LA LINEA DE FRENTE EN LA ZONA OESTE DE LAS MERINDADES

GUERRA INCIVIL – 7 (EL FRENTE NORTE)

A principio de septiembre se empieza a utilizar la terminología de Frente Norte para denominar a lo que ocurre en este espacio. Con la aparición de la estabilidad del frente en Septiembre, ya se vio con claridad que la línea era extraordinariamente grande. La zona Norte estaba a 200 kilómetros del resto del territorio controlado por el Frente Popular y se extendía a lo largo de un frente de 300 kilómetros teniendo tras de sí a 1.500.000 de habitantes, con una profundidad de tan sólo 30 ó 40 kilómetros.  La topografía montañosa ayudó a conformarse con levantar fortificaciones solamente en las zonas más vulnerables (vías e comunicación, desfiladeros y puertos de montaña)Vamos a tomar en consideración tres espacios en Las Merindades: El frente Oeste en el Escudo y Arija,  El frente Centro en los montes de Somo y el Portillo de la Sia, y el frente Este desde Los Tornos a Mena.

LA LINEA DE FRENTE EN LA ZONA OESTE

Esta es la zona más estudiada, Miguel Ángel Fraile López tiene un artículo en Cuadernos de Campoo titulado “Arqueología de la Guerra civil: Frente Norte” del que hemos tomado prestado los datos que os exponemos a continuación. http://www.vacarizu.es/Cuadernos/Cuader … _norte.htm

En Las Merindades una de las batallas más  cruentas se libró en el páramo de Bricia, en los pueblos de Barrio, Cilleruelo y Espinosa, que eran las entradas naturales al Alfoz,  y daba paso a los montes de Carrales y de ahí a Santander. Pese a su poca importancia estratégica (Barrio y Cilleruelo eran pueblos situados en altos y fáciles de defender), Espinosa, que está situada por debajo de la cima de las depresiones de entrada y que era difícil de defender, fue fuertemente defendida por el Ejército Republicano como cabeza de línea para evitar la entrada de las tropas rebeldes, incluso perdiendo la aldea que domina todo el páramo, Cilleruelo de Bricia. Los pueblos de Espinosa y Cilleruelo resultaron destruidos en  los duros combates.

El páramo de Carrales fue escenario de terribles combates. De aquella ferocidad dan testimonio los muros horadados a balazos del campanario de la iglesia de Barrio de Bricia o la destrucción de pueblos enteros, como Torres de Arriba, arrasado por las bombas. En Carrales, cuyo puerto estaba fuertemente batido de posiciones; desde él, se hizo línea hacia el sur por el borde de toda la meseta hasta asomarse al Ebro sobre Villaescusa, con el objeto de flanquear la avanzada de Valderredible. Así encontramos una larga trinchera excavada en roca al este de Renedo, y sobre todo en el alto del Castro enfrentado a la gran fortaleza de los nacionales de Marul, en Bricia. Los republicanos dominaban Cilleruelo, en su colina se atrincheraron, y tenían avanzada una línea al sureste sobre el alto de Hoyos, desde el bajaba una cobertura de tres barracones-búnquer hechos a piedra y cemento, que recuerdan a los blocaos. Los rebeldes se apoderaron de todo Bricia, menos  el castro Renedo.

En otros lugares, como en Virtus, se conservan los refugios antiaéreos a escasos metros de las casas. Son cuevas excavadas en un talud arenisco que ya en tiempos de paz aprovechaban las mujeres para sentarse a tejer y hacer tertulia. Los vecinos de Virtus fueron finalmente evacuados, lo mismo que los de Castrillo de Bezana, que antes habían pasado varios días con sus noches ocultos en la cueva de la Cencerrada

EL SECTOR DE SONCILLO: Comienza en el collado de Matanela, Otero Mayor no existiendo posiciones anteriores por todo el cordal hasta el puerto de Las Estacas. Viene por La Cruz sobre la raya Burgos-Santander, Castrejón y el puerto del Escudo. Entre La Magdalena y el Escudo, un gran trabajo de kilómetro y medio coronando la loma, y a nivel inferior por delante, una primera línea que sobresale en cuña, batiendo espléndidamente la llanura de Corconte.Bajaba la trinchera del otro flanco abrazando la cota 1035, y conserva los altos que se asoman a Valdeporres, en cumbres como Las Canteras, Somaido y La Paradia, adelantándose hasta La Mina y acaparando el macizo hasta atalayarse sobre el angosto de Las Torrientes, por donde tiene acceso el ferrocarril de La Robla. Proseguía encaramándose a la peña estirada de Monte Mojo, que ya se enfrenta al imbatible cerro de La Maza, posición muy fuerte por su elevación y sus cantiles inaccesibles, en poder de los sublevados. Ante ésta, las líneas de Quintanaentello presentan un nuevo despliegue de trincheras largas al norte del pueblo, pero ninguna como la que encinta a media ladera del macizo oeste, de casi dos kilómetros sinuosos e ininterrumpidos hasta Virtus.

