ELISEO CUADRADO, ALCALDE de VILLARCAYO.

 

(Un acercamiento a ELISEO CUADRADO  conmemorado  la fecha del 14 de abril, en la que se cumple el 80 aniversario de la proclamación de la II República)


La campaña de las elecciones del 12 de abril se desarrollaría en España con una elevada intensidad, en consonancia con el grado de politización y confrontación política, la elección municipal es transformada en decisoria de la forma de gobierno por el previo, creciente y frontal rechazo popular a la Monarquía. El domingo 12 de abril de 1931  se celebraron elecciones municipales, supusieron el triunfo de las fuerzas republicanas en España, mayoritariamente en las capitales provinciales, a pesar de las facilidades que para lo contrario otorgaba la Ley Electoral que las regía, al suspender el que venía siendo requisito que impedía la presentación de Concejales en activo hasta pasados cuatro años de su cese, o la del artículo 29 que permitía la proclamación directa cuando por un distrito se presentaba un solo candidato. El Rey se expatría, y se proclama el día 14 la República. La proclamación de la República fue acogida con euforia por la mayor parte de la población, hasta la que no voto a la conjunción republicana, representaba la esperanza de una España moderna más justa.

 A pesar del caciquismo reinante en los pueblos, donde inicialmente y por el control de los caciques y propietarios siguió gobernando las derechas. En muchos municipios pequeños, incluso de Burgos se produjo un triunfo sobre el oscurantismo social de los años 20 y de los siglos anteriores,  pero ¿Hubo cambios sustanciales en la sociedad de Villarcayo? No va a ser nada fácil gobernar. El conflicto social, e ideológico, y  sobre todo las dificultades de orden económico que rodean el advenimiento de República, en buena medida eran anteriores a ella. La República va a intentar darles una respuesta, un punto de partida expresión de los cambios sociales y de los desajustes estructurales que existían.

“Ministro gobernación ordena que se constituya inmediatamente ese ayuntamiento acatando resultado sufragio día doce conforme ley municipal 1877, salvo que se hubiesen formulado o se formulasen protestas por coacciones o falseamiento elección, en cuyo caso quedará en suspenso constitución. De todo ello se me dará oportuna cuenta”.  En Villarcayo las Elecciones Municipales no fueron aquí, como en muchos otros lugares, el 12 de abril de 1931,  sino que  fueron repetidas el 31 de mayo siguiente al haberse producido alguna denuncia de irregularidad (que desconocemos) en aquellas.   Era un sistema de elección parecido al actual pero con alguna diferencia. Se votaba una lista pero dentro de la misma se podía votar a un candidato sí y a otro no. En Villarcayo el 31 de mayo, domingo se celebraron elecciones municipales en los lugares donde habían sido fallidas o impugnadas. Hubo tres candidaturas: Radical socialista, Unión Republicana y Derechas.

Se produce un gran triunfo de los Radical Socialistas. Son elegidos concejales, por los Radical Socialistas: Eliseo Cuadrao García,  Julio López Linares, Paulino López Martínez, José Rodríguez Izquierdo, Ángel López García y Juan Pereda Pereda. Por las derechas: Juan Cuevas Serna, Joaquín Villarán, Sixto Melo. En estas fechas de Mayo el  PRRS además de en Villarcayo triunfa en Castilla La Vieja, en Valdivielso y en Manzanedo.

 villarcayo-ayto.jpgEL AYUNTAMIENTO REPUBLICANO

La nueva corporación no introdujo en la vida municipal grandes novedades de organización, siendo la tónica habitual el respeto a los usos tradicionales. Se eligieron de entre los concejales dos procuradores síndicos, encargados de los asuntos jurídicos, siendo lo habitual que fuese solo uno a los pleitos. Los plenos se realizaban con la frecuencia semanal, las más de las veces las sesiones ordinarias, los domingos por la mañana y en no pocas ocasiones reuniones extraordinarias.  Es notorio el sacrificio, de aquellos regidores, de todo color político, y como lo hacían compatible con sus vidas, sin cobrar ninguna dieta, ni salario por ello. Habitualmente se tomaban decisiones: por unanimidad. Pocas veces afloran las adscripciones ideológicas de unos y otros en las Corporaciones que se van sucediendo; parece como si al margen y por encima de ellas se pretendiera y se trabajara, en su conjunto, por la mejora del Municipio y  de todos sus vecinos.  El alcalde impulsó un nuevo estilo, cercano al reformismo tranquilo, a la revolución de terciopelo que pretendían los republicanos.

 

En cuanto a los presupuestos de la época republicana, de talante social-reformista, diremos que destacaban los importantes capítulos (asuntos algunos que el día de hoy se gestionan desde un ámbito superior como es la educación o los aspectos de salud pública) dedicados a la instrucción pública, beneficencia, asistencia a ancianos y asistencia social.  Los representantes del Partido Republicano Radical Socialista, eran el máximo exponente del republicano legalista, democrático e idealista, poniendo siempre énfasis en el respeto a la ley, la justicia, la moral y la persona, mostrándose en todos sus discursos críticos con la extinta monarquía.

