LOS PRIMEROS PASOS DE LA REBELION EN BURGOS

 

GUERRA INCIVIL – 2 (REBELION)

 El Gobierno trató de neutralizar la conspiración nombrando mandos militares de confianza, así el 13 de junio Batet fue destinado a Burgos a la VI división. En las circunstancias conspirativas del momento poco se pudo hacer, había caído en una guarnición impaciente por sublevarse y una Falange con mucha prisa. 

Batet se entrevistó varias veces con Mola las semanas anteriores al golpe.  La última fue el 16 de julio, Batet tuvo una tensa entrevista con Mola en el monasterio de Irache (Navarra), y le preguntó si estaba complicado en los planes para un pronunciamiento. Mola le dio a entender que no estaba conspirando diciendo que no estaba en ninguna “aventura”. En ese mismo monasterio  había negociado meses atrás  la incorporación del carlismo al levantamiento. Batet venía alertando al Gobierno sobre la inminencia del golpe. Sólo confiaba en el gobernador civil, Julián Fagoaga Reus, y en el jefe de la  Guardia Civil, teniente coronel Eduardo Dasca.

A las diez de la noche del 17 de julio, siguiendo instrucciones del Gobierno, se arrestó al golpista González de Lara y varios oficiales, que fueron trasladados al cuartel de la Guardia Civil. Entonces la junta militar clandestina decidió liberarlos, para lo cual una compañía de infantería de San Marcial se presentó en el cuartel de la Guardia Civil. Sin embargo, González de Lara se negó a ser liberado. Enterado Batet, destituyó del mando al coronel Gistau, pero éste se negó a obedecerle. En ese momento todos los jefes militares se pusieron en rebeldía y acuartelaron las fuerzas. El sábado 18 por la mañana Batet convocó a una reunión en su despacho a los jefes, y no acudió ninguno.

Esa misma noche se repartieron 800 fusiles al falangista Martí Cobos para darlos entre sus camaradas que se hallaban en las comarcas. Los falangistas se hallaban volcados en la preparación del golpe. La falange era un grupo minoritario, extremista de jóvenes de clase media, pero a partir de febrero del 1936 su aumento de la afiliación es vertiginoso y radica en la incorporación de sectores conservadores del medio rural empobrecidos, muy radicalizados  a causa de la propaganda de la iglesia y sus organizaciones (Circulo Católico de Obreros), de los partidos agrarios y de su propia situación económica.

Mientras tanto, militantes de izquierdas vigilaban los movimientos de los cuarteles e informaban al gobernador civil y al general Batet. Grupos de obreros de la Casa del Pueblo reclamaron al gobernador Fagoaga que les facilitara armas, pero ni el comisario de policía ni la Guardia Civil cumplieron la orden que éste les dio. La debilidad de la izquierda y la imposibilidad de enfrentarse a un ejercito sin armas impidió la mínima resistencia.

El día 18, la comisión gestora de la Diputación manifestó su adhesión al gobierno y a la República. El alcalde Luis García Lozano, del Partido Republicano Conservador, se mostró ambiguo, ya que su partido era republicano, aunque opuesto al Frente Popular. Sobre las cinco de la tarde llegó al cuartel de San Marcial el general Julio Mena Zueco, nombrado por el gobierno para hacerse cargo de la brigada en sustitución de González de Lara. Fue detenido por el coronel Gistau. Tras varias reuniones en las que el general Batet instó a los sublevados a mantenerse dentro del orden legal,  también fue detenido por sus subordinados. La mayoría de los altos oficiales de Burgos formaban parte de la conspiración, y no fueron leales ni con la legalidad, ni con sus mandos..

 

El objetivo de este blog es desempañar el retrovisor y permitirnos mirar con mayor objetividad a un época terrible y oscura, que a pesar de los miedos, debiera ser aclarada en profundidad.

Pero con la colaboración de todos vosotros y vosotras, está en vuestras manos aportar más datos o proponer otras ideas. (Os recordamos el guión que os propusimos, que puede ser una actividad a la que dedicar un rato este verano). correo electrónico: merinmemo@gmail.com

Anuncios

Acerca de Las Merindades en la memoria.

Una invitación a participar en una INVESTIGACION ABIERTA Y PARTICIPATIVA. Y simultaneamente un espacio de homenaje a las victimas. Haz algo. Contactanos merinmemo@gmail.com
Esta entrada fue publicada en D) Guerra incivil. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a LOS PRIMEROS PASOS DE LA REBELION EN BURGOS

  1. Pingback: INDICE: LOS QUE NO TUVIERON SITIO EN LA CRUZ | lasmerindadesenlamemoria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s