EL FINAL DEL FRENTE NORTE. CONCLUSIONES DE LA ÉPOCA

 

GUERRA INCIVIL – 17

Este es último capítulo sobre la guerra, para ello hemos recogido algunas valoraciones pero seguramente habrá muchas más, si las quereis aportar las añadiremos.

Con la caída de Santander, el Frente Norte quedó solamente constituido por la Asturias leal a la República. Los batallones de milicianos asturianos llevarían a cabo una defensa desesperada en una serie de sangrientas batallas durante casi dos meses, hasta que los frentes, por desgaste y falta de municiones, víveres y la ausencia total de aviación, se vieron colapsados, dando por finalizada la campaña del Norte el 21 de octubre de 1937 con la toma por las tropas nacionales de Gijón y Avilés.

En ningún otro escenario de la guerra civil las tropas de Franco consiguieron un éxito militar tan rotundo como en la campaña de Santander. Sesenta mil soldados republicanos fueron hechos prisioneros y las pérdidas humanas y materiales fueron considerables. Bilbao, junto la Constructora Naval de Reinosa, la fabrica de artillería de Trubia proporcionaron a Franco una fuente de producción de material de guerra.

 Lo sucedido en Asturias durante los meses de septiembre y octubre de 1937 demuestra hasta qué punto puede ser decisiva en una guerra civil la moral para la resistencia. Zugazagoitia escribe que Santander “no tenía nada que esperar del Gobierno” porque su “destino era conocido”. Esto es mucho más cierto en el caso de Asturias donde la desigualdad de efectivos era absoluta en todos los terrenos, pero donde la resistencia fue mucho mayor, sobre todo en la segunda parte de la campaña. Durante la primera quincena de septiembre el avance franquista fue decidido, bastando en ocasiones el fuego de la artillería o la acción de la aviación para que se produjera el colapso del adversario.

A fines de agosto el Consejo asturiano se declaró “soberano”, concentrando en sus manos toda la autoridad y comunicando esta decisión a la Sociedad de Naciones, lo que para Prieto no tenía otra disculpa que los “dirigentes asturianos hubieran perdido la razón”. La desorganización y el “taifismo”, que tuvieron como consecuencia que la industria funcionara a un tercio de su capacidad, motivaron el áspero juicio de Azaña de acuerdo con el cual “la verdad es que no se ha visto causa más justa servida más torpemente, ni buena voluntad peor aprovechada”.

 Cuando acabó la lucha todavía un elevado número de guerrilleros mantuvieron la resistencia distrayendo algunas tropas de Franco.

 A finales de octubre de 1937, Indalecio Prieto escribió un artículo en El Socialista en el que resumió las razones de lo sucedido, que Rojo ratifica en sus libros: antagonismos políticos, intromisiones de la política en el mando militar, insuficiente solidaridad entre las diversas regiones, recelos ante los mandos, etc. Todas estas causas se resumían, según Prieto, en “la falta de mando único cuya conveniencia reclaman todos, pero que casi nadie respeta.

Los principales factores de la derrota republicana fueron:

    1. la superioridad táctica del bando nacional, con un amplio uso de la artillería y la aviación extranjera
    2. la falta de mandos profesionales entre las unidades republicanas
    3. la desmoralización de los defensores, en contraposición con la elevada moral de los atacantes
    4. las masivas sediciones dentro del bando republicano.

La guerra civil acabó el 1 de abril de 1939. En realidad lo que acabó fue el frente de guerra. Terminada la guerra los sediciosos vencedores no llevaron a cabo un proceso de redención y perdón. Quisieron hacer valer que habían vencido militarmente.

Detenidos en la plaza de toros de Santander:

 El resultado de los trece días de lucha no se puede calificar más que de catastrófico para la República y su futuro. De hecho, fue el mayor desastre militar que había conocido hasta entonces; cerca de 50.000 hombres fueron hechos prisioneros, junto a una importante cantidad de armas y pertrechos

 El objetivo de este blog es desempañar el retrovisor y permitirnos mirar con mayor objetividad a un época terrible. Está en vuestras manos aportar más datos o proponer otras ideas. Los datos sobre Las Merindades son muy pequeños, así que agradecemos vuestras aportaciones, directamente o por el correo electrónico: merinmemo@gmail.com

Aunque va despacio,  continuamos recogiendo datos de las personas que no tuvieron sitio en la cruz de los pueblos. Puedes consultar los nombres en las categorías, clicando sobre “listado alfabético por pueblos”.

Anuncios

Acerca de Las Merindades en la memoria.

Una invitación a participar en una INVESTIGACION ABIERTA Y PARTICIPATIVA. Y simultaneamente un espacio de homenaje a las victimas. Haz algo. Contactanos merinmemo@gmail.com
Esta entrada fue publicada en D) Guerra incivil. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a EL FINAL DEL FRENTE NORTE. CONCLUSIONES DE LA ÉPOCA

  1. Pingback: INDICE: LOS QUE NO TUVIERON SITIO EN LA CRUZ | lasmerindadesenlamemoria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s