail.com
Esta entrada fue publicada en J) Personas y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a LA MASONERÍA Y ELISEO CUADRAO

  1. Juan Pereda dijo:

    Recientemente el sotoscuevano Manuel Guerra ha realizado unas declaraciones sobre la masoería: http://www.elplural.com/2012/11/11/mariano-rajoy-es-mason-advierte-el-cura-guerra-especialista-en-la-masoneria/. La teorias conspiratoria históricamente han sido durante todo el siglo XX la base de instigación política de la extrema derecha, tan asentada en la igelsia española como es el caso de Manolo. Este sacerdote sotoscuevense es el gran predicador actúal de esas fantásticas teorias. Pero tambien es el autor del libro sobre Sotoscueva que públicó el Ayuntamiento.

    Me gusta

  2. Gutierrez dijo:

    Permitidme que a la lectura de esas líneas intervenga con este punto de vista personal.
    La Masonería para todo profano siempre fue, es y será un misterio, una secta y hasta una forma de magia oscura. Secretos códigos y símbolos.
    La realidad es bastante desconcertadora y sencilla. Pero para los poderes políticos totalitarios o extremistas al igual que para la iglesia católica esa forma de moral, de forma de ser y de comportamiento es un contra poder “peligroso” pues escapa a su zarpa.
    El Mason es libre, honrado, fraterno y leal. O sé esfuerza por serlo.
    Libre de pensamiento y creencias. Honrado por si y con los demás. Fraterno en la ayuda de todos y con sus Hermanos. Y leal (pese a toda forma de descredito y decires de esas formas de poderes). Pues presta juramento de someterse y respetar las leyes del país en el que vive, nación o ira. Pero claro esta que la injusticia, por definición hay que combatirla. ?Quien, como hombre o mujer, admite hoy la esclavitud, el crimen y toda política en contra del bien común? Nadie que este sano de mente y de corazón.
    Así Pues con el fin de someter a toda clase de individuos y particularmente al Mason, los gobernantes o religiosos, sacan a relucir al pueblo, incauto y mal informado o inculto, el Clásico y terriblemente eficaz “complot judeo-masonico”.
    Si entrar en Masonería es cosa rauda y difícil, salir es tan fácil como una carta con su deseo. De secta pues nada. Punto y basta. Cierto como hombres, somos todos falibles y el Mason no escapa a esta regla, pero quid de los políticos? Y sino la iglesia, sus eclésiasticos? Pequeños o grandes arreglos entre amiguetes, ayudas, y más sì es menester.
    Eso lleva el nombre de corrupción.
    La ha habido, la hay, y habrá. Pero no podemos pensar y consentir con razón que sé siga pensando que todos los políticos y eclesiásticos sean así. Aunque de los primeros………… Pues pasa igual con los masones.
    Como biznieto, nieto é hijo de Arijeños, Español de nacionalidad al igüal que otra, en estos tiempos un poquitín difíciles, me siento poco a gusto con la subida de los extremos. Pero también me escuece que nuestros políticos, elegidos por nosotros sean incapaces en primer lugar de ser honestos, leales y capaces para y por nosotros. Y por segundo que pasen de alto por las leyes y pueden volver a ser votados, y hasta elegidos. Un colmo? Echen un ojo en Valladolid, Barcelona y más… Y perdonen el juego de palabras.
    Que tal o tal, sea o no sea, no debe de oscurecer nuestra mente, (siempre y cuando no sea del Opus Dei… O nazi? pues sabemos por desgraciada experiencia donde nos llevan).
    Así que no fantasmeéis demasiado con la Masonería.
    No he hecho referencia ninguna al totalitarismo comunista pues es la otra Cara de la misma medalla del nazismo.
    Salud Libertad y igualdad fraterna laica republicana para todos.
    Tomas:.

    Me gusta

  3. Pingback: 15 preguntas y respuestas sobre la Masonería en Burgos y en España | Burgos desconocido

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s