 El papel de la minoría conservadora, estos primeros tiempos republicanos agazapada y tímida por saberse a contracorriente. Todavía permanecen estupefactos al encontrarse en los albores del régimen tolerante y colaboradora. Pero sobre todo desplazados del poder y de los manejos de la zona. A lo largo de los años treinta se van radicalizando.

Para seguir los pasos de este periodo, en este desierto de informaciones nos hemos basado fundamentalmente  en el libro de Manuel López Rojo “Villarcayo, capital de las siete merindades de Castilla-Vieja.  En General en la época de la República las corporaciones democráticas con alcalde de  Izquierda viven cuatro momentos clave. Como explicamos en un artículo anterior, un primer momento de esperanza con el triunfo, hay un segundo término, en aquellas en los que en 1931 se había elegido sin votación, en virtud del artículo 29 de la ley electoral. Son celebradas el 23 de abril de 1933. Las mujeres pudieron votar por primera vez.  En Burgos se hicieron votaciones en 162 pueblos.  Un tercer momento de zozobra, tras Octubre del 34,  el delegado del gobierno derechista cesa los concejales electos de izquierda y nombra concejales a dedo,  son suspendidos por orden gubernativa,  35 de  Burgos. El cuarto momento es,  la vuelta a raíz de la victoria del Frente Popular en febrero del 36 el nuevo gobernador civil repuso los ayuntamientos de izquierdas. Finalmente  donde triunfa el golpe comenzó una auténtica caza de brujas y los cargos de responsabilidad fueron ocupados por personas adictas al régimen.

Cuadrao no va ser continuamente alcalde de Villarcayo, en 1933 le sustituye primeramente Ángel López García (en la foto de la izquierda) tras la dimisión de este a finales de año  José Rodríguez Izquierdo. Con posterioridad  el 15 de octubre de 1934 un delegado del gobierno procedió el 15 de octubre a destituir al ayuntamiento electo por una comisión gestora. Se puso alcalde al médico Minervino del Río (El doctor de Río que poseía una clínica en Villarcayo). Con la victoria del Frente Popular, regresa el ayuntamiento elector y volverá a ser el alcalde  Ángel López García.

 

CUESTIONES CLAVE DE LAS CORPORACIONES REPUBLICANAS: LA SANIDAD Y LA EDUCACIÓN

LA ESCUELA

Una de las labores fundamentales de la República de la República fue la creación de escuelas, e impulsar la instrucción primaria, para luchar contra el analfabetismo imperante en la España monárquica.  En Villarcayo se sigue en al misma línea, así que por esas fechas a propuesta del concejal Rodríguez se acordó denominar Marcelí Domingo al Grupo Escolar en valoración al trabajo del ministro de  Instrucción Pública.  En Villarcayo se construirán nuevas escuelas y cantinas escolares, se trató de la implantación de un centro de Puericultura para el alimento de los niños pobres. Un poco más adelante se considera que hace falta otra escuela.

Durante la República se apostó por los servicios sociales, se mejoraron las escuelas, el valor de la educación y la consideración del magisterio (el día del maestro, su salario). La República, que entiende que la desigualdad social,  la origina más la incultura que las carencias; y que para España, es peor aquélla que el hambre. Construye o promueve escuelas públicas, y las equipa de recursos.  El efecto contrario ocurrirá en las épocas anteriores y posteriores. Antes de la República los poderes públicos de Villarcayo abandonaron en manos de las órdenes religiosas la educación hijas de la cruz, teresianas o salesianas tuvieron en sus manos la educación de los villarcayeses. Cuando aplastaron a la República en las actas municipales se refleja que los nuevos maestros  fascistas no tienen ni autoridad, ni pedagogía, ni saben. Se trataba de convertir a la nación en un Estado laico contrarrestando el enorme poder que durante siglos había tenido la Iglesia Católica, en cuyas manos estaba la educación como factor de influencia del clero en la sociedad. Un Estado moderno y racionalizador no podía dejar por más tiempo que un referente tan importante como la enseñanza siguiera en manos de la Iglesia.

La República era entendida como Estado liberal basado en la razón puesta al servicio de los ciudadanos a través de la educación. La libertad básica y origen de todas las demás era la libertad de expresión que educa en la tolerancia y en el entendimiento profundo de las cosas. En el terreno de lo colectivo, el conocimiento está unido a la adquisición de una cultura cívica que traería consigo la toma de una conciencia “nacional” esencial para configurar a España como nación. En este sentido se puede hablar de un nacionalismo en Azaña que tenía como fundamento la formación de una conciencia nacional a través de la educación.