Posición adelantada sobre la suave cota 858, junto a la carretera Cilleruelo-Soncillo, y después va por la cota 941 del macizo de Raspaneras y lo bordea en parte con posiciones intermitentes. El desaparecido Torres de Arriba y la cota 976 eran de los nacionales, hasta la doble fortificación de Cielma. Tanto esta última como La Maza, defendían a Soncillo por los flancos impidiendo su envolvimiento, defendiéndose de los republicanos de Tureña. Es el final del sector, retrocediendo levemente por las crestas de Carrales. Soncillo tiene trincheras sobre la misma colina en que se asienta, y sobre el molino de La Gándara.

El complejo defensivo más sobresaliente es el del puerto del Escudo, comprendido como conjunto, seguido de Quintanaentello y Pozazal; además los de Mataporquera-Canduela y Renedo de Bricia, Alto de Marul, monte Bernorio y Las Cuatro Llanas. Existen por contra trincheras muy pequeñas en diversos sectores con vistas a una defensa individual y complementaria. El estado de conservación es generalmente bueno, aunque muy a menudo se hallan ocultas por la vegetación espinosa o arbolada. Las excavadas en roca son eternas, aunque en algunos puntos han sido rellenadas para permitir el paso del ganado, cuando no es éste el que con sus pisadas las deshace. Hay casos de agricultura, canteras y repoblaciones forestales que las han afectado, pero las más castigadas son las del sector alpino, muy erosionadas por la nieve. Se observan huellas de bombardeo y metralla, donde la maleza no las oculta, y los barracones-búnker han perdido el techo y parte de las mirillas se desmochan como tristes almenas.La táctica defensiva de aquellas obras se intuye muy bien estudiada de antemano, preventiva contra la artillería y los asaltos. Siempre excavadas en alto, y con indudables patrones en común, cada complejo se adapta no obstante a la particularidad del terreno y a su entorno, a veces trazándose a quiebros y otras completamente rectas, siguiendo variedad de opciones. Perpendiculares a las directrices frontales, se desprenden a veces trincheras de retirada-acceso a salvo de las bombas y las balas, y otras por contra, de breves avances; éstas con el fin de mejorar el tiro allí donde la ladera del monte se hace panzuda, y deja zonas ciegas en la base donde podría agazaparse el enemigo al acecho. Casetas semisótanos, largos barracones, ensanches para enclavar artillería y ametralladoras, hormigón armado y piedra suelta, refugios antiaéreos subterráneos…; y en ocasiones, en el tiempo de calma grabados en la roca o cemento, destinados a nosotros, un nombre, una cifra, una fecha. Miguel Ángel Fraile López ha  catalogado un total de 223 posiciones de ambos bandos.

  • Sobre esta zona Los compañeros de Crónicas a pie de fosa han elaborado un video: PARAPETOS DEFENSIVOS DE LA GUERRA CIVIL en MANZANEDO. Se trata de una Investigación de campo por Arreba en el Valle  de los distintos parapetos y fortines de la zona, pertenecientes al bando nacional, rebelde. Son cuatro parapetos localizados de la Guerra Civil pertenecientes al los nacionales, dos en crestón y uno de ellos fortín, los otros dos son de control de camino. El  PARAPETO 1 DE ARREBA es una posición nacional para tiradores y otero de vigilancia. En este caso el numerado como 1, emplazado en crestón de baja altura y con amplia visión, cercano al parapeto 2. El PARAPETO 2 DE ARREBA.
    Este es uno de ellos, consistente en un parapeto de piedra de mampostería en seco y de unos 2 metros de largo y 1.5 m de profundidad, para posición de tirador de fusilería. Esta medio oculto por la vegetación. PARAPETO-FORTIN DE «LAS ÁGUILAS».
    Arreba. Parapeto 4, fortificación de altura bando nacional.  Hay una inscripción, el texto puede ser:AGUILAS AZULES  / MUESTRA DEL /PODERÍO DE ESTE BA-/TALLON 4 MAYO
    II° AÑO DE LA /VICTORIA 1937/5°\ 6° DE BAILEN
  • Miguel Ángel Fraile López ha publicado un libro “La Guerra Civil. Geografía y Arqueología del Frente Norte”, donde se describe las posiciones de ambos bandos en el frente de Cantabria-Palencia-Burgos.
  • En el blog Tierras de Burgos realizan un recorrido de sieta artículos sobre el frente en esta zona, acompañados de una buena fotografía, con el título Paisaje de una guerra.

PAISAJE DE UNA GUERRA (Del Blog Tierras de Burgos)


 



El objetivo de este blog es desempañar el retrovisor y permitirnos mirar con mayor objetividad a un época terrible. Está en vuestras manos aportar más datos o proponer otras ideas. (Os recordamos el guión que os propusimos, que puede ser una actividad a la que dedicar un rato este verano). correo electrónico: merinmemo@gmail.com


Anuncios

Acerca de Las Merindades en la memoria.

Una invitación a participar en una INVESTIGACION ABIERTA Y PARTICIPATIVA. Y simultaneamente un espacio de homenaje a las victimas. Haz algo. Contactanos merinmemo@gmail.com
Esta entrada fue publicada en D) Guerra incivil. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a LA LINEA DE FRENTE EN LA ZONA OESTE DE LAS MERINDADES

  1. Pingback: INDICE: LOS QUE NO TUVIERON SITIO EN LA CRUZ | lasmerindadesenlamemoria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s