LA SANIDAD

Los médicos funcionaban con el sistema de la iguala y se cotizaba al mes.  A lo largo del siglo XIX  una serie de resoluciones aplicadas a los municipios  van  a  determinar  la  obligación  de  los  consistorios  de  atender  a  los ciudadanos  menesterosos.  Así  quedaba  reglamentado  en  la  Ley  de  Sanidad de 1855 que  estipulaba  la  asistencia  facultativa gratuita  a  las  familias pobres por parte de los médicos titulares contratados por los Ayuntamientos. Antes de la instauración del Seguro Obligatorio de Enfermedad (1942), la previsión sanitaria presentaba un desarrollo carente de uniformidad . La guerra civil llegó en el momento en el que las Cortes preparaban un proyecto de ley para introducir el Seguro Obligatorio de Enfermedad, y pocos días después de haberse promulgado la Ley del Seguro de Enfermedades Profesionales.

El  Ayuntamiento  nombra  Médico Titular para la asistencia de los enfermos pobres de la localidad, por un período de tiempo y se le hace un contrato que estipula el pago y las condiciones. Estas funciones son las siguientes, además de  atender a los pobres: prestar asistencia a la fuerza de la Guardia Civil y sus familias, practicar dos veces al año la vacunación y revacunación de las familias pobres , visitar al menos trimestralmente las escuelas públicas y privadas para inspeccionar sus condiciones higiénicas, ejercer vigilancia en los enterramientos e higiene del Cementerio, así como en talleres donde concurren cierto número de operarios e inspeccionar a menudo, en unión del profesor veterinario las Casas Matadero.

La “Instrucción General de Sanidad” de  1904 va a consolidar la actividad, estableciendo la obligación de los Ayuntamientos de elaborar Reglamentos de Higiene, donde se explicitarán  los deberes y  funciones de las  autoridades.  Las  concreciones  en lo local se hicieron esperar y así a finales de  la segunda década del siglo XX: Las plazas de médicos,  farmacéuticos, veterinarios y practicantes eran convocadas por el alcalde de acuerdo con la Junta Municipal que determinaban las condiciones exigidas a los  aspirantes.  Los honorarios eran fijados junto a otras condiciones. En poblaciones sin facultativos titulares, los  residentes  estaban  obligados  a  prestar  todo  tipo  de  servicios  a  los  vecinos.  Estos médicos municipales  tenían  la  posibilidad  de  ser  requeridos  por  familias  acomodadas fijando el consistorio el tipo de iguala o visita.

Otros profesionales sanitarios municipales que contribuyeron a mantener  la  salud fueron  los  farmacéuticos, practicantes y  matronas. Todo  farmacéutico  con  farmacia  abierta  tenía  obligación  de  proporcionar medicamentos  a  las  familias  pobres,  de  acuerdo  con  una  tarifa .  Los farmacéuticos prestaban  servicios  sanitarios  y  de  interés  general,  auxiliando  con  sus conocimientos científicos en todo lo concerniente a la salubridad. Fueron los encargados de vigilar el buen estado de alimentos y bebidas expedidos en  tiendas y almacenes   y mostraron una especial dedicación en el cuidado de las aguas destinadas al consumo. Los farmacéuticos titulares estaban obligados a fijar su residencia en el municipio donde proporcionaran su  servicio.  Estos  profesionales  percibían  una  dotación  anual,  variable  cobrando  por  separado  el  importe  de  los  medicamentos  expedidos  a  los menesterosos,  fuerzas  de  la  Guardia Civil  y  obreros  municipales. 

El principal problema de salud, hace ochenta  años, obviamente lo constituían las enfermedades infecciosas. La lucha contra la enfermedad era la lucha contra la infección desde una perspectiva eminentemente higienista, a través de políticas sanitarias dirigidas a mejorar las condiciones sanitarias de la población. Cólera, disentería, tifus, tuberculosis, son enfermedades con posibilidad de ser atajadas en su progresión.

Otro de los pilares sobre los que se asentará el nuevo gobierno republicano será la libertad de cultos y la separación Iglesia-Estado, es decir el laicismo, del que ya hablaremos.

 ELISEO CUADRAO GARCIA

 

Buscamos datos, documentos, fotos… pero sobre todo pequeñas biografías de los desparecidos: (los que no tuvieron su sitio en la cruz). En el caso de Eliseo, al ser un personaje de la zona puede incluso que exista algún artículo suyo.

                La memoria de Las Merindades Ayúdanos a  saber: merinmemo@gmail.com

INDICE

ELISEO

HAZ ALGO

Anuncios

Acerca de Las Merindades en la memoria.

Una invitación a participar en una INVESTIGACION ABIERTA Y PARTICIPATIVA. Y simultaneamente un espacio de homenaje a las victimas. Haz algo. Contactanos merinmemo@gmail.com
Esta entrada fue publicada en G) En tiempo de la República, J) Personas y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ELISEO CUADRADO, ALCALDE de VILLARCAYO.

  1. Pingback: INDICE: LOS QUE NO TUVIERON SITIO EN LA CRUZ | lasmerindadesenlamemoria